FERNANDO PULIDO, PROFESOR DE LA UEX Y ASESOR DE LA JUNTA EN LOS TRABAJOS DE RECUPERACIÓN TRAS EL INCENDIO

“El nuevo modelo forestal no será posible sin la implicación de la sociedad serrana”

Fernando Pulido lo tiene claro. Tres son los elementos fundamentales que podrían hacer de Sierra de Gata un referente en la gestión forestal y del paisaje: Una limpieza cuidadosa de la zona afectada por el incendio, la sustitución del monocultivo por una reforestación en mosaico, salpicada de parcelas agrícolas y ganaderas, y la implicación imprescindible de la sociedad serrana en este cambio de modelo forestal porque “sin gente el monte arde”

Fernando Pulido controla los trabajos con gaviones en un regato acebano. www.sierradegatadigital
Fernando Pulido controla los trabajos con gaviones en un regato acebano. www.sierradegatadigital

El incendio producido el pasado mes de agosto en la Sierra de Gata ha sido la mayor catástrofe forestal de la región e implicó la participación de medios aéreos y terrestres nunca vistos hasta esos días. El gran incendio originado en el paraje acebano de la Osa el día 6 de agosto de 2015 arrasó 7.833 hectáreas y afectó a ocho localidades. 

Sierra de Gata es, desde ese 6 de agosto, un territorio de innovación forestal con el que se persigue evitar que incendios como el del verano de 2015 vuelvan a suceder diez años más tarde. La Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio y la Universidad de Extremadura han aunado esfuerzos en un novedoso Convenio Marco de colaboración en materia de prevención de incendios y gestión forestal con el objetivo de diseñar un nuevo modelo. Los primeros estudios y trabajos específicos se están llevando a cabo en la zona serrana afectada y, posteriormente, se trasladarán a otras áreas de Extremadura sensibles a sufrir incendios.

Según el cronograma inicial, a lo largo de 2015 se llevarán a cabo las labores urgentes de prevención de la erosión y en 2016 comenzarán los trabajos de reforestación. Fernando Pulido, profesor desde el año 2000 de Biología Vegetal y Conservación Forestal de la UEX, es el director de este experimento en la Sierra.  

Con quince años, Fernando Pulido fundó la asociación ecologista Monfragüe. Nacido y criado en las dehesas de Torrejón el Rubio, ha crecido con los fundadores del movimiento conservacionista extremeño, entre los que se encuentran Antonia Bermejo, José Antonio Marcos, Juan Serna y Jesús Garzón, “Suso”, como él llama al creador de los Parques Nacionales de Monfragüe y de Oyambre, responsable de la conservación de la trashumancia en nuestro país y Premio Nacional de Medio Ambiente en 2009. “Extremadura fue pionera en la creación de organizaciones en defensa del Medio Ambiente”, recuerda con orgullo este científico que a las tres de la tarde comienza a pensar que puede que se haya puesto la camiseta del revés. 

Trabajos de emergencia

El profesor viene al valle incendiado dos veces a la semana para comprobar que los trabajos efectuados por las empresas se están realizando conforme al manual de buenas prácticas. A diario, existen, además, dos técnicos que recorren las obras e informan al resto del equipo de la evolución de los trabajos en el campo.

En el lecho del regato acebano, que cruza la carretera que une el Puerto de Perales con las piscinas de Acebo, se ven diez gaviones y diques de contención que intentarán evitar el arrastre masivo de cenizas y grasas hasta el río y, en último término, hasta el Pantano Rivera de Gata. Los trabajos avanzan correctamente, con una ejecución pulcra apenas  salpicada de pequeños detalles “no se puede construir un talud para construir un gavión”, observa.

Las empresa nos consultan muchas dudas cada día, piden nuestra opinión para realizar los trabajos”. “Esto es completamente novedoso en las labores de recuperación tras un incendio”, declara. 

Que las empresas que trabajan en los montes serranos sean pequeñas tiene grandes ventajas para el modelo que defienden y están llevando a cabo la Universidad de Extremadura y la Junta. “Al ritmo de trabajo de las pequeñas empresas es difícil realizar grandes estropicios”, apunta. “Las labores, añade, deben realizarse Fernando Pulido en la zona acebana afectada entre plantas que reverdecen www.sierradegatadigitaldespacio, seleccionando aquellas zonas donde la vegetación reverdece y que no se pueden tocar”. De esta forma, “el suelo sufre menos y en el suelo están los futuros bosques serranos”, remarca. Y de eso también trata este proyecto piloto: la ejecución meticulosa y consciente de las labores de recuperación, el cuidado de la Sierra como si de un ser enfermo se tratara. 

