Los jinetes regresan a Portugal

La asociación valverdeña A revolera organiza la decimoprimera ruta a la localidad portuguesa de Soito, una de la propuestas más interesantes del año por la majestuosidad del paisaje que ofrece la Sierra a este y al otro lado de la raya

Jinetes y amigos de A Revolera. FABIU PEQUENU
Jinetes y amigos de A Revolera. FABIU PEQUENU

En 2003, coincidiendo con la creación de la asociación, los jinetes valvereños de A Revolera organizaron por primera vez la ruta a Soito, en Portugal. Desde entonces, la fecha ha quedado marcada en rojo en su calendario y, en cada edición, es mayor el número de aficionados que se suman a su propuesta.

Como en todas las rutas con Portugal, las relaciones de amistad entre los padres y abuelos de los actuales jinetes están presentes en estas citas. Muchas de estas relaciones se establecieron en torno al contrabando de café y tabaco en los años del estraperlo y, aún hoy, a la hora de comer sus aventuras son parte central de las conversaciones.

La ruta a Soito tiene una duración de cuatro horas y media a caballo desde Valverde del Fresno hasta Soito. Discurre por la frontera hispano--lusa, desde Valdespiño. “El paisaje es precioso y digno de ser contemplado”, declara José Ignacio Donoso Martín, presidente de los jinetes valverdeños. “En esta época del año --añade-- se puede disfrutar de un paisaje irrepetible con los castaños llenos de frutos que degustamos al pasar con el caballo por debajo de ellos”.

La salida, desde el Mesón, está programada para las nueve de la mañana del domingo. Desde allí los jinetes se dirigirán hasta el alto del Pizarrón, en el límite con Portugal, y desde allí irán realizando paradas técnicas en los pueblos que van surgiendo en el camino hasta llegar a Soito, a la hora de la comida.

El regreso, tras la comida en Soito, se realiza ya entrada la noche y los caballos toman el auténtico protagonismo. “Ellos son los que nos llevan por los senderos oscuros y caminos oscurecidos por el follaje de las ramas y con la poca luna que hay,  no se ve nada, y te quedas sorprendido de lo que ven los caballos y su facilidad para no tropezar con nada”, declara José Ignacio Donoso.  “Bajamos cantando a San Blas y recordado cómo nuestros padres venían por estas sendas y caminos oscuros, sin ver casi nada y solo depositando la confianza en el caballo, llegaban a Valverde sanos y salvos, con la carga hecha”, concluye el presidente recordando los tiempos del contrabando.

La cita

Ruta a caballo hasta Soito, Portugal

Duración: 4,30 horas ida

Cuándo: Domingo, 27 de octubre

Dónde: A las 9, en el Mesón de Valverde del Fresno

IMAGEN PORTADA. Jlf Pincha

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481