Enfermedad o aprendizaje

¿Podrían las enfermedades ser el reflejo de un estrés psíquico? ¿Y no solamente una reacción químico-biológica?

Enfermedad o aprendizaje
Enfermedad o aprendizaje

Muchos aseguran que sí. En algunos países europeos está bastante extendida una forma diferente de entender la enfermedad. De forma general se podría entender que la enfermedad es un símbolo. O como diría Carl G Jung: “la enfermedad es el esfuerzo que hace la naturaleza para curar al hombre.

¿Una enfermedad para curar? Si, los males físicos para curar los dolores del alma. Quizá resulte más familiar hablar de somatización, pero el símbolo de la enfermedad va un poco más lejos.

Los síntomas y los signos de la alteración son las palabras de un alfabeto de símbolos en las que se encierra su causa y su remedio. Algo así como un jeroglífico, tras el que se oculta la respuesta para la curación. Cada patología lleva al que la padece, un mensaje sobre su propia existencia como individuo y como parte de una familia.

Tal vez esto pueda resultar extraño para muchos, pero esta forma de entender las enfermedades, lleva a una terapéutica individualizada dentro de unas reglas más o menos generales. Por ejemplo los trastornos del tracto intestinal tienen mucho que ver con la aceptación de lo que viene del exterior, con unos matices que dependen absolutamente de la vivencia de cada persona.

Pongamos un ejemplo. Una mala jugada puede vivirse como algo imposible de tragar o como un asunto difícil de digerir. En el primer caso se manifestaría como una alteración en la garganta y en el segundo en forma de malestar digestivo, vómitos…

En lo que se refiere al hígado y a la bilis, la simbología la cólera y la rabia a la función hepática. Incluso la ciencia experimental está empezando a confirmar está empezando a confirmar esta forma de entender la enfermedad como símbolo. Recientemente se ha encontrado una relación entre la pérdida de masa ósea y la depresión, que suela afectar a tantas mujeres al llegar a la menopausia. Simbólicamente la pérdida de hueso está asociada a un sentimiento de desvalorización.

Es una forma diferente de entender la enfermedad, pero muchos hemos llegado a la conclusión de que “una enfermedad es siempre una reacción a algo distante que nos sucedió y que se ha vuelto invisible”. Y visto desde este punto de vista la enfermedad es una herramienta para aprender que es lo que nos daña y como sanarlo, emocionalmente.

Hasta otro día amigos.

Agustín

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481