131. La dulzura

La dulzura es un ingrediente básico para que los seres humanos se unan mirando hacia un mismo lugar y pongan sus esfuerzos en la misma dirección

La dulzura
La dulzura

Si observáramos la trayectoria vital de los seres humanos, nos daríamos cuenta que  la mayoría de ellos, han dejado sin desarrollar capacidades, facetas de su personalidad o características que la hubieran hecho la vida más fácil y, por tanto, hubieran sido más felices, ¿por qué no las desarrollaron?

Generalmente no se desarrollan por miedo, miedo a dejar lo conocido, aunque no te haga feliz, miedo a la falta de recursos económicos, miedo a la soledad o al qué dirán…Es decir, que no han hecho un buen uso de las capacidades que les fueron dadas. Vemos así que las limitaciones de nuestra propia mente, anula las capacidades innatas que todos llevamos incorporadas.

Los seres humanos se relacionan entre sí de múltiples maneras y generalmente una de estas maneras es el intercambio (tu me das esto y yo te doy aquello)

Esa ley de compensación mutua, que es tanto como la mutua entrega de energía, se ve alterada cuando no se cumplen las expectativas  creadas y uno considera que no ha recibido la debida correspondencia a su entrega.

Eso hace que las relaciones estén viciadas por las expectativas y, por tanto, carezcan de un ingrediente básico, un ingrediente que cuando se utiliza allana caminos, acerca posturas y facilita la comunicación: la dulzura.

No hablo del trato meloso, no hablo de los halagos sino que hablo de la mirada, del gesto corporal y del tacto.

La dulzura es un ingrediente básico para que los seres humanos se unan mirando hacia un mismo lugar y pongan sus esfuerzos en la misma dirección.

Ser dulce es ser dúctil, es decir, poseer esa capacidad de alargarse hacia el otro sin importar la distancia, sea ésta física o mental.

Si eres dúctil no eres rígido, si no eres rígido no sufres y si  no sufres eres más objetivo, más independiente.

La dulzura y la ternura van de la mano y forman parte de la expresión del Amor.

Mirad con atención cuánta dulzura hay en vosotros y no la guardéis, porque cuanto más deis más recibiréis.

Hasta otro día amigos.

Un abrazo.

Agustín

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481