FACILITARÍA LA MODIFICACIÓN DE PARCELAS FORESTALES POR CULTIVOS AGRÍCOLAS

La Junta estudia la modificación de la ley para posibilitar la sustitución de pinares por nuevos cultivos

Este paso significaría una revolución para el paisaje y el futuro de la Sierra de Gata ya que se crearían cortafuegos naturales y se facilitaría el impulso y la creación de nuevos yacimientos económicos

Un helicóptero descarga sobre el incendio de Acebo. CEDIDA a www.sierradegatadigital.es
Un helicóptero descarga sobre el incendio de Acebo. CEDIDA a www.sierradegatadigital.es

Este lunes, la secretaria general de la Consejería de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, y el director general de Medio Ambiente, Pedro Muñoz han mantenido una reuníón con media docena de alcaldes serranos --Cilleros, Villasbuenas, Hoyos, Valverde del Fresno, Villamiel y Gata-- para recabar sus impresiones sobre la situación actual tras el grave incendio sufrido en la zona central de la Sierra y que afectó al valle de la Rivera de Acebo y a las localidades de Acebo, Hoyos y Perales y,  en menor medida a Villamiel, Villasbuenas de Gata, Gata y Cilleros.  Además, los alcaldes tuvieron la oportunidad de poner sobre la mesa aquellas medidas que, como conocedores del terreno, creen necesarias para acabar con los incendios que cada tanto asolan parte de la Sierra de Gata.

Entre las propuestas que allí se expusieron se encuentra una fundamental que implica un cambio en la ley. Así la Consejería estudiará, según ha podido saber este digital, la eliminación del monocultivo y la reforestación con nuevas especies forestales. Así, el roble, el castaño, la encina o el alcornoque irían sustituyendo a las grandes masas de pinares y favorecerían nuevos nichos de empleo y nuevas explotaciones forestales, además de actuar como cortafuegos naturales. Estas medidas, si son aprobadas, podrán llevarse a cabo tanto en los montes públicos como en las explotaciones forestales privadas. Hasta ahora, los agricultores forestales no pueden cambiar el tipo de cultivo de sus fincas, aunque sí puedan cambiar de especie. Así por ejemplo, pueden cambiar pinos por alcornoques pero no pinos por frutales.   

La consejería va a estudiar ahora un cambio radical que implica la modificación de la ley. Así, si se logra, los terrenos forestales van a poder ser transformados en terrenos agrícolas y donde hay masas de pinos podrán comenzar a crecer y producir plantaciones de frutales, almendros o pistachos, por ejemplo. Esto supondría que los agricultores puedan cambiar sus parcelas forestales por parcelas agrícolas y organizar de manera estratégica sus explotaciones. 

Con la actual ley, si un incendio arrasa una masa forestal privada, su propietario no puede cambiar de tipo de cultivo durante 30 años. El abandono paulatino de los olivares hace que se extiendan de manera natural los pinos y esto produce, a su vez, que las masas de pinares aumenten año a año en la Sierra y con ella el peligro de grandes incendios forestales.  No se trata de erradicar el pino de la Sierra sino de reducir su presencia a parcelas de entre 80 o 90 hectáreas rodeadas de otras especies más combativas contra el fuego. 

NOTA: Rogamos a nuestros lectores disculpen los errores ortográficos, de redacción o edición. Trabajamos contrarreloj para ofrecerles la información en tiempo real. 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481