José Manuel Corredoira: "Mis personajes no son más estrafalarios que la vida real"

El autor de teatro José Manuel Corredoria presentó el pasado viernes su último trabajo en Madrid, tal como informamos en SierradeGatadigital. Nos cuenta en primera persona cómo fue la presentación de Iluminaciones al público y cómo es su proceso creativo y su obra

Hemos hablado con José Manuel Corredoira Viñuela tras la presentación de su obra Iluminaciones al público, editada por Antígona. El autor, gijonés de nacimiento y soyano de adopción, estuvo en Madrid, en la sede de la editorial Antígona, charlando con los asistentes.

-- Cuéntanos en primera persona cómo ha estado la presentación de tu última obra Iluminaciones al público.

-- Qué puedo decir. Ha sido, como dirían los cursis, un succès d’estime y de público. Todo el mundo se ha divertido mucho con las intervenciones, y luego con la lectura dramatizada de algunos trozos de Las horas verticales, tercera parte de la trilogía que presentábamos en Madrid.

-- ¿Quién te ha acompañado en esta presentación?

-- Oficiaron de maestros de ceremonias dos de los mejores dramaturgos de España (y de Europa): Domingo Miras y Luis Riaza. Les acompañó el Catedrático de Literatura Española de la UNED Francisco Gutiérrez Carbajo, que es uno de los mejores conocedores de mi teatro (si no el mejor).

-- Esta es tu decimocuarta obra en siete años. Parece como si la pluma volara sobre tu papel. ¿Cómo es tu proceso creativo? ¿Qué tiempo te lleva escribir un libro?

-- Depende de muchos factores. De la energía, de las ganas, de lo que tenga entre manos. Lo de menos es el tiempo que uno tarda en escribir. Lo que cuentan son los resultados, ¿no? Ahora bien, te diré que suelo gestar mis libros lentamente (soy un escritor vacuno, un rumiante de la literatura), y escribirlos a toda mecha.

-- ¿Cómo has evolucionado desde que comenzaste a escribir?

-- Pues no mucho, la verdad. De mi primera obra a la última, todas están escritas con profusión barroca, todas son comedias, todas son parodias, todas son antiburguesas, todas son cínicas, todas son humorísticas, todas son complejas, todas son despiadadas. Lo cual no quiere decir que todas sean iguales. Qué va. Cada obra es diferente a la anterior, y eso –como dijo Domingo Miras en la presentación-- es maravilloso. “No me explico de dónde saca este tío esas historias. Su imaginación no parece tener límites”--dijo.

-- En tus obras no es rara la aparición de personajes estrafalarios, como los describe Juan Goytisolo a propósito de Retablo de Ninfas. Tú mismo, si me lo permites, nos recuerdas a un personaje de relato con niebla de fondo, melancólico, solitario, ensimismado, peculiar. En el mundo barroco de tus obras ¿hay parte en su reflejo de la realidad?

-- Mis personajes no son más estrafalarios que la vida real. No hago más que reflejar, a mayor abundamiento, lo que me rodea. Lo que pasa es que todo es inventado. Me sirvo de la realidad para transcenderla artísticamente, si se quiere ver así. En cuanto a la imagen romántica que me atribuyes forma parte exclusivamente de tu imaginación, muy influida –a mi modo de ver-- por el mito de la cultura. Un mito poderosísimo, como lo fue hace un siglo el mito de la raza, o durante la Edad Media –y hasta el siglo XVIII aproximadamente-- el mito de la Gracia santificante, que en cierto modo ha venido a ser sustituido por el de la cultura (sobre todo a partir de Herder, de la Kulturkampf de Bismarck, etc.)

-- ¿Cuál es tu relación con Fernando Arrabal y Juan Goytisolo?

-- Mi relación con esos extraordinarios escritores es muy buena. Considero a Arrabal, junto a Domingo Miras, como mi maestro literario. Lo he tratado mucho, siempre ha sido muy generoso conmigo. A Juan Goytisolo lo conozco menos, aunque nos hemos carteado y hablado en diferentes ocasiones.

-- En 2006 resultaste finalista del premio Luis Barahona de Soto por tu obra de teatro El tesoro escondido. La crítica ha sido unánime en sus sentencias y ha corroborado la calidad de la obra pero ¿cómo ha llegado un “autor barroco y experimental” --en palabras de nuevo de Juan Goytisolo-- al público infantil?

-- Es que mi teatro infantil es muy barroco. Pero no por ello es incomprensible y gusta menos. Al contrario: se han realizado diferentes lecturas dramatizadas de esa pieza con gran éxito de público. Hay grandes obras de teatro infantil escritas por autores barrocos. Pienso ahora, por ejemplo, en la Farsa infantil de la cabeza del dragón, de Valle-Inclán, que es deliciosa.

-- Mucha gente compara los paisajes asturianos y extremeños ¿Cuál es tu opinión como asturiano de nacimiento y serragateño de adopción?

-- Creo que son muy diferentes. Extremadura tiene mucha variedad paisajística, y Asturias es más uniforme.

--¿En qué año llegaste a Hoyos? ¿Cuál fue tu primera sensación ante el paisaje serrano y el monte Jálama?

-- Llegamos mi mujer y yo a Extremadura en 2004. El primer año vivimos en San Martín de Trevejo, de donde guardamos recuerdos entrañables, y conservamos buenos amigos. Luego nos trasladamos a Hoyos. No soy yo nada fetichista de los paisajes.

--¿Qué influencia ejerce la sierra sobre ti, tu obra y tu proceso de creación?

-- Absolutamente ninguna (creo).

-- ¿Presentarás Iluminaciones al público en Hoyos? ¿Y en algún otro lugar de la sierra?

-- No lo creo. La verdad es que las presentaciones son un incordio (aunque en esta ocasión nos lo hemos pasado muy bien). No me considero especialmente capacitado ni justificado para hablar de mi obra más que cualquier otra persona.

-- ¿En qué estás trabajando ahora?

-- Pues acabo de terminar una obra titulada Diferencias sobre la muerte, y en cuanto pueda me pondré con otra llamada Mestre Gil Vicente: Las barcas, que está prácticamente abocetada. Se trata de un homenaje al mayor dramaturgo (satírico) europeo hasta el advenimiento de Lope de Vega. También preparo dos conferencias que tengo que pronunciar en octubre en Estrasburgo y en Lausana. La primera versa sobre una obra que he escrito a ocho manos con mis amigos y maestros Domingo Miras, Luis Riaza y Miguel Murillo. Se titula Las vírgenes locas, y será traducida muy pronto al francés, y representada en un teatro nacional. En Lausanne el tema de mi conferencia será: “Ficciones animales en el teatro español”.

-- ¿Por qué no escribes para SierradeGatadigital?

Agradezco mucho tu invitación, pero mi trabajo literario absorbe todo mi tiempo libre.