Contra usura, verdad

Cuando un cliente escucha que responde con todos sus bienes del préstamo, y me pregunta si eso incluye su casa, la respuesta es sí. Y por esa razón, algunos (concretamente, avalistas) se han dado la vuelta y fin de la historia. Se debe firmar con seguridad

Contra la usura, verdad. Un consejo de Carlos Arriola
Contra la usura, verdad. Un consejo de Carlos Arriola

Recientemente se ha publicado la noticia de la detención de un presunto usurero en Madrid. El asunto saltó a los medios hace años, pues ya pasó tiempo desde que el programa de La Sexta "Equipo de investigación" alertara de la existencia de indagaciones en torno a un individuo que daba préstamos a personas de escasa solvencia, pero con vivienda en propiedad y libre de cargas.

La trampa tenía varios engaños para las víctimas. Pero de todos, nos vamos a centrar en lo que ocurría en el momento del otorgamiento, es decir, de la firma ante el notario del contrato de préstamo.

Cuando se lee una escritura, es frecuente que el cliente escuche de boca del notario expresiones que contiene la ley y que son enrevesadas ("sistema francés de amortización", "proindivisión", "comoriencia", etc.). En mi profesión, leo de manera lo más sencilla posible lo que dice la escritura, insistiendo en lo más comprometedor. 

Pues bien, además de preguntar al notario, hay que huir, COMO DE LA PESTE, de ocultarle lo que se ha pactado con la otra parte, especialmente si es un prestamista no bancario. En el caso de este presunto usurero, decía a las víctimas que aunque el notario dijera una cifra, que firmasen, que luego ellos hacían un papel y rompían el anterior, y así lo que él les entregaba era lo verdadero. Mentira. Lo que vale es lo firmado ante notario. Así, por ejemplo, las víctimas reconocían ante el notario recibir 100, cuando en realidad sólo se les entregaba 30, (desde 2012, la Ley exige que las operaciones en que interviene un profesional los movimientos superiores a 2.500 euros se hagan mediante cheque o transferencia, no vale "confesar que se ha recibido"). 

Alguno sí llegó a destapar el "pufo". En ese caso, la obligación del notario es insistir en que lo único que vale es lo que se firma ante él y, llegado el caso, avisar a la fiscalía, si sospecha que se está cometiendo un delito. 

Desde que soy notario, he tenido ocasiones de informar a clientes que, al conocer a qué se obligaban, se lo han pensado mejor. Unos, han llamado delante de mí a la sucursal, y aclaradas sus dudas, a continuación firmaron (los bancos y las cajas son siempre preferibles a particulares que presten, salvo que sea el propio padre o madre o hermano del deudor...). Otros, se marcharon para volver al cabo de unos días, para firmar. Pero en algunas ocasiones, simplemente no se firmó. Cuando un cliente escucha que responde con todos sus bienes del préstamo, y me pregunta si eso incluye su casa, la respuesta es sí. Y por esa razón, algunos (concretamente, avalistas) se han dado la vuelta y fin de la historia. Se debe firmar con seguridad.       

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481