LA COOPERATIVA REÚNE A MÁS DE 600 CABREROS DE VARIAS COMUNIDADES AUTÓNOMAS

Uniproca dará una charla informativa sobre el sector caprino en Villanueva de la Sierra

El veterinario genetista, cabrero y fundador de la cooperativa, José Manuel Sanz Timón, mantendrá un coloquio con los pastores del norte de Extremadura sobre la situación actual del sector y su futuro más inmediato, que pasa indefectiblemente por la calidad y los mercados exteriores

Rebaño de cabras de El Rañal, Perales del Puerto
Rebaño de cabras de El Rañal, Perales del Puerto

El próximo día 7 de marzo Villanueva de la Sierra será el escenario de un encuentro histórico. Por primera vez todos los cabreros en activo que cuidan con su trabajo los montes serranos han sido convocados a una reunión para hablar del presente y el futuro del sector en España y, sobre todo, en el extranjero. En Sierra de Gata trabajan en estos momentos sesenta y nueve cabreros. 

Han querido los hados que la estrategia empresarial de la cooperativa talaverana Uniproca coincida en el tiempo con la transformación de la economía serrana dispuesta a girar su mirada hacia sus orígenes, hacia las actividades económicas que configuraron su paisaje original y cuyo abandono ha provocado la colonización del territorio por las incendiarias masas de pinares. 

El pasado mes de diciembre, Luis Mariano Martín Mesa, alcalde de Villasbuenas de Gata, accedió a la presidencia del Grupo de Acción Local, Adisgata, por una mayoría de votos abrumadora: 59 apoyos y dos abstenciones. Desde entonces, el nuevo presidente repite sus intenciones en aquellos foros donde acude: “Adisgata dará un giro a sus prioridades y apostará por los pequeños agricultores y ganaderos que tantas dificultades tienen para sacar adelantes sus explotaciones”. Porque en su opinión “la historia y el futuro de Sierra de Gata no se entiende sin ellos”. Para ello, Adisgata va a fomentar, con el nuevo Plan de Desarrollo Rural, la creación de pequeñas empresas de transformación que aporten valor añadido a las materias primas agrícolas y ganaderas. En opinión del presidente, la reunión del día 8 de marzo “es fundamental porque por primera vez vamos a reunir a todos los cabreros serranos y conoceremos de primera mano sus problemas, necesidades e inquietudes”. 

Coincide plenamente con el planteamiento de Martín Mesa, Fernando Pulido, profesor de la UEX y supervisor de las labores de emergencia realizadas por las empresas contratadas tras el calamitoso incendio del pasado verano. De forma paralela a esta supervisión y sacando tiempo de donde no tiene, el profesor está creando, con la ayuda de Adisgata, un listado exhaustivo de cabreros en activo. Este es el primer paso para crear una red de cabreros serranos. 

Pulido sostiene que “si la economía serrana no gira en torno a la explotación sostenible del monte, el nuevo modelo forestal que quiere implantarse está abocado al fracaso”

Y con estos mimbres, ha hecho su aparición en la escena serrana el ínclito Juan Serna, agricultor, padre del ecologismo extremeño, y exconsejero del Gobierno de Ibarra en 1986. Probablemente, Serna sea el único político español que ha dimitido por la defensa de sus principios ecologistas frente al poder central. 

El trinomio Martín - Pulido - Serna tienen claro que el mantenimiento seguro de los montes necesita de una masa crítica de cabreros cuyas cabañas se dispongan de manera estratégica en las serranías de Gata. Para ello, es necesario “dignificar” la profesión del cabrero y lograr el reconocimiento social que su trabajo merece. Sin periodistas no hay periodismo y sin cabreros no habrá monte que se salve de las llamas, ni paisaje que nos deleite con su policromía. 

Juan Serna ha puesto en contacto a Pulido y Martín con el cuarto jinete de esta historia: José Manuel Sanz Timón, veterinario genetista, cabrero y fundador de la cooperativa talaverana Uniproca, que en la actualidad reúne a más de 600 cabreros de las dos Castillas, Andalucía y nuestra región. 

Sanz Timón vendrá a la Sierra el próximo 7 de marzo (lunes) para dar una charla sobre el presente y el futuro del sector caprino en España que indefectiblemente pasa por la calidad y el mercado exterior. 

En poco más de cinco años, Uniproca ha pasado de contar con 180 cooperativistas a sumar más de 600 cabreros. Ha pasado de utilizar aquel primer camión cisterna de segunda mano a inaugurar, el próximo mes de junio, una planta de 3.500 metros cuadros en Talavera de la Reina para la recogida, mantenimiento térmico, concentración, deshidratación y fabricación de leche en polvo para la alimentación infantil. 

En un momento como el actual en el que el cooperativismo está en solfa, ¿cuál es el secreto de Uniproca? En opinión de su fundador y presidente, “la honradez, la transparencia, la igualdad de todos los cooperativistas y un dinamismo propio de la empresa privada”. 

