127. Sembrar

Sembramos cada día que nos expresamos, cada día que damos, que recibimos, que somos agradecidos, y eso es algo que llevamos dentro y aunque no nos demos cuenta está siempre ahí con nosotros

Siembras amor a tu alrededor cada día cuando aportas sonrisas, cuando sabes decir un sí o un no a tiempo, cuando eres capaz de olvidarte de ti y mirar con los ojos del corazón cada circunstancia y cada dolor que puedas sentir para ver que hay más allá. Porque siempre habrá cosas que no te gustan, que te estresen hasta quitarte la serenidad, a no ser que cambies y valores lo realmente importante y dejes rencores, malas formas, y la impotencia de no saber.

Siembras dolor cuando no te das, porque te llenan las adversidades y no buscas opciones para salir de ellas. Cuando no eres capaz de darte cuenta de que si los demás te ven así, a los que realmente importas, no les mostraras lo que realmente eres, solo muestras tú coraza, tu no saber en qué dirección ir, tu no tener confianza. Porque la única forma de que te valoren es valorándote a ti mismo lo suficiente pero sin olvidarte que de ti dependen esas personas que quieres y que necesitan saber de tus sentimientos, de tus deseos, de tus aspiraciones.

Siembras sabiduría cuando compartes, cuando das la oportunidad de que te conozcan, cuando eliges, cuando te das la oportunidad de ser tú mismo y así poder ser feliz, aceptándote tal cual eres y dejando atrás lo superficial de la vida. Cuando eres esa persona que quiere aprender, que deja atrás los llantos absurdos y empieza realmente a caminar, aún con miedo pero sabiendo que la única salida es avanzar, no quedándose en el lamento y el autocompadecimiento. Sabiendo que cada día es una posibilidad de avanzar, de ser, de evolucionar, que cada día es algo bello porque estás tú y están todas esas personas que merecen la pena.

Siembras cosas bellas cuando sabes hacer las cosas dignamente, cuando hablas con respeto, cuando dices tu opinión sin ofender a nadie. Cuando aclaras situaciones sin ponerte al nivel del que las ha hecho. Cuando eres sencillo y humilde, cuando sabes lo que es importante y lo que nunca lo será, porque las cosas fáciles no siempre dan la felicidad, sino que al tener más de la cuenta te pueden llevar a estar más solo que nunca, lo que verdaderamente es real es lo que tú siembras, aportas a los demás con tu coraje y tu forma de ser y tu ser.

Siembras armonía cuando, cuando sabes que hay muchas dificultades, si, pero no te paras a llorar y echar las culpas a otros, sino que las coges, las elijes, le das la vuelta y le das soluciones. Cuando miras adelante y abres tú mente para poder cambiar lo que venga, lo que nunca estuvo bien, venga de donde venga. Cuando no juzgas.

 Y hoy se ha sembrado, porque lo hemos intentado, porque se siembra cada día que nos expresamos, cada día que damos, que recibimos, que somos agradecidos, y eso es algo que llevamos dentro y aunque no nos demos cuenta está siempre ahí con nosotros.

Siembra felicidad hoy y se feliz

Hasta otro día amigos.

Un abrazo.

Agustín.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481