A qué sabe la Semana Santa

Realizamos un pequeño repaso a algunos platos típicos de esta época que ya son parte de nuestra tradición; el potaje, las patatas rebozadas, las empanadas, el cordero del domingo de Pascua, las torrijas y los repapalos

Potaje de Cuaresma
Potaje de Cuaresma

La Semana Santa ya es parte de nuestra cultura alimentaria, es esa época del año en la que los aromas de las recetas de nuestras abuelas nos trasladan a esos sabores irrepetibles que tiene la Semana Santa.

Por eso haremos un pequeño repaso a algunos platos típicos de esta época que ya son parte de nuestra tradición; el potaje, las patatas rebozadas, las empanadas, el cordero del domingo de Pascua, las torrijas y los repapalos.

El potaje como plato único es muy completo a nivel nuticional, ya que esta compuesto por legumbres, arroz, verdura y pescado. Lo ideal es que el potaje de la abuela no sea sólo un plato de Semana Santa debemos intentar tenerlo presente en nuestra alimentación diaria, ya que es otra forma de comer las legumbres.

Las patatas rebozadas, con huevo y bacalao también es un plato muy completo pero no debemos abusar del mismo ya que no debemos tomar muchos fritos.

Las empanadas no tienen porque ser de embutido mucho mejor si las hacemos de pollo, de atún con verdura.

La parte dulce de la Semana Santa la ponen dos dulces que no contienen grandes cantidades de azúcar, los repapalos y las torrijas. Cuando hagamos las torrijas es mejor hacerlas con pan que con pan de molde y para que tengan tanta grasa en vez de freirlas, podemos poner un poco de aceite de oliva en una sartén y dorarlas y así la cantidad de aceite que absorben es menor.

Y la mejor forma para terminar la Semana Santa es disfrutando del Domingo de Pascua en familia comiendo cordero.

Contribuye con el mantenimiento de este digital

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481