120. Diálogos: La Libertad

Veo una luz que se acerca, notando, que esa paz, esa tranquilidad aumenta. De alguna manera siento que la Luz me invita a hacer una revisión mi vida, de mis sentimientos, de mis experiencias… Y, me pregunta o me pregunto: ¿Te has sentido libre en tu vida?

La libertad del ser humano
La libertad del ser humano

Todo se volvió oscuro. No había ni sonido, ni color, ni cosas, ni personas. Solo oscuridad y silencio. Una negrura serena y profunda se adueño de todo mí ser en un instante ganándome para su maravillosa quietud, para su serenidad plena y gozosa. Llegué a la conclusión de que había muerto.

No sabía lo que iba a suceder y mucho menos lo que tenía que hacer, pero incomprensiblemente me encontraba tranquilo y sereno. Y en medio de esa tranquilidad veo una luz que se acerca, notando, que esa paz, esa tranquilidad aumenta. De alguna manera siento que la Luz me invita a hacer una revisión mi vida, de mis sentimientos, de mis experiencias… Y, me pregunta o me pregunto:

-¿Te has sentido libre en tu vida?

No, no me he gozado de ese privilegio. Las circunstancias han gobernado mi vida. Yo solo he podido ir resolviendo pequeñas cuestiones.

-¿De verdad crees eso?

Claro que sí, mi vida ha estado marcada por las circunstancias, por los demás, por el deseo de complacerles, de no disgustarles, por necesidades económicas, y si me apuras hasta la familia en que nací me fue impuesta.

En primer lugar quiero decirte, me dice la luz, que esa familia de la que hablas y a la que fuiste a parar la elegimos entre tú y yo. Solo que ahora no lo recuerdas. Tú, elegiste el trabajo. Tú elegiste a tu mujer. Tú elegiste el tener hijos. Tú elegiste el lugar donde vivir. Tú elegiste… ¿Te das cuenta? Elegir es un acto que pone de manifiesto una de nuestras características principales, uno de nuestros valores intrínsecos: la libertad. Siempre gozaste de ella, siempre formó parte de ti, siempre has podido hacer uso de ella. En ningún momento se te negó, aunque en ocasiones te pareciera que estaba condicionada o influenciada por el entorno. Nunca se te impidió que eligieras entre distintas opciones, fuiste tú el que creíste que no existían o si existían no podrías alcanzarlas o que no tenías fuerzas suficientes o que algo o alguien te limitaba. En realidad estabas utilizando esa libertad continuamente, en cada momento del día. Solo que no reparabas en ella o lo hacías en muy contadas ocasiones. Por eso, “ahora ya sabes”, cada momento es importante, por el momento en sí, y por los momentos que vendrán después condicionados por lo que en este momento decidas. Merece la pena pensar en cada ocasión de escoger como si fuera la más importante, la única que tendremos que hacer, y así una tras otra, y de este modo es como sientes que llevas las riendas de tú vida y que eres completamente libre en ella.

Sí, ahora, desde aquí, alcanzo a comprender todo  eso. Pero no estoy seguro de que fuera posible esa comprensión cuando estaba “allá”.

-Ya, aquí perece que hay un horizonte muy amplio del que allí carecías, pero en realidad los limites de allí los ponías tú, ¿no crees?

Si… puede que sea verdad.

-- Hablando de verdades. El próximo día…  

Hasta otro día amigos.

Un abrazo.

Agustín.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481