La empresa Paymacotas, contratada por la Dirección General de Infraestructuras Hidráulicas, acaba de instalar grandes flotadores en las colas y el área de captación de la presa acebana del Prado de las Monjas para retener los restos flotantes.  El sistema es similar al utilizado en la crisis del Prestige. El alcalde de Villasbuenas de Gata, Luis Trabajos en la Presa del Prado de las Monjas en Acebo www.sierradegatadigitalMariano Martín Mesa, sugiere al profesor que proponga la utilización de estos grandes flotadores en la captación y en las entradas del embalse Rivera de Gata, del que beben muchos pueblos del valle del Alagón. Pulido toma nota, para eso está en la Sierra de Gata, para observar y anotar lo que ve y lo que le cuentan. 

El equipo universitario dirigido por Pulido también gestiona la web www.incendiogata-institucional.es donde van incorporando la información aportada por la Consejería de Medio Ambiente y Rural y los observadores que realizan las labores diarias de campo para la recogida de datos. Esta página también recoge las consultas y sugerencias de los ciudadanos.

Tan importantes como los enormes flotadores y los pesados gaviones son las cunetas utilizadas como trampas de sedimento. En estos meses se van a repasar 75 kilómetros lineales de pistas. “Si sus cunetas permanecen limpias podrán ser utilizadas como rebosaderos de cenizas, grasas y escorrentía y reducir en gran medida el material de arrastre”, remarca.

Los trabajos de reforestación. El nuevo modelo

El biólogo sonríe cuando oye hablar de la reforestación “en mosaico”, aquella que combina especies autóctonas y evita las densas masas forestales. “Hace diez años nadie hablaba de esta fórmula, nadie conocía el concepto y ahora se ha popularizado, y me alegro”. 

Pero para que una “reforestación en mosaico” y la transformación del paisaje que lleva aparejada sea efectiva es indisoluble la participación humana. “Es necesaria una explotación sostenible y real del monte porque sin gente el monte arde”, reflexiona el investigador.  “Si en la Sierra de Gata no existe gente que quiera trabajar el monte, el nuevo modelo forestal no funcionará y el pino volverá a invadir las laderas”. 

Sin el aprovechamiento sostenible del monte, no será posible “un nuevo paisaje para Sierra de Gata”, como el que se está fraguando. Por eso, cuando los trabajos urgentes hayan concluido, Pulido considera imprescindible realizar una encuesta domiciliaria para conocer las intenciones de la población respecto del monte “hasta qué punto hay personas que están dispuestas a vivir de la explotación forestal”. 

El nuevo PDR --Plan de Desarrollo Rural-- 2016/2020 ha cambiado su planteamiento y ahora incluirá un buen número de medidas relacionadas con el fomento de pequeñas iniciativas en el mundo rural y la prevención de incendios forestales. “Pero se necesita, un plan público de incentivos, gente con capacidad financiadora y serranos que estén dispuestos a liderar el cambio”. 

En su opinión, “la sociedad serrana es muy activa, pero está muy fragmentada”. “Muchas de las plataformas ciudadanas que se han creado tienen objetivos y presentan propuestas muy similares, pero en documentos distintos”. “Sería buena su unificación porque la división actual juega en contra de los intereses de Sierra de Gata”. “Habría que hacer un esfuerzo importante -añade- y poner por delante aquello que nos une antes que los detalles que nos separan”. “Somos muy estrictos en nuestras exigencias a los demás pero a veces no somos capaces de pedirnos un esfuerzo igual a nosotros mismos”

Cuando los trabajos de urgencia terminen con el año comenzarán entonces los Pulido inspecciona los diques de gaviones en el regato acebano www.sierradegatadigitaltrabajos de reforestación, la aplicación del modelo experimental que la Consejería ha consensuado con los agentes sociales para la Sierra de Gata, y será el momento de un cambio de paisaje.

Cuando hablamos de este nuevo modelo experimental, Fernando Pulido pone énfasis en el papel fundamental que juegan las cabañas de “cabras sociales” aquellas que mientras se alimentan garantizan la limpieza de los montes. “Es urgente que realicemos un listado con el número de cabreros que existen en la actualidad en la Sierra y un listado más para saber cuántos serranos estarían dispuestos a echarse al monte como cabreros sociales”. Cada uno de ellos tendría asignada una parcela estratégica de monte en distintas lomas y crestas de la Sierra de Gata para alimentar a su rebaño. Los animales limpiarían el monte y disminuiría drásticamente la posibilidad de grandes incendios forestales. Su labor “tendría una fuerte vertiente social”, apunta el profesor. Y precisamente por esta contribución al bien común los cabreros “deberían percibir unos incentivos específicos”, añade.

Para garantizar la necesaria rentabilidad de las cabras sociales para lograr “que el cabrero viva tan bien como nosotros mismos”, es imprescindible la creación de microindustrias en la comarca que garanticen la compra de la leche y la transformación y comercialización del producto. El mercado de la leche de cabra es un sector en crecimiento y existe una ingente demanda exterior. 

En definitiva, este nuevo modelo que ahora se ensaya trata de recuperar el paisaje original que existía en la Sierra de Gata hasta los años 80, cuando los grandes incendios, el abandono del campo y la consecuente proliferación incontrolada de pinos eliminaron de la retina huertos, olivos, fincas cultivadas y majadas en uso. 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481