El incendio de Gata calcina 120 hectáreas

La proximidad al área que fue abrasada hace tres años ayudó a que el fuego no se propagase. El nivel 1 fue desactivado a las ocho de la tarde del lunes y, durante el día de ayer, continuaron los retenes con las labores de refresco del perímetro y control del área

Gata ha vuelto este año ha saltar a las páginas y pantallas de los medios de comunicación de ámbito nacional. Y no ha sido la belleza de su patrimonio ni la temperatura refrescante de sus aguas lo que ha despertado el interés. En la madrugada del 27 de julio (01.22 horas), la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio declaró el nivel 1 de peligrosidad debido a la cercanía del fuego a la población de Gata. La localidad se encontraba festejando el domingo la última noche de fiesta en honor a Santiago y su verbena tuvo que ser suspendida debido a la proximidad de las llamas. 

En el incendio de Gata han participado, entre otros, agentes del medio natural y coordinadores de zona, cinco camiones y tres dotaciones del SEPEI. siete retenes, bulldozer, varias patrullas de la Guardia Civil y los puestos de mando avanzado del Infoex y de Protección Civil. Entre los medios médicos desplazados a la zona se encontraban también ambulancias de la Cruz Roja y vehículos de intervención rápida del Centro de Urgencias y Emergencias 112 Extremadura. A los medios terrestres que trabajaron duramente toda la noche se sumaron la mañana del lunes dos helicópteros más llegados desde Talavera La Real y Torrejón de Ardoz.

Según ha declarado ha distintos medios de comunicación el alcalde de la localidad, Miguel Ángel García, en su opinión, “el incendio ha sido intencionado” y en estos momentos se están llevando a cabo las investigaciones para aclarar los hechos e intentar detener al culpable. 

Según las primeras estimaciones en este incendio han ardido unas 120 hectáreas de pinar, matorral y olivar en monte público y fincas privadas. En esta misma zona, hace tres años, ardieron más de medio millar de hectáreas en un incendio que, como presumiblemente el de este año, también fue provocado. 

A pesar de que el incendio creció por la noche y que se produjeron rachas de viento de 70 kilómetros por hora, la tierra quemada hace tres años sirvió, en esta ocasión, de cortafuegos. Además la dirección del viento alejaba las llamas del caso urbano desde el Fortín pero aún así, el Nivel 1 estuvo activado durante siete horas por tratarse de un incendio próximo a casco urbano. De hecho, no mediaban mil metros entre las primeras llamas y algunas viviendas de la localidad. A diferencia del incendio de 2012, en esta ocasión no tuvieron que ser desalojados los turistas que se encontraban en el camping de Gata. 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481