ASFOEX se ofrece a buscar una solución para el sistema de propiedad del castañar de Hoyos

Con apenas 200 hectáreas de extensión, el número de propietarios es muy elevado y, en muchos casos, desconocido. El departamento técnico de la asociación de propietarios de bosques analizará la documentación que enviará el ayuntamiento soyano 

El presidente de ASFOEX durante su charla en Hoyos
El presidente de ASFOEX durante su charla en Hoyos

Apenas quince personas asistieron este martes a la reunión organizada por Adisgata con Tomás Jiménez Martín, el presidente de ASFOEX (Asociación Forestal de Extremadura de Propietarios y Gestores). Tal como señalaron uno de los asistentes y el propio presidente, la baja asistencia “es síntoma de la falta de cultura sobre el bosque y el asociacionismo”. En Hoyos estuvieron presentes vecinos de Acebo, Villasbuenas de Gata, Valverde del Fresno y la localidad anfitriona. 

A pesar de la baja participación, la reunión fue muy interesante porque en ella se plantearon los problemas y retos a los que se enfrentan los propietarios de bosques. 

Entre los primeros, destaca el aumento de gastos y la disminución del valor de los productos del bosque. Entre las segundas, sólo la unión de superficies forestales de similares características y el asociacionismo de sus propietarios en organizaciones gremiales como ASFOEX logrará sacar al sector de una crisis que, de continuar por el mismo camino, acabará con el abandono de las superficies forestales. 

Extremadura, según declaró Jiménez Martín, ha sido la última región española --junto con Canarias-- en crear una asociación de propietarios y gestores de bosques. La falta de un interlocutor válido ante las administraciones ha provocado, en opinión del presidente de ASFOEX, que “la Junta de Extremadura haya tomado el camino del medio al aprobar las directrices europeas sin escuchar a los propietarios”. Esta filosofía ha traído consigo que la propiedad de los bosques privados se haya convertido en una auténtica carga para sus propietarios. “Cualquier directiva europea que ustedes quieran leer, incluye la obligatoriedad de hablar con los ciudadanos o propietarios afectados antes de su trasposición nacional y este punto siempre lo olvidan en la Junta de Extremadura”. “La política desarrollada desde la Junta desde sus inicios ha perjudicado enormemente a los propietarios de bosques y a descuidado la relación socio-forestal”. “El mantenimiento del medioambiente y la biodiversidad debe contemplar también al hombre y esto último siempre se ha olvidado, lo que provoca una desafección del ciudadano con los bosques”, remacha Jiménez Martín. “Las ayudas europeas siempre llegan por la vía medioambiental pero no ayudan a la mejora de la gestión forestal y menos aún si el propietario del bosque es únicamente un individuo y actúa fuera de cualquier asociación”. 

En Sierra de Gata los bosques privados suelen tener escasa superficie característica que aumenta su baja rentabilidad. Este es, por ejemplo, el caso del castañar de Hoyos que con 200 hectáreas tiene un número elevado e indeterminado de propietarios que, en muchos casos, han abandonado el cuidado de sus propiedades provocando los perjuicidos derivados de este abandono a sus vecinos de lindes. Al tratarse de superficies tan reducidas, cualquier inversión que se realiza en ellas nunca es recuperada. 

El castañar de Hoyos se encuentra en los parajes de Carámbanos, Los Eriales, El Bosque y Moncalvito. El mayor propietario es el ayuntamiento de Hoyos y apenas es titular de doce hectáreas. La Fundación Phi posee seis hectáreas en esta zona. 

Para lograr la rentabilidad económica y social de este castañar es necesaria la unión de los terrenos privados y la creación de una comunidad de bienes, u otra fórmula de propiedad legal de similares características. Pero esta no es tarea fácil porque primero hay que localizar a sus propietarios actuales, en muchos casos herederos emigrados hace años. Tomás Jiménez Martín ofreció ayudar a los soyanos a encontrar una solución. Así el departamento técnico de ASFOEX va a estudiar la documentación que remitirá el ayuntamiento de Hoyos para localizar parcelas y propietarios y comenzar a estudiar la creación de esa “comunidad de bienes” que haga factible la explotación sostenible y rentable del castañar soyano. 

Una vez localizados los propietarios, el ayuntamiento nombrará una gestora como primer paso para la creación de esta comunidad de bienes. Los vecinos interesados en sumar sus metros podrán apuntarse en el ayuntamiento y participar de esta comunidad. 

Tomás Jiménez Martín recalcó que a la hora de recibir ayudas “los propietarios que no se encuentran asociados pasan a ocupar los últimos puestos en el reparto del dinero y rara es la vez que llegan a percibirlos”. 

Martín Jiménez está empeñado en coger “un tren que perdimos hace quince años” y para ellos está realizando una serie de charlas por los territorios para lograr aumentar el número de asociados de ASFOEX y de esta forma transformar la organización gremial en un interlocutor válido ante las administraciones. Hasta el momento ha mantenido reuniones con propietarios o gestores de bosques del Ambroz, Trasierra-Tierras de Granadilla y Sierra de Gata. El 27 de octubre tiene prevista una nueva reunión, esta vez en Caminomorisco y está pendiente de las respuestas de los grupos de acción local de Diva y Soprodevaje. 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481