130. Los miedos

Las manifestaciones físicas del miedo están claras y son muy visibles. El organismo se pone en un estado de alerta general y la atención se focaliza en lo que consideramos la amenaza. La sangre se acumula en los  músculos esqueléticos, en especial a los de las piernas para facilitar la huida

Los miedos
Los miedos

El miedo ¿Qué es, para qué sirve?

El miedo es una reacción del inconsciente que aparece como manifestación de una serie de sensaciones adquiridas, cuando la consciencia no estaba desarrollada. Es, por  tanto, el miedo tan variopinto en su manifestación, como variopintas son sus causas.

A la luz de la consciencia el 90% de las causas nos parecerían absurdas, sin embargo, en su momento tuvieron sentido lógico para el cerebro profundo que las archivó y creó mecanismos de defensa para su eventual aparición. A la luz de la consciencia solo sabemos que tenemos miedo, pero no sus causas.

Los miedos inconscientes son difíciles de identificar, normalmente no se sabe cuándo se han generado, ni si son nuestros o pertenecen al inconsciente colectivo de la especie.

Al estar ubicados en el inconsciente, que es donde está ubicado el impulso o ley de supervivencia, es lógico pensar que los miedos son una reacción de defensa ante la muerte o el daño físico que pueda ser causa de muerte.

Las manifestaciones físicas del miedo están claras y son muy visibles. El organismo se pone en un estado de alerta general y la atención se focaliza en lo que consideramos la amenaza. La sangre se acumula en los  músculos esqueléticos, en especial a los de las piernas para facilitar la huida.

Hay una producción repentina y abundante de adrenalina, la cual permite huir o defenderse. En algunas situaciones, sin embargo, la respuesta se traduce en una paralización total, impidiendo cualquier acción que pueda agravar la situación. Pero la mayoría de las veces solo somos conscientes del sentimiento de miedo que nos ha invadido, una vez que ha desaparecido el peligro: la tensión se relaja, empezamos a temblar, aparecen sudores fríos…

Se incrementa el metabolismo celular, el corazón bombea sangre a gran velocidad, para llevar hormonas a las células, aumenta la presión arterial, la glucosa en sangre… Toda una serie de reacciones con el objetivo de la supervivencia.

También se dan una serie de consecuencias negativas como la taquicardia, sudoración, temblores, descontrol de esfínteres…

Para poder erradicarlos habría que recurrir a las regresiones y ahí activar el inconsciente, independientemente de  la época en que se produjera el hecho. Si se activa el inconsciente surgen las teclas apretadas, que producen el miedo.

No obstante en al proceso evolutivo, nos encontramos con que hay muchos miedos que son reflejos de situaciones cotidianas solucionadas.

Así que cada uno tiene los miedos que no ha sabido superar en cuanto a especie, más los propios como individuo en evolución.

Hasta otro día amigos.

Un abrazo.

Agustín

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481