Woody Guthrie: este cielo es tu cielo

La noche del 14, a eso de las10, pero no mucho más tarde, un palmo por encima de Hoyos está nuestra conocida Regulus. Si vamos descendiendo suavemente la mirada, a la vez que giramos la cabeza hacia el Norte, hacia Acebo, pasamos por Cáncer (por aquí está, de regalo, Mercurio) y no lejos del horizonte deberíamos ver a los brillantes Cástor y Póllux
Hogar de Woody Gutrhie
Hogar de Woody Gutrhie

"Va para los corazones y las manos de los hombres // Que vienen con el polvo y se van con el viento". ("Song to Woody", Bob Dylan)

De la Sierra y de sus gentes trata siempre este periódico. Para eso nació y es lo que le da sentido. Pero a veces algo, alguien, nos sobrevuela y toma en sus manos, en su voz, nuestra vida diaria, nuestras desgracias y alegrías, y las hace suyas. Y nos hace suyos. Y así también él es nuestro.

WOODROW WILSON GUTHRIE nació en Okemah, Oklahoma, el 14 de julio de 1912.

Cuando sólo tenía siete años su hermana murió quemada, a los quince se quemó gravemente su padre y a los diecisiete su madre murió en un sanatorio psiquiátrico. Fue una infancia solitaria y errante. Viajó en trenes de carga y trabajó duramente en los años de la Depresión y las tormentas de polvo, y se casó tres veces y una hija suya también murió quemada...pero todo lo transformó en canciones y nunca dejó de luchar por él y por aquellos que en la vida siempre llevan la peor parte. Odiaba "las canciones que te hacen sentir que no eres nadie, que te hunden, que se burlan de ti por tu mala suerte o tu vida dura", y sólo quería cantar canciones "que te hagan sentirte orgulloso de ti mismo y de tu trabajo, canciones hechas para la gente normal y corriente". Como nosotros.

En 1956 le diagnosticaron la enfermedad de Huntington y el resto de sus días los pasó hospitalizado. Allí, un joven Dylan le fue a ver en 1961.

Un beso de Marjorie, su mujer, y el Salmo 23 ("Aunque camine por valle de sombras...") fueron su despedida la noche antes de que la enfermedad se lo llevara. Era el 3 de  octubre de 1967. Si aún estuviera con nosotros, mañana cumpliría cien años.

Okemah tiene una latitud no muy distinta de la de nuestra Sierra, así que el cielo del que hablaremos hoy es casi el cielo que iluminó el primer día de Woody Guthrie. Nació bajo el signo de CANCER, "el cangrejo" que Hércules aplastó mientras luchaba contra la Hydra. De todas las constelaciones zodiacales es la menos visible, porque sus estrellas principales son de magnitud casi 4.

Pero fue muy importante, en su discreción. En astrología se la considera la Casa de la Luna, donde ésta nació, y el Horóscopo del Mundo, por ser la más cercana al zenit. Astronómicamente, determinaba el punto más alto del Sol a lo largo del año, a partir del cual empezaba a "dar la vuelta", que es lo que significa TRÓPICO (en este caso DE CANCER), y corresponde al Solsticio de verano (aunque ahora ya no ocurre con el Sol en Cáncer). Y la primera referencia de la aparición del cometa Halley fue aquí en 1531.

Pero cuando Woody nació, el Sol estaba en GEMINI, "los gemelos" resultado de una exótica historia familiar. Un dios y un hombre aman a la misma mujer, con la que engendran dos parejas de gemelos, una inmortal y otra mortal, y un gemelo de cada pareja que quería estar siempre unido al otro, pero uno era mortal y el otro inmortal. Así que su padre inmortal les concedió que la mitad de sus "vidas" cada uno fuera como el otro: noches inmortales y días mortales. Son CASTOR, el mortal, blanco-azulada de magnitud 1,6, y POLLUX, el inmortal, anaranjada de magnitud 1,1 y la más brillante de la constelación. Las dos representan las cabezas de los Gemelos y desde la época de los árabes su distancia se usaba para medir otras en el cielo: 4,5º.

Y ha llegado el momento de mirar al cielo. Con el conocimiento que hemos ido adquiriendo en los capítulos anteriores, ya nos podemos temer que los objetos que son acompañados por el Sol no son de fácil observación. Hay que esperar a que el Sol no esté, pero sin esperar después demasiado, porque entonces ellos también se habrán ido. Y esto es lo que ocurre  con las dos constelaciones de hoy (¡todo sea por Woody!): la noche del 14, a eso de las10, pero no mucho más tarde, un palmo por encima de Hoyos está nuestra conocida Regulus. Si vamos descendiendo suavemente la mirada, a la vez que giramos la cabeza hacia el Norte, hacia Acebo, pasamos por Cáncer (por aquí está, de regalo, Mercurio) y no lejos del horizonte deberíamos ver a los brillantes Cástor y Póllux.

"I ain`t got no home in this world anymore" ("Ya no tengo hogar en este mundo"). No es cierto, querido Woody, no es cierto: Esta tierra es tu tierra y estos cielos, tus cielos.

P.D.: Un magnífico complemento de nuestro recorrido especial sería una visita a www.woodyguthrie.org, además de los vídeos de YouTube. En 2009 publicó en España la editorial GLOBAL rhythm su obra autobiográfica "Rumbo a la Gloria", que incluye también un CD.