SITUADO EN EL PARAJE ACEBANO LAS SIETE FUENTES

Un centenar de personas asisten a la reunión con los promotores del proyecto Campus Phi

José Pablo Gadea, presidente de la Fundación Medioambiental y miembro del patronato de la Fundación Phi dirigió una reunión que no estuvo exenta de momentos de gran tensión. La utilización del agua, la sostenibilidad del proyecto o la idoneidad de su ubicación fueron algunas de las cuestiones planteadas en la casa de la cultura de Hoyos

Jose Pablo Gadea entre Marcos Soria y Emma Martínez en la reunión pública sobre el proyecto Campus Phi
Jose Pablo Gadea entre Marcos Soria y Emma Martínez en la reunión pública sobre el proyecto Campus Phi

Cerca de un centenar de personas acudieron, el 11 de octubre, a la reunión convocada por los promotores del proyecto Campus Phi, ubicado en el paraje acebano Las 7 fuentes. Junto con el presidente de la Asociación Medioambiental y miembro del patronato de Fundación Phi, José Pablo Gadea, estuvieron en el estrado de la casa de la cultura soyana, Emma Martínez, arquitecta del proyecto, y Marcos Soria Roca, responsable de comunicación de la Fundación Phi. 

Esta es la primera vez que los promotores de un proyecto turístico privado exponen sus planes a la población serrana en general. El impulsor de esta reunión informativa no fue otro que Fernando Pulido, profesor de la Universidad de Extremadura y asesor externo de la Junta en los trabajos de recuperación de Sierra de Gata tras el incendio de 2015. Pulido es también el responsable del proyecto Mosaico gracias al cual la Sierra recuperará sus colores más primitivos y los usos sostenibles tradicionales de los montes. 

En las semanas precedentes, la red social Facebook se llenó de comentarios negativos sobre el proyecto que se está levantando en Las Siete Fuentes. La falta de transparencia en sus planes, la financiación pública --938.000 euros de fondos europeos--, el carácter faraónico o exclusivo del proyecto, el destrozo de la montaña o el uso del agua centraban estas críticas. Ante la proliferación de comentarios de la más variada naturaleza, y ninguno de ellos positivo, el profesor Pulido declaró en su muro de Facebook la necesidad imperiosa de que sus promotores convocaran a la población serrana para una reunión informativa. Y dicho y hecho. 

El presidente de Adisgata, Luis Mariano Martín, charla con el profesor Fernando Pulido en presencia de Dionisio Romero

El presidente de Adisgata, Luis Mariano Martín, charla con el profesor Fernando Pulido en presencia de Dionisio Romero

Durante dos horas y media Gadea expuso el contenido del proyecto e intentó dar respuesta a los comentarios vertidos en los muros de la red social y a las preguntas que en Hoyos se plantearon. 

En cuanto al desmonte de la colina, Gadea declaró que “en estos momentos somos conscientes de que el impacto visual en Las Siete Fuentes es muy alto, dado que nos encontramos en el peor escenario temporal de todo el proceso, producido por un lado por los desmontes y movimientos de tierra proveniente de las excavaciones, y por otro por su acumulación in situ”. En este sentido añadió que  “podríamos haber optado como suele ser corriente por  su evacuación a vertedero evitando el impacto visual temporal pero optamos por acumularlos en el terreno y procesarlos allí mismo (...) de acuerdo con la filosofía que defendemos y tratamos de aplicar en todo el proyecto de reducir reciclar y reutilizar  y por otro  para mejorar el balance de emisiones de CO2 al evitar los transportes  a vertedero y los correspondientes a los  suministros posteriores para  las distintas fases de la obra”. 

“Creemos que nuestra decisión ha sido correcta puesto que el impacto producido será revertido en breve con los programas de regeneración específicos”. 

Según declaró Gadea, Las Siete Fuente incluye dos proyectos independientes pero relacionados entre si: Fundación Phi, que trasladará su sede social desde Valencia a Sierra de Gata y construirá un edificio de 480 metros cuadrados y dos plantas de altura y Phi Gaia, que incluye la construcción de un hotel rural de 800 metros cuadrados de planta  y  dos alturas. 

Según los datos facilitados en Hoyos, la dos fincas que conforman Las  Siete Fuentes suman un total de 313.382 metros cuadrados; la superficie edificada será de 3000 metros cuadrados, 21.000 metros cuadrados estarán destinados a viales de tierra, el párking ocupará 1500 metros cuadrados y la superficie destinada a servicios (placas solares) ocupará 800 metros cuadrados.   

El resto de la finca estará dedicada a “la recuperación de los bancales existentes para cultivos de secano y regadío (4,5 hectáreas) y en la parte baja del arroyo y del robledal serán visitables mediante sendas didácticas”. La parte superior del arroyo de La Barquera “no será visitable y se destinará a reserva natural con el fin de estudiar su evolución libre de la intervención humana”. 

Una vez finalizada la exposición del presidente de la Fundación Medioambiental, la preocupación por el uso del agua centró buena parte de las críticas y preocupaciones planteadas por los vecinos. Al encontrarse situado el Campus Phi en la parte alta de los acuíferos, los presentes mostraron su preocupación por el reparto del agua cuando esta es más escasa y necesaria para las labores hortícolas, es decir, en los meses de verano.  

En este sentido, Gadea expuso detalladamente el