El proyecto Sierra de Gata Parque Cultural recibe un nuevo impulso

Antes de Semana Santa, la mancomunidad de municipios y Adisgata presentarán al resto de los miembros del grupo un primer “borrador abierto” que recogerá la definición del proyecto y de cada una de sus partes con el fin de incluir en él las alegaciones que realicen los colectivos sociales y empresariales y, sobre todo, profesionales expertos
Miembros de la reunión mantenida en la mancomunidad sobre Sierra de Gata Parque Cultural
Miembros de la reunión mantenida en la mancomunidad sobre Sierra de Gata Parque Cultural

Definir qué es un Parque Cultural, cada uno de sus elementos y su estructura legal son algunos de los primeros objetivos marcados en la reunión mantenida ayer, día 25,  en la sede de la mancomunidad de municipios de Sierra de Gata. Administraciones y empresarios coinciden en las bondades y ventajas colectivas del proyecto.

En la reunión convocada por el presidente de la mancomunidad, tomaron parte Adisgata, la Diputación de Cáceres, Turisgata y el grupo de trabajo del nuevo proyecto de dinamización para poner la bases de la cooperación público--privada que logre la declaración de Sierra de Gata como Parque Cultural. Esta figura no existe en el cuerpo legal extremeño; solo Aragón cuenta con este tipo de clasificación que ahora administraciones, empresarios, asociaciones profesionales y colectivos sociales serranos quieren poner en marcha en la comarca. 

En opinión de todos los reunidos el balance de esta primera reunión es “muy positivo”. 

Según Alfonso Beltrán, presidente de la Mancomunidad de Municipios Sierra de Gata, “el proyecto Parque Cultural  ha convencido tanto a los empresarios como a todos los sectores que están participando en sus inicios”. ”Ha sido una primera reunión de coordinación para consensuar objetivos con todos los implicados --continúa Beltrán-- y crear la estructura inicial del proyecto que pondrá en marcha el Parque Cultural”. 

Antes de Semana Santa, los técnicos de Adisgata y de la Mancomunidad elaborarán un “primer borrador abierto”, en palabras de Beltrán, “para incluir en él todas las aportaciones que realicen los distintos colectivos sociales y empresariales”.  Este primer documento “contará con el asesoramiento experto de profesionales del urbanismo, la arquitectura, la agricultura, el turismo rural, la gastronomía, el medio ambiente y el patrimonio, entre otros, para asegurarnos de que es un proyecto completo, integral, que no deja ninguna de las potencialidades de la comarca sin explorar”.

Con el proyecto que ahora se inicia, según Ángel García, presidente de Adisgata, “hemos conseguido que esté integrado el territorio, con la participación de la  mancomunidad, la Diputación y el propio Grupo de Acción Local, los empresarios y sus asociaciones y el grupo de personas que inició el proyecto Parque Cultural”.

Precisamente, esta unión de todos los agentes y administraciones en un objetivo único y común es lo que destaca del nuevo proyecto Caridad Hernández, presidenta de la Asociación de Empresarios de Turismo Rural.  Este es, en su opinión “un proyecto muy interesante para la comarca porque se supone que de aquí tiene que salir la protección del patrimonio, que a todos nos interesa, sobre todo a los empresarios que vivimos de ello, la puesta en valor de un montón de recursos que ahora no lo están y de aquí va a salir también un producto turístico bien definido”.  El proyecto permitirá, además, “coordinar a toda la comarca, desde los colectivos sociales a las administraciones, pasando por los empresarios. Todos juntos por primera vez”, añade. 

José María Barrera, jefe de sección de los Servicios Turísticos de la Diputación de Cáceres, define el papel del organismo provincial en el proyecto comarcal como de “apoyo metodológico”. Según sus declaraciones, en esta primera reunión “hemos estado viendo las bases del Parque Cultural y hemos establecido una primera agenda de trabajo, con las definiciones y la relación de los valores patrimoniales que se desea proteger”. “Sobre esa definición, continúa,  será  más sencillo elaborar el mensaje para que la sociedad comprenda qué es un Parque Cultural y cómo puede abordarse”.

Según Barrera, “en principio, desde la Diputación hacemos el apoyo metodológico; Adisgata y Mancomunidad van a hacer la primera elaboración documental, que luego será supervisada por las organizaciones empresariales, los colectivos sociales y, sobre todo, personas expertas”. 

Por último, en opinión de Antonio Aparicio, miembro del grupo de trabajo del Parque cultural, la reunión de ayer supone “el inicio de un proyecto de futuro para la Sierra”. Según él “lo importante es que el diálogo sea siempre la base de la cooperación y la información para sumar todo el talento y la creatividad que tiene el empresariado, los colectivos y las instituciones de Sierra de Gata”.  Ayer se puso, en su opinión “la primera piedra para construir ese espacio de cooperación en la comarca en busca del proyecto de Parque Cultural”.