Atakama Teatro trae a Coria la obra “Retablo jocoso de la maldita armadura”

Divertido enredo en el que se mezclan los planes dispares y disparatados de sus protagonistas para alcanzar una seguridad económica que cada uno busca por su propia vía sin que los demás tengan conocimiento de ello

El próximo día 4 de Noviembre, a las 20,30 horas, la compañía Atakama Teatro representará la obra: "Retablo jocoso de la maldita armadura". El precio de la entrada es de tres euros.

Sinopsis de la obra

Cuando don Rodrigo se sintió morir, sentó junto a él a doña Cristina, su mujer, en lo que sería su lecho de muerte, y se dispuso a abrirle el corazón y desgranarle sus secretos. Su confesión se redujo más o menos a que, en consecuencia de su mala vida, les dejaba a ella y a su hija Elvira en la más absoluta miseria, lo que se dice con un pie en la ruina y a solo unos días de que los bancos ejecutaran el desahucio. Pero guardaba un as en la manga, un tesoro con el que aun podrían salvarse. Hasta ahí todo bien, lo malo es que la muerte se lo llevó antes de que concluyera la confesión, sin darle tiempo a desvelar la ubicación exacta del dichoso tesoro.

Por eso doña Cristina ha contratado a la Pascuala, una medio bruja con mucha mano en eso de ponerse en contacto con el más allá, para que haga una sesión de espiritismo y le de a don Rodrigo otra oportunidad de redimirse, es decir, de revelar el secreto. Y con todo, como si no se fiara demasiado de lo que pudiera reportarle el más allá, doña Cristina tiene un plan B, más terrenal pero, por eso mismo, más asequible y fiable: casar a su joven hija Elvira con el viejo pero acaudalado conde don Ludovico.

Lo que no sabe doña Cristina es que su hija Elvira está enamorada del joven Tristán y, aunque parece un cursi sin recursos y algo bobo, no está dispuesto a dejarse robar la novia tan fácilmente.

Lo que tampoco sabe doña Cristina es que el viejo don Ludovico no es una presa fácil, ya que tiene su corazón empeñado en un antiguo amor al que no va a renunciar ni siquiera a cambio de las carnes jóvenes y vírgenes de Elvirita. Y lo que sobre todo ignora doña Cristina es que tanto Elvira, como Tristán, como don Ludovico tienen sus propios planes y sus propios modos de ejecutarlos.

Y lo que unos y otros ignoran es que para la ejecución de esos planes hay que pasar por las manos y el misterioso don de la Pascuala.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481