IV. Septiembre en el cielo de la Sierra

Tercera entrega de las  miniguías creadas por M42 para observar las estrellas en el cielo de la Sierra. Mes a mes, estas guías son publicadas en Fala, gracias a Fanjo Antúnez, en inglés, gracias a Jakki Cosway, y en alemán, gracias a Hans Schnyder. Una guía para viajar por las estrellas, para realizar turismo astronómico que este mes tiene un recuerdo especial para el pueblo de Santibáñez el Alto

Pegasus.
Pegasus.

Los nombres de este mes y los siguientes no necesitaron mucha imaginación. Hubo un tiempo en el que los romanos empezaban a contar el año en el mes en el que renace la Naturaleza y el tiempo volvía a ser propicio para sus campañas guerreras de conquista: Marzo. Si vamos contando a partir de él, nuestro mes actual ocupa el lugar número siete, es el séptimo, es SEPTIEMBRE.

La Vía Láctea se retira poco a poco de la parte central de los cielos y todo va oscureciéndose. Es el momento de la irrupción del Gran Cuadrado de Pegasus, heraldo del otoño, que este año tendrá su equinoccio el día 22, alrededor de las 11 menos cuarto de la noche.

La 1 de la madrugada del 2 al 3 de septiembre. Entre Villa del Campo y Guijo de Galisteo, a poco más de dos palmos, está ALGENIB (el ala), una de las tres estrellas del Gran Cuadrado (cap.12)- recordemos que la cuarta pertenece a Andrómeda (cap.11)-. Casi en la misma situación, pero a tres palmos y medio, está SCHEAT (el hombro), y a un poco menos de tres palmos, sobre Morcillo, se halla MARKAB (la silla). Ya lejos, señalando uno de los extremos de la constelación, está ENIF (la nariz), a tres palmos, entre Coria y Casas de Don Gómez.

Encima de Pegasus, zigzagueando a lo largo de la zona que va de Torre de Don Miguel a Pozuelo de Zarzón, entre tres palmos y medio y cuatro palmos, vemos la constelación de LACERTA (el lagarto), con su cabeza metida en la Vía Láctea.

Vamos a relajar un poco el cuello, que llevamos ya un rato mirando hacia lo alto. La estrella principal de Aquarius (cap.13) es SADALMELIK (el afortunado del rey), a dos palmos y medio sobre Coria. A su izquierda podemos ver, con forma de “Y”, el ÁNFORA del Aguador, constituida por SADACHBIA (la afortunada de los lugares ocultos), un poquito más abajo que Sadalmelik, y hacia la izquierda de Coria; ZETA-AQR, en el centro de la “Y”, casi a la misma altura, pero sobre Rincón del Obispo; prácticamente encima de ésta, pero a la altura de Sadalmelik, está PI-AQR; y en el final del rabillo de la “Y”, ETA-AQR, a la altura de Sadachbia y un poco más hacia Puebla de Argeme.

Las aguas del Ánfora se derraman sobre Piscis Austrinus (cap.14), cuya estrella principal es FOMALHAUT (la boca del pez), a un poco menos de un palmo sobre Rincón del Obispo.

En muchos de nuestros paseos por los cielos hemos usado como referencia de observación Santibáñez el Alto. Hoy, desde las estrellas, le mandamos un beso. 

Y hasta el mes que viene.