Busque asesoramiento antes de firmar con Liberbank el cambio de Preferentes

"El director me dijo que era como un plazo fijo, pero con más intereses, que eso lo tenía también su padre..." "Son unos ladrones, me quitan los ahorros de toda una vida", contaba entre sollozos una señora que salía de una oficina de Caja Extremadura, actualmente Liberbank, de las muchas que tiene en la Sierra de Gata

Liberbank
Liberbank

"El director me dijo que era como un plazo fijo, pero con más intereses, que eso lo tenía también su padre... Son unos ladrones, me quitan los ahorros de toda una vida"; contaba entre sollozos una señora que salía de una oficina de Caja Extremadura, actualmente Liberbank, de las muchas que tiene en la Sierra de Gata.

Esto que parece tan lejano, puede pasarle a cualquiera, sobre todo cuando se utiliza a directores de oficinas de pueblos que cuentan con la confianza de sus clientes, para ofrecer activos de alto riesgo, a un perfil de inversor que jamás se vería atraído por el mercado de valores. En este caso, se trata de Obligaciones Subordinadas, que son una especie de Preferentes de las que tanto hemos oído hablar en los medios de comunicación últimamente.

Están llamando a sus clientes para explicarles que las obligaciones subordinadas que contrataron pensando que podrían sacar el dinero cuando lo necesitasen, ya no lo pueden sacar, ni siquiera bajo penalización. Eso sí, les dan dos opciones, antes del día 26 de marzo: Convertir el 80 % del dinero en bonos convertibles de la entidad, con una rentabilidad del 7% (sujeta a la rentabilidad del banco) y el resto en acciones de Liberbank, que saldrán a bolsa el 16 de mayo; o bien convertir todo el dinero (100 %) en acciones directamente.

Te amenazan con que si no aceptas ninguna de estas opciones, el FROB te aplicará una quita de un 10 % tu dinero y el resto te lo invierten en acciones. Acciones que bajarán en cuanto pisen el mercado, puesto que todos estos ahorradores obligados a tener su dinero en acciones que jamás hubieran comprado voluntariamente, acudirán a venderlas de forma masiva, lo que provocará el desplome bursátil de los valores de Liberbank, eso es lo que ocurrió con el cercano antecedente de BANKIA. Hablando claro, el timo de la estampita, pero sin salir del despacho del director.

Todo ello, con el beneplácito de la CNMV, que se supone garante de los inversores. Resulta que a las entidades intervenidas, les obligan a tener un tanto por ciento de accionistas particulares y a deshacerse de sus activos tóxicos, repercutiendo directamente entre los clientes a los que colocaron este tipo de productos.

Esto es lo único que ha hecho la CNMV, desoyendo las recomendaciones de no aceptación del canje, de asociaciones que como ADICAE han puesto el grito en el cielo, al conocer las condiciones y el número de afectados entre los ahorradores extremeños, colocar esta nota informativa en el folleto explicativo: "Los tenedores de deuda subordinada a los que se dirige la oferta de recompra deben considerar que, según estimaciones de los informes de valoración solicitados por Liberbank, el valor de los instrumentos que se entregan a cambio, es superior al valor de mercado de los instrumentos que ahora poseen, aunque para la mitad de los casos resulta inferior a su valor nominal. en esos casos, la venta inmediata en el mercado de los valores recibidos implicaría una pérdida de valor superior a la que resultaría de la oferta de recompra voluntaria (...)"  "(...)Una vez que dichas acciones se admitan a negociación su precio de mercado podría situarse por debajo del valor estimado por el FROB. En este caso los inversores que vendiesen las acciones u obligaciones recibidas experimentarían una pérdida adicional a la indicada en los párrafos anteriores"

El futuro es desalentador, puesto que lo único que está claro es que cualquiera de las dos opciones que ofrece Liberbank supone la pérdida de gran parte de los ahorros de los afectados, puesto que con la firma del canje firmarán la renuncia a cualquier acción judicial al respecto, sin embargo, en ADICAE han presentado varias demandas colectivas similares, incluso de gente que había firmado el canje, basada en la no idoneidad del perfil del inversor, puesto que en su mayoría son personas jubiladas que jamás invertirían en renta variable. Ayer mismo se dio a conocer una Sentencia en la que se obliga a Bankia a devolver a una jubilada 33.000 euros, en un caso similar al que nos ocupa.

Debido al poco tiempo que les dan para decidirse e informarse debidamente, el mejor consejo es que acudan a asociaciones como ADICAE, a través de su página web y se informen sobre las acciones judiciales que van a emprender de forma conjunta, esta asociación ya está dando charlas informativas por toda la región. También pueden acudir a la oficina de consumo que recientemente ha reabierto en Hoyos la Mancomunidad de Sierra de Gata, para que les informen al respecto, pero recuerden, no firmen nada, hasta asegurarse de tomar la mejor decisión al respecto, agoten el plazo hasta el día 26 si es preciso.

Han acabado con la poca confianza que la gente tenía en los bancos y están cavando su propia tumba, puesto que el mensaje que envían al ahorrador es que saquen el dinero de las entidades bancarias y lo metan en el colchón o donde crean oportuno, lejos en todo caso de quienes no dudarán en echar mano de él, en caso de necesitarlo para cualquier reestructuración bancaria.