30 jinetes cabalgarán este fin de semana hasta Penha García en Portugal

Miembros de la asociación valverdeña A Revolera repetirán este año una de las rutas favoritas por los aficionados a galopar. Doce horas a caballo, en un viaje de ida y vuelta hasta la vecina Portugal

Comida de jinetes en Penha García en 2012. FABIU PEQUENU
Comida de jinetes en Penha García en 2012. FABIU PEQUENU

Un año más, no podía faltar la visita a Penha García, donde la Asociación de caballistas de Valverde del Fresno, A Revolera, guarda grandes amistades como grandes amistades eran las que unían a sus padres y familiares con los vecinos portugueses de antaño.

30 jinetes partirán el sábado, día 7, hacia la localidad portuguesa en una ruta a caballo que tiene una duración de seis horas. “Penha García, a pesar de la distancia que la separa de Valverde, es una localidad amiga puesto que muchos de los que vamos a las rutas conocemos a gente que habían estado con nuestros padres en el contrabando”, apunta Fabio Pequenu, presidente de A Revolera.

 “El año pasado --recuerda Fabio-- cuando llegamos fuimos recibidos por los caballistas de Penha Garcia y luego al llegar al lugar de la comida , se acercó gente mayor a preguntar de quien somos hijos y conocían a nuestros padres y abuelos”.

Estas personas “nos preguntaron por Martín Kika y alli estaban sus dos hijos, Clemente y David Kika,  que le dieron buena cuenta de su padre”. “Comenzó entonces el señor a contarnos las historias pasadas con su padre y nos invita recordando las buenas amistades que Kika había dejado en Penha Garcia”. Como el caso de Martín Kika el año pasado se produjeron tres situaciones más.  “Es bonito que recuerden a tus familiares y siempre da gusto ir a Portugal”.

Los jinetes saldarán a las ocho de la mañana desde Valverde y realizarán el primer alto en el camino para almorzar cerca de la frontera con Portugal. El llegar al pantano de Penha Garcia jinetes, y algún caballo, se dan un chapuzón para refrescarse de la ruta antes de alcanzar la localidad.

En Penha García les esperan los caballistas portugueses y todos juntos iniciarán el camino hacia la romería donde les esperan Cristino y Samuel, “grandes amigos portugueses con los que desde hace años coordinamos la ruta y la romería y siempre nos facilitan un lugar donde dejar los caballos”.

Tras la comida “una buena torada --capea portuguesa-- y, para finalizar, una cena de amigos en el restaurante U Jabalí, cena a la que asiste el presidente de la Cámara. Como es habitual en estas reuniones, tras la cena, baile y tras el baile una noche durmiendo al raso “como antiguamente”, apunta Fabio.

Regresarán el domingo a Valverde “deseando que pase el año para regresar a Portugal”.