Un obispo acebano en la diócesis cauriense (V)

Tuvo la Iglesia Parroquial de Acebo un órgano dieciochesco que mandará construir, a su costa, monseñor Diego Martín Rodríguez, en el tiempo en que fue obispo de Coria. Fue ubicado, en el año de 1787, a la izquierda del Coro, en el costado del evangelio

Restos del oìrgano Acebo. Atril del Evangelio copia
Restos del oìrgano Acebo. Atril del Evangelio copia

De como el obispo Diego Martín mandó fabricar un órgano para la Iglesia Parroquial de Acebo. Cáceres. 

Pero no todo fueron prohibiciones como la del descendimiento, monseñor Diego Martín quiso que la iglesia parroquial de Acebo tuviera un nuevo órgano. 

Esta afición por construir baptisterios y arcos para el descanso de órganos le venía de largo al franciscano Diego Martín. Ya en la Catedral de Coria continúa los trabajos iniciados por el obispo García Álvaro, quien donó 33.000 reales para la fabricación de un órgano en el edificio catedralicio. Aunque la fabricación fue anterior, los pagos recayeron en el obispado del propio Fray Diego Martín Rodríguez, que tuvo, como ya he comentado, un pontificado ilustrado, aunque breve y enfermizo. Posteriormente, el emblemático obispo coriano, don Álvarez de Castro, se encargaría del remate de los pagos.

La iglesia de Acebo comenzó su construcción en 1538. Para evitar confusiones aclaramos que el Catastro de Ensenada, que data de 1753, ya habla de la existencia de un organista en la Iglesia Parroquial. Se trata, por lo tanto, de algunos años antes de la existencia del órgano que vamos a describir. Es posible que se refiera, como dice el profesor García Mogollón, a un órgano policromo de la mano del pintor Paulo Lázaro, datado en el año de 1630. También nos relata el Catastro de Ensenada de la existencia de un organista en el convento franciscano de Santiago, ubicado en el Huerto de los Frailes de esta citada localidad serragatina del Acebo.

En 1753, Acebo tiene maestro de primeras letras que es don José de Prado y Araujo, con un salario de 900 reales de vellón, que lo suplementa como organista de la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de los Ángeles por cuyo oficio tiene un salario de 500 reales de vellón, en un total de 1.400 reales de vellón. Esto es la Iglesia contaba con un organista y, por consiguiente, con un órgano antes de que el obispo Martín remozará el existente, de principios del siglo XVII (1630), con otro de finales del siglo XVIII (1787).

Aquí nos referimos al órgano dieciochesco que mandará construir el obispo de Coria (1785-1789), monseñor Diego Martín Rodríguez (Acebo 1729 – Coria 1789) y que estaba colocado a la izquierda del Coro, en el costado del evangelio.

A finales del siglo XVIII, Fray Diego Martín encargó al maestro organero ensamblador Roque de Larra y Churriguera un boceto para la construcción de un órgano y pidió lo presentara ante el previsor Alonso Cuervo Morejón. Visto este por el previsor, y siendo de conformidad por el obispo acebano, lo remitió  a José Sanz Ordoñez, organista mayor de la Catedral de Coria, para todo lo referente al contrato y el seguimiento de la obra.

Firmado el contrato en Salamanca el 25 de diciembre de 1786, ante el escribano Manuel de Silva Martínez, se hace cargo de todo el proceso de construcción del órgano Roque de Larra y Churriguera, tanto de la parte técnica como de la artística: caja, vientos, registros, teclas y demás. 

Contó con la ayuda del maestro ensamblador y tallista Tomás Monroy y del carpintero Francisco Rodríguez, que además actúan como fiadores. Se fija un precio de 2.000 ducados de vellón, a pagar en tres partes iguales. La última lo sería, con la obra  terminada, a finales del mes de septiembre de 1787, estando para entonces reconocido, asentado y en perfecto uso. 

Es decir, la construcción del órgano de la Iglesia Parroquial de Acebo comenzó al año siguiente de tomar posesión fray Diego Martín como obispo de Coria y culminó dos años antes de su fallecimiento. Es posible que asistiera a su inauguración la mismísima duquesa de Alba (marquesa de Coria), doña María del Pilar Teresa Cayetana de Silva Álvarez de Toledo, o al menos su gobernador representante de la Casa de Alba en las Tierras de Coria, a las que pertenecía Acebo.