Estos cuatro principios explican el éxito de la cooperativa talaverana frente al fracaso de muchas otras que todos tenemos en mente. Pero ¿cuál es el secreto del crecimiento espectacular de las cifras de Uniproca? En cinco años ha pasado de producir cuatro millones de litros de leche de cabra a sumar 32 millones. Su catálogo de productos también ha aumentado de forma considerable. De vender leche ha pasado a comercializar, entre otros productos, leche cruda, cuajada, leche en polvo, quesos y piensos con marca propia. 

“Cuando creamos Uniproca, el cabrero no tenía salida. A los bajos precios se unía la incertidumbre sobre la venta del producto y ningún valor añadido”. En aquel entonces, “el objetivo era alcanzar el mercado exterior pasando por encima de la industria española que compraba la leche para la elaboración de quesos y vendía el excedente sin contar con el pastor”. Uniproca reúne en la actualidad más de medio millón de cabezas de ganado distribuidas en rebaños que oscilan desde los 2000 animales hasta las tropillas de cincuenta cabras pasando por las pastorías de 800 cabezas, como la que el propio presidente mantiene en Consuegra, Ciudad Real.Goat

La calidad del producto, la revalorización de la profesión y el abaratamiento de los costes de producción son tres de las línea estratégicas de la cooperativa. En este sentido, Uniproca mantiene varias líneas de investigación con la Universidad de Extremadura y trabaja con la empresa madrileña Zoitech y el Centro Superior de Investigaciones Científicas --CSIC-- en el desarrollo de dos líneas de investigación relacionadas con la alimentación del ganado a base de subproductos del tomate, la cebada o los cítricos.

El secreto está en el mercado exterior

Sanz Timón tiene claro la importancia de las ferias sectoriales internacionales. Uniproca fue fundada en julio de 2010 y en septiembre de ese mismo año, una comisión viajó hasta SIAL, la feria internacional parisina de la alimentación donde “patearon” todos y cada uno de los stand lácteos. De allí regresaron con un primer contrato con Portugal y tres meses más tarde la leche de cabra española viajaba hasta Francia. Ahora, la cooperativa mantiene contratos en cuatro de los cinco continentes. En 2013, Uniproca organizó la primera edición de Capra España, que en 2015 ya tuvo carácter internacional. Por sus instalaciones en Talavera pasaron el pasado año más de 7.000 personas. 

Sanz Timón augura un sólido futuro para el sector caprino en nuestro país “si las cosas se hacen bien”. “Existe una gran demanda de leche de cabra en todo el mundo y lo único que necesitamos son las herramientas necesarias para llegar hasta él”.  “Para trabajar en un mercado globalizado es necesario formar parte de grupos sólidos y transparentes”. 

“En estos cinco años, se han jubilado 18 cabreros y no se ha cerrado ninguna cabaña porque siempre ha habido algún familiar que se ha hecho cargo de ella”. A Sanz no le preocupa el relevo generacional del sector. Su obsesión es dignificar la profesión y reivindica el carácter mitológico de la cabra como alimento de los dioses. 

Mientras en este mundo de locos y principios invertidos miramos al cabrero con desdén, en el Olimpo la cabra fue alimento de dioses, de hecho, Zeus se crió con la leche de la cabra Maltea.  

Dios juguetón desde su más tierna infancia, enredando con sus rayos sajó uno de los cuernos de su nodriza. Para reparar el daño, el dios de dioses dispuso que ese cuerno herido concediera a su propietario todos los deseos y así nació Cornucopia, el cuerno de la abundancia y la generosidad. Generosidad que siglos más tarde sigue practicando el dios griego a través de Uniproca. Recientemente la cooperativa caprina ha hecho llegar dos toneladas de leche en polvo para alimentar a los refugiados sirios que penan en Macedonia y Grecia ante la indiferente mirada de la diosa Europa. 

La labor social de los cabreros, llámenme exagerada, no solo atañe al mantenimiento de nuestros polícromos paisajes sino que puede llegar a suponer un arma definitiva en la lucha contra las grandes hambrunas que padecen numerosas partes del planeta. Frente a la leche de vaca, intolerable para los pueblos africanos, asiáticos y caucásicos, la leche de cabra aporta un mayor valor energético y alimenticio. La de Maltea, es la leche más parecida a la materna, es antialérgica, más digestiva y tiene entre un 30 y un 40% menos de colesterol que la leche de vaca. “Con un vaso de agua tibia y dos cucharadas de leche de cabra en polvo se consigue el mismo aporte calórico que con dos vasos de leche de vaca”, concluye Sanz Timón. 

La cita

Charla coloquio: Presente y futuro del sector caprino

Ponente: José Manuel Sanz Simón, presidente de Uniproca

Fecha: lunes, 7 de marzo (se ha adelantado un día)

Hora: 12,00h

Lugar: Casa de la Cultura de Villanueva de la Sierra

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481