Los ingleses nos quisieron robar las cerezas

El villamelano don Andrés Jerez, en su condición de canónigo más antiguo, convocó a sus compañeros del cabildo mirobrigense para reunirse en San Martín de Trevejo que estaba protegido por las tropas inglesas del Regimiento 11 de Dragones Ligeros...
San Martín de Trevejo
San Martín de Trevejo

Si un serragateño tiene ocasión de ver en Londres un desfile del Regimiento de Húsares del Rey acaso se sorprenda al ver que el escuadrón C de dicho regimiento lleva pantalones de un color tan poco militar como es el color cereza y que los miembros de él se autodenominan orgullosamente cherry pickers, es decir algo así como los recogedores de cereza .

Se sorprendería aún más si supiera que la historia de dicho escuadrón y dicho nombre estás relacionados con nuestra comarca. Veamos.

Al comenzar el año 1811 Ciudad Rodrigo y su tierra (a la cual pertenecía Sierra de Gata) estaban ocupadas por los tropas napoleónicas del mariscal Massena quien se había internado en Portugal con la intención de conquistar Lisboa. En la primavera de ese año el general Wellington obligó al francés a retroceder hasta Ciudad Rodrigo y a dejar libre el territorio situado al Oeste y Sur de la ciudad.

Wellington se estableció en Fuenteguinaldo y desde allí se dedicó a reorganizar la comarca y preparar la contraofensiva. (Añadido que ni tiene nada que ver con esta historia: estando en esta localidad recibió unas velas y cirios que le enviaron desde Gata, villa donde había pernoctado con anterioridad. Admirado de su blancura y calidad encargó al cerero de esta villa, Diego Manzano, una buena cantidad de blandones que pagó espléndidamente y que envió como obsequio a la Corte inglesa) .

Aprovechando esa relativa liberación de la Sierra de Gata, el villamelano don Andrés Jerez, en su condición de canónigo más antiguo, convocó a sus compañeros del cabildo mirobrigense para reunirse en San Martín de Trevejo que estaba protegido por las tropas inglesas del Regimiento 11 de Dragones Ligeros.

Tales Dragones debían aburrirse bastante porque por aquí no había franceses. Y una tarde se les ocurrió ir a robar cerezas. Los mañegos les sorprendieron y hubo más que palabras.

La verdad es que el Regimiento 11 tenía una bien acreditada historia de triunfos y acciones heroicas, pero sus rivales en vanidad para humillarlos comenzaron a llamarlos en tono irónico cherry pickers y los húsares, con ese peculiar sentido del humor que tienen los ingleses lo aceptaron hasta con orgullo. Y así lo narran, citando expresamente a San Martín de Trevejo las crónicas británicas de la que nosotros llamamos Guerra de la Independencia y ellos Guerra Peninsular.

No obstante, el color del uniforme no se debe a su nada gloriosa acción de ladrones de cerezas en nuestra tierra, sino a una simple casualidad. En 1840 el regimiento pasó a ser comandado por el príncipe Alberto, esposo de la reina Victoria, y como el color heráldico de éste era el cereza, el uniforme de los Dragones Ligeros pasó a ser de ese color. Es el único del Reino Unido que viste así.

Para los más curiosos. En 1969, el del Regimiento 11 de Dragones Ligeros se unió al 10 de Húsares Real y ambos, unidos formaron el Regimiento Real de Húsares cuyo escuadrón C es, como ya se dijo, el heredero de quienes se las tuvieron que ver con los mañegos y es el que se puede ver desfilar.