El zumaque (Rhus coriaria L.) en la botica serrana

Desde antiguo se cultivaba junto a las tenerías debido a sus propiedades curtidoras del cuero, en algunos lugares aún exiten molinos de zumaque donde se molía la harina que posteriormente era transportada a los lugares donde se curtían las pieles

Rhus coriaria
Rhus coriaria

Zumaque, sumagre o tano, es un arbusto caduco que no sobrepasa los dos metros de altura, tanto sus ramas como sus hojas están densamente pobladas de pelillos sedosos, que le otorgan una textura aterciopelada.

De origen oriental, fué introducido por los árabes en España allá por el siglo X.

Vive en las riberas, laderas rocosas y zonas umbrías de casi toda la Península Ibérica, principalmente en la mitad norte.

Sus hojas compuestas son ovadas o lanceoladas y tienen los nervios muy marcados.  En otoño antes de caer toman un color rojizo muy llamativo.

Las flores del zumaque, que aparecen en verano, forman ramilletes terminales, panículas de inflorescencias cónicas, denominadas "tirsos".

Tienen cáliz de cinco sépalos peludos y verdosos y cinco pétalos alargados y amarillentos abiertos en forma de estrella.

Su fruto es como un guisante comprimido y velludo de color pardo o rojizo que madura llegado el otoño.


Virtudes

Los romanos ya lo denominaban "rhus", procedente del celta "rhudd", que significa "rojo", aludiendo al color de sus frutos y lo utilizaban como
acidulante, sustituyendo en los encurtidos al vinagre.

"Coriaria" deriva del latín "corium", piel o cuero, aludiendo a sus propiedades astringentes y a su utilización para curtir cueros desde la antiguedad.
Sus hojas y tallos contienen gran cantidad de taninos, así como un colorante amarillo llamado miricetina, etc...

Su virtud principal es la astringente, utilizándose durante siglos para cortar diarreas, así como todo tipo de hemorragias, pero actualmente existen otras alternativas menos peligrosas, ya que el zumaque es una planta peligrosa en uso interno, que ha producido muchas intoxicaciones  tanto en el ganado, como en personas que lo utilizaron sin control.  Puede ocasionar reacciones alérgicas en algunas personas al contacto con su follaje.

Recién recolectados, los frutos también son peligrosos, pero en Oriente los adoban con vinagre y los comen cual alcaparras.

Desde antiguo se cultivaba junto a las tenerías debido a sus propiedades curtidoras del cuero, en algunos lugares aún exiten molinos de zumaque donde se molía la harina que posteriormente era transportada a los lugares donde se curtían las pieles.

Se popularizó su uso para ennegrecer los cabellos al lavarlos con agua en la que se previamente se hervía el zumaque.