Un contenedor de basura lleno de libros de la biblioteca gateña desata la polémica en la localidad

Los vecinos se han llevado a casa mucho de estos ejemplares pero a media tarde de ayer, el contenedor de papel y cartón rebosaba literatura ante el desconcierto de los viandantes. A lo largo del día de hoy varios gateños devolverán al ayuntamiento los libros recogidos. El alcalde explica que "se trata de libros en mal estado o bien libros de los que la biblioteca tenía más de dos ejemplares". Además "estos libros se encontraban almacenados en un local municipal y se estaban deteriorando", añade el primer edil

LIbros de la biblioteca municipal arrojados a la basura por el ayuntamiento
LIbros de la biblioteca municipal arrojados a la basura por el ayuntamiento

Todas las historias tienen dos versiones y ésta que nos ocupa, también. El contenedor de papel junto a la Casa de la Cultura rebosaba este martes libros con el sello de la Biblioteca Municipal.  

Miguel Ángel García Cayetano junto con la bibliotecaria han realizado la limpieza de un local municipal en el que “desde hace cerca de diez años se encontraban depositadas una veintena de cajas que contenían libros de la biblioteca”, cuenta a este diario el primer edil. “Es un local que generalmente utilizan los niños para los talleres y decidimos vaciarlo”. “Estuvimos clasificando libros --continúa-- y separando aquellos que estaban en mal estado, incluso con moho, y los que estaban repetidos de aquellos otros que aún podían tener uso en la biblioteca”. “De quince cajas que abrimos, once se encuentran ahora en la biblioteca y cuatro se tiraron al contenedor de papel por tratarse de ejemplares en mal estado”. “Me ha costado sangre, sudor y lágrimas tomar esta decisión y horas más tarde me encuentro con esta polémica en las redes sociales”, declara García. 

Parte de losl ibros arrojados a la basura por el ayuntamiento de Gata

Para Ángel Hernández, concejal socialista en el ayuntamiento y “sobre todo, maestro”, la decisión tomada por Miguel Ángel García Cayetano le evoca “los tiempos oscuros cuando en Alemania se ordenó la quema de libros”, declara a este digital francamente alterado. “Soy maestro de escuela y lo seré hasta que me muera. Me duele muchísimo que la cultura acabe en la basura”, declara. “Esto ya es lo último”, añade. 

En el momento que este maestro retirado, fotógrafo y edil socialista tuvo conocimiento de la noticia, llamó inmediatamente al alcalde. “Esos libros estaban estorbando y los he mandado tirar, ha sido su contestación”, declara Hernández. “Y se queda tan pancho”, añade indignado. “Le he colgado --confiesa-- no podía seguir con esta conversación”. 

Este martes por la tarde, Ángel Hernández entraba en comunicación urgente con sus tres compañeros de partido para intentar solucionar esta “escabechina cultural”. “Esto es una puñalada, me duele más que cualquier cosa”, declara el edil socialista. En su opinión, arrojar libros de la biblioteca municipal es algo que “no se puede consentir, no se pueden tirar a la basura porque es patrimonio del pueblo”.

Los vecinos han acudido raudos al contenedor de papel y se han llevado para casa numerosos ejemplares y “hasta cuadros”, según declara un vecino a este digital. Aún así, a media tarde, el contenedor azul para cartón y papel seguía rebosando obras de García Lorca, Luther King o Pío Baroja. Hernández ha guardado tantos libros como ha podido en el maletero de su automóvil y hoy piensa depositarlos en el ayuntamiento a donde acudirá en busca de respuestas. 

García, por su parte, declara que “más que me gusta leer a mi, no creo que le guste a quien tanto critica en Facebook y que me digan que estoy asesinando la cultura es increíble”.  

Antes de llegar al contenedor de papel bien podrían haber sido donados, plantea este digital al primer edil. “También pensamos donarlos pero ¿Quién va a coger esos libros?”, se pregunta a si mismo. “Te aseguro que no hemos tirado ningún ejemplar de valor”. García señala que esta práctica es habitual en las bibliotecas de todo el país que se realiza cada diez años.  “La verdad es que me gustaría que me preguntaran antes de lanzar sus críticas en las redes porque las cosas siempre se hacen por algún motivo”. 

Según las redes sociales, a lo largo del día de hoy, varios vecinos van a entregar en el ayuntamiento los ejemplares recogidos de la basura porque “los fondos de la biblioteca son patrimonio de todos”. 

Este miércoles el ayuntamiento continuará con la apertura de las cajas y la clasificación de su contenido. Tras la polémica desatada ayer, ahora los libros desechados se dispondrán en el mostrador de la Casa de la Cultura para que puedan cogerlos  los vecinos que así lo deseen. Sabia decisión.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481

VILLASBUENAS HOYOS VEGAVIANA