El secretario general de Agricultura destaca el aumento del 14,35% en los presupuestos

El secretario general de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía, Ernesto de Miguel Gordillo, ha destacado el aumento que experimentará en 2013 el presupuesto de este departamento. Algo que será posible, ha dicho, gracias a unas cuentas “valientes, austeras y realistas”

Presentación de los presupuestos de la Consejería de Agricultura
Presentación de los presupuestos de la Consejería de Agricultura

.Así lo ha afirmado durante su comparecencia ante la Comisión de Hacienda y Presupuestos del Parlamento extremeños. Ernesto de Miguel ha insistido en que este proyecto presupuestario da respuesta a las tres prioridades que se ha marcado la Consejería, que son el desarrollo de las infraestructuras rurales y los regadíos; el apoyo a las industrias agroalimentarias; y la dehesa como ecosistema singular.

Según ha explicado el secretario general de la Consejería de Agricultura, para alcanzar estos objetivos se ha acometido la modificación del Programa de Desarrollo Rural 2007-2013, “buscando optimizar la utilización de los fondos europeos de los que disponemos para ponerlos a disposición del mayor número posible de beneficiarios, logrando el mayor impacto sobre nuestro sector agroalimentario y forestal”.

En su opinión, el presupuesto es valiente porque plantea un crecimiento del 14,35% “en un contexto económico de enorme dificultad”. También es austero porque reduce los presupuestos de fondos propios y de transferencias del Estado, “rebajando al mínimo los gastos corrientes, los estudios técnicos, las subvenciones nominativas y todo aquello que no ha sido susceptible de ser respaldado con esas líneas de fondos europeos”.

En este sentido, y en lo relativo a las actuaciones financiadas con fondos propios de nuestra comunidad, se ha dado prioridad a dos programas por encima del resto, la lucha contra los incendios forestales y las campañas de saneamiento ganadero.

A todo lo anterior tenemos que sumarle que es realista, ha añadido, porque “no incluimos en nuestro Presupuesto ninguna partida que a día de hoy no esté comprometida en los Presupuestos Generales del Estado”.

El presupuesto en datos

Ernesto de Miguel ha detallado que el presupuesto de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Energía que se ha presentado en el Parlamento de Extremadura para 2013 asciende a la cantidad de 1.126.706.958 euros. Esta cifra supone un incremento del 14,35% respecto del actual ejercicio y permite la disposición adicional de 148 millones de euros respecto al anterior. Al mismo tiempo, los fondos de la Consejería ganan peso en las cuentas de la comunidad autónoma, y suponen el 23,5% de los fondos totales de la comunidad.

De esos fondos, el 86,4% tienen financiación europea, mientras que del resto, un 1,04% procede de transferencias del Estado y un 12,6% se atiende con fondos propios de la comunidad autónoma.

En el proyecto de presupuestos se contemplan 14 Programas de Gasto distintos, entre los que destacan el Programa de Regulación de las Producciones, que representa el 51% del total, y el de Infraestructura Agrarias, que absorbe el 18% del gasto.

Programas que crecen

A la hora de comparar las cuentas de 2013 con las de 2012, el secretario general de la Consejería ha resaltado que las ayudas agroambientales tendrán 40 millones de euros más, y habrá 15,3 millones adicionales para mejorar la red de caminos rurales. También aumentan las ayudas para respaldar la instalación de jóvenes agricultores, “una línea que este Gobierno ha reabierto y que en 2013 pasa de 10 a 15 millones de euros”.

La partida de incentivos agroindustriales también sube hasta llegar a los superar los 590 millones de euros, mientras que aumenta un 150% el presupuesto de los trabajos de prevención de incendios forestales.

A modo de resumen, Ernesto de Miguel ha recalcado que se trata de “incorporar al presupuesto partidas importantísimas para el presente y el futuro de nuestro campo y de aprovechar al máximo las oportunidades que nos brinda un Programa de Desarrollo Rural que hasta la fecha había sido apenas una herramienta auxiliar y que ahora pasará a tener un papel protagonista”.