La agrupación local de Hoyos logra la mejora del convenio colectivo para los trabajadores forestales de toda la región

David contra Goliat. La unión del pueblo soyano y su denuncia pública de las nefastas condiciones laborales de los trabajadores forestales hacen reaccionar a los grandes sindicatos y a la patronal del sector que acuerdan una mejora de las condiciones laborales de aplicación en toda la región 

Victorias como la de Aspace en Moraleja --el centro no fue trasladado de la localidad--, el Servicio de Oncología en el Hospital Ciudad de Coria --reabierto-- o la mejora de las condiciones laborales de los trabajadores forestales hacen que este diario encuentra cada día una buena razón de peso para seguir adelante. 

El pasado día 18 de septiembre, www.sierradegatadigital.es publicaba en exclusiva para sus lectores las protestas organizadas por la Agrupación Local de Hoyos contra las condiciones laborales ofrecidas por la empresa familiar montijana Aplifoex a seis trabajadores de la localidad.  La Agrupación Local de Hoyos y los seis trabajadores realizaron concentraciones en la calle, apoyadas por el ayuntamiento soyano, y se negaron a continuar en el tajo si Aplifoex no mejoraba las condiciones de contratación para los oficiales motosierristas. Estos tenían un sueldo de 65 euros al día pero estaban obligados a aportar la motosierra y a correr con los gastos de mantenimiento y de reparación en caso de avería. Los trabajadores no cobrarían mientras no arreglasen la herramienta averiada. Ante unas condiciones propias de las plantaciones de algodón, los trabajadores se negaron a continuar trabajando y comenzaron las protestas en la plaza del ayuntamiento. 

Tras la intervención de la Junta y la reunión mantenida entre la Agrupación Local de Hoyos, el ayuntamiento de la localidad, los trabajadores y Aplifoex se alcanzó el siguiente acuerdo: Los auxiliares mantendrían su salario de 45 euros al día y los oficiales motosierristas comenzarían a cobrar 50 euros por jornada trabajada pero Aplifoex aportaría las motosierras. Igualmente, la empresa montijana se comprometía a contratar a mujeres para trabajos auxiliares y a ampliar su plantilla para realizar trabajos en la Sierra contando con los trabajadores soyanos que, en un principio, rechazaron la oferta laboral por las pésimas condiciones ofrecidas. Igualmente Aplifoex se comprometió a organizar cursos de formación para los trabajadores. Hay que recalcar que las condiciones ofrecidas por Aplifoex siempre estuvieron dentro del convenio para trabajadores forestales. 

En aquellos días de lucha, a los grandes sindicatos --Comisiones Obreras y UGT-- “ni se les oía ni se les esperaba”, declararon miembros de la Agrupación a este diario. Sin embargo, el pasado viernes, ambos sindicatos junto a la patronal CREEX y la Asociación de Empresas Forestales anunciaban “un acuerdo inédito entre patronal y sindicatos garantiza condiciones laborales dignas en la rehabilitación de Sierra de Gata”. Y este "acuerdo histórico" tiene su base fundacional en las protestas llevadas a cabo por el pueblo soyano que reunió en sus plazas durante dos días a más de 60 vecinos. 

Se trata de un convenio de gran relevancia, no sólo por los beneficios que trae para estos trabajadores y trabajadoras, sino porque puede ser una pauta a extenderse para todo el territorio regional hasta convertirse en un convenio sectorial y demuestra que el mejor camino a seguir es la concertación entre sindicatos y empresas.

El acuerdo ha sido presentado públicamente por los secretarios generales de CCOO y de UGT en Extremadura, Julián Carretero y Francisco Capilla, respectivamente; el vicepresidente de la CREEX, Pedro Castro; y el presidente de AEEFOR, Francisco Castañares, en Mérida.

Carretero explicó que los dos elementos más destacables del acuerdo son "la mejora de las condiciones laborales por encima del convenio del campo, lo que puede suponer un incremento salarial sobre este cercano al 26 por ciento" y que "lleva los criterios de igualdad de género en la contratación al máximo nivel".

Inicialmente se verán afectadas las cerca de 500 personas que serán contratadas en Sierra de Gata, pero el objetivo final es que este acuerdo sea únicamente una "pauta a seguir" y acabe desembocando en un convenio regional del sector.

Todas las partes reconocen que la ausencia de concertación social en el sector forestal extremeño supone hasta el momento "una merma efectiva" de sus posibilidades de desarrollo para el futuro, porque impide a los trabajadores y a las empresas tener un marco regulatorio propio que dé respuesta a los problemas sociales, laborales y económicos específicos del sector.

En el acuerdo, la parte empresarial declara "su firme voluntad de combatir las malas prácticas en el ámbito forestal de la Comunidad Autónoma", y se compromete con los sindicatos "a perseguirlas, denunciando públicamente y ante la autoridad laboral y los tribunales de justicia, todas las que lleguen a su conocimiento".

La  plena igualdad entre mujeres y hombres es una prioridad de este pacto, prestando una atención preferente hacia aquellas mujeres que presentan especiales condiciones de vulnerabilidad y, dentro de este colectivo y de manera muy particular, hacia aquellas mujeres que sufren maltrato. Además, hay un compromiso de promover las condiciones de trabajo que mejor garanticen la conciliación de la vida personal, laboral y familiar en el sector forestal extremeño.

También hay medidas referidas a la salud, integridad y seguridad de todas y todos las trabajadoras y trabajadores que rehabiliten la Sierra de Gata. Y hay, asimismo, un propósito firme por el aprovechamiento sostenible de los montes extremeños desde el respeto por los recursos naturales renovables, el medio ambiente, la diversidad biológica, la conservación del paisaje y el bienestar de los animales, adoptando medidas eficaces que eviten la erosión del suelo.

El acuerdo regula un sinfín de aspectos concretos de las relaciones y condiciones laborales que deben respetar las empresas forestales en estas tareas de rehabilitación, desde cuestiones habituales como las tablas salariales y categorías profesionales hasta las herramientas y equipos profesionales a utilizar.

El texto ha sido firmado por el secretario general de la Federación Agroalimentaria de CCOO de Extremadura, Francisco Rodríguez Corbacho; por su homóloga en la UGT, María José Lareda; y por el presidente de AEEFOR, Francisco Castañares.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481