Las familias de La Moheda descubren la Sierra

Un novedoso proyecto del AMPA de los Conquistadores enseña a los niños los pueblos de su comarca. Un fin de semana de excursión al pueblo de al lado, descubriendo lugares y haciendo amigos

Los niños mohedanos cenan en el albergue de Villasbuenas de Gata. ANA ASENSIO
Los niños mohedanos cenan en el albergue de Villasbuenas de Gata. ANA ASENSIO

“Ninguno conocía el río de Villasbuenas; yo tampoco”. Ana Asensio, presidenta de la Asociación de Padres y Madres del colegio público Los Conquistadores, está afónica de la algarabía de las últimas horas. El viernes por la tarde ella y 44 más desembarcaron en el albergue municipal de Villasbuenas de Gata con 29 niños con edades comprendidas entre de dieciocho meses, hermana de un alumna, hasta 14 años de edad. “Hemos iniciado un proyecto con el que queremos que las familias mohedanas conozcan a fondo los pueblos de la comarca”, declara Ana Asensio. Es cierto que las excursiones que se organizan desde la Sierra habitualmente son hacia otras comarcas o regiones. “La Sierra tiene mucho que enseñar --declara Asensio-- y nosotros queremos conocerlo”. 

La crisis actual hace que las madres se busquen la vida para abaratar costes a las familias y que puedan así participar en mayor número. Tras llamar a muchas puertas buscando alojamiento gratuito, se abrió de par en par “hasta atrás”, como dicen en la tierra, las puertas de Villasbuenas de Gata donde este último fin de semana, el colegio ha viajado para celebrar su viaje de fin de curso. El AMPA del colegio público Los Conquistadores, de La Moheda de Gata, cuenta con 58 familias asociadas.

Los días previos los niños habían estado aprendiendo el lenguaje de los signos y este fin de semana lo han puesto en práctica para mantener a salvo sus secretos. Pero con los signos se mezclaba la alegría y la excitación de las excursiones y en el albergue todo era fiesta y jarana.

La asociación de madres ha contratado dos monitores que han estado realizando talleres con los cerca de treinta niños, una gymkana por la localidad y, en el río, han aprendido a confeccionar atrapasueños, han disfrutado con la alfarería y han sido autores de su propio cuento colectivo. Barro de rivera, hojas de robles y alisos y mucha imaginación.  

La experiencia, en opinión de Ana Asensio y Gema Bejarano, ha sido “fabulosa. Luis Mariano Martín, el alcalde, se ha portado con todos nosotros estupendamente, cuidando que no nos faltara de nada y atento siempre a que todos estuviéramos bien; los vecinos de Villasbuenas son todos amabilísimos y los niños han recibido a los nuestros estupendamente, han venido a buscarlos para enseñarles el pueblo e ir juntos al río y estuvieron la primera noche hasta las doce y media en la calle”. De hecho este fin de semana, las pandillas infantiles eran más numerosas y más intenso su bullicio y alegría. 

Esta es la primera vez que eligen un pueblo de su comarca para el viaje de fin de curso en el colegio Los Conquistadores. 

En Villasbuenas, las familias de La Moheda quieren iniciar un ciclo “para conocer todos los pueblos de la comarca serrana”. Necesitan un espacio público donde alojarse y poder organizar la intendencia que les permita preparar desayunos, comidas, meriendas y cenas para treinta bocas en crecimiento. Del resto se encargan ellas.