La caja es de madera de pino bien seca, con capacidad  para colocar en ella el órgano. El aire es impulsado mediante tres fuelles de dos varas y tercia de largo y vara de ancho,  siendo todo lo de fuera de buena madera. De mano derecha y de mano izquierda, también de madera de pino, muy seca, y con 45 canales y sus ventillas, todo embanderado. Los registros que abren y cierran la entrada de aire de madera de haya muy seca. La tabla de reducción con molinetes y todas las conducciones de aire para el flautado y demás registros de lengüetería mediante tablones de madera de pino, atendiendo a su calidad, con sus gruesos correspondientes, bien embanderados en todos sus canales (1).

El teclado posee 45 teclas, de ellas 27 son blancas y 18 negras

De acuerdo con la documentación, que aportan María del Camino Paredes Giraldo y Gregorio Díaz Ereño (1), las características del órgano eran las siguientes: 

«Primeramente flautado de ambas manos con todos los registros. Ytem octabo . Ytem Dozena. Ytem Quinzena. Ytem Dezimonovena. Ytem Compuesto de lleno de tres caños por punto. Ytem Zimbala y sobrezimbala de tres caños por punto. Ytem Corneta Real de a veinte carios por punto. Ytem corneta de Ecos de a seis con sus movimientos al pie para el eco y contraeco. Ytem Flauta Travesera de mano derecha de madera de dos carios por punto. 

Registros de lengueteria 

Primeramente Trompeta Real de ambas manos de buen metal dentro del orga- no. Ytem Clarin de ambas manos de buen metal colocado en la fachada. Ytem Dul- zaina de mano izquierda y violeta mano derecha colocados en la fachada. Ytem Trompeta Magna de mano derecha colocada en la fachada. Ytem de a trece «con- tras» de madera con sus tirantes al pie... (Bejas) blancos arreglados al flautado.» 

Roque de Larra y Churriguera, estudió en la universidad de Salamanca. Hijo de Manuel de Larra y Churriguera y Antonia Escobar. Sus hermanos son Joaquín,  maestro de obras y Mateo y Manuel, maestros escultores. Roque de Larra realizó los siguientes trabajo: órgano de Villafranca del Bierzo. Iglesia Colegiata León (1772). Órgano de Fermoselle. Iglesia Parroquial Zamora (1777). Órgano en Salamanca. Agustinas de Monterrey (1778). Órgano en Salamanca. Iglesia Parroquial de Santa María de los Caballeros-Fuentelapeña (1789).

Efectivamente el apellido Churriguera nos ha llamado la atención por cuanto corresponde a José Benito de Churriguera, impulsor del estilo que luego sería conocido como churrigueresco, esto es una versión barroca cargada de ornamentación y que supuso la culminación de este estilo artístico español que tiene su expresión en la Iglesia Parroquial Nuestra Señora de los Ángeles de Acebo en varios retablos menores.

Roque de Larra, en algunos documentos aparece como Lara, es hijo de Manuel de Larra Churriguera, (o de Lara Churriguera), arquitecto y escultor salmantino del siglo XVIII, y este es hijo de Mariana de Churriguera y del escultor salmantino José de Larra y hermana de José Churriguera.

Mariana Churriguera es hermana de José Benito Churriguera y abuela del organero Roque Larra Churriguera, por lo que Roque de Larra es sobrino nieto de José Churriguera (1665-1725).

El órgano rococó fue totalmente desmontado, siendo párroco titular de la parroquia acebana don Ignacio Domínguez. Aprovecharon su caja para construir un atril de evangelio y unas bancadas para el presbítero, que todavía conservan el capelo para el escudo del obispo Diego Martín Rodríguez, que coronaba el citado órgano.

NOTAS

1.- Para más información ver: Paredes Giraldo, María del Camino y Díaz Ereño, Gregorio. Aportaciones documentales al conocimiento de los órganos y los maestros organeros de la segunda mitad del siglo XVIII en Salamanca”. Facsímile. Salamanca. Localización Norba: revista de arte nº 8. 1988. Páginas 175-196. Texto completo (pdf): Fundación Dialnet. Universidad de la Rioja.

Fotos.- Restos de madera de la caja del antiguo órgano que, a finales del siglo XVIII, mandara fabricar el obispo fray Diego Martín, situados en el altar mayor de la Parroquia Nuestra Señora de los Ángeles de Acebo. Cáceres.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481