119. Evolución y consciencia

La vida no se circunscribe solamente a nivel físico,  en el ser humano se extiende a todos los planos existenciales, como son el plano energético o astral y el plano mental,

Consciencia
Consciencia

La esencia de la vida física está en el ADN, presente en el núcleo de las células. Pero la vida no solo se circunscribe solamente a nivel físico y en el ser humano se extiende a todos los planos existenciales, como son el plano energético o astral y el plano mental, ascendiendo la vibración por los registros emocionales ubicados en el corazón para alcanzar al ser interno o espíritu.

La vida es un acontecimiento que está presente en todo el universo, pero que solo se manifiesta en todo su esplendor cuando  se dan las condiciones adecuadas, como es el caso de la Tierra. Desde luego que esta manifestación no es algo que se produzca por casualidad, sin un motivo, sin un objetivo; la vida es el vehículo que el  Cosmos utiliza para que los seres humanos puedan evolucionar experimentando en su propio cuerpo la felicidad, el dolor, la armonía, el sufrimiento y el aprendizaje que conlleva el hecho de vivir.

Si pudiéramos observar, de un solo vistazo, la evolución del hombre podríamos ver todo un camino de superación de limitaciones y metas, que de alguna manera parecían estar previstas; “nada” es casual, ni lo agradable ni lo desagradable, ni lo fácil de superar ni lo difícil de alcanzar. Por eso si pudiéramos mirar hacia atrás desde el corazón, nos invadiría un profundo sentimiento de compasión por todos los seres humanos que todavía están tratando de identificar el papel que desempeñamos en nuestro día a día.

Las guerras, las batallas, las injusticias, los abusos de poder, el maltrato al planeta y a los seres que lo pueblan, sean vegetales o animales, no son sino manifestaciones de un nivel evolutivo como ser humano, que no se corresponde con los avances tecnológicos que vamos alcanzando.

Vistos desde la distancia, se puede comprobar cómo quienes mantienen el espíritu guerrero, que caracterizaba a los pueblos  de la antigüedad, son quienes más recursos han dedicado a perfeccionar sus armamentos sin ser conscientes de aquel viejo dicho que reza: “quien a hierro mata, a hierro muere”.

Por el contrario, quienes creen que el ser humano solo puede avanzar en su camino evolutivo aplicando en sus vidas la solidaridad,  el respeto a la vida en todas sus manifestaciones ya sea vegetal animal o humana, la compasión y la distribución equitativa de los recursos, son quienes liderarán el próximo futuro.

La muerte llama a la muerte y la vida a la vida, y aunque muerte y vida son las dos caras de una misma moneda, es la vida la que engloba ambos conceptos, de muerte y vida, porque la vida se manifiesta haya o no un cuerpo físico que la soporte, ya que la vida física es el último eslabón de la cadena, como dije al principio, que nace del corazón del Creador de todo cuanto existe y resuena en el corazón de todos los  seres vivientes.

Hasta otro día amigos.

Un abrazo.

Agustín.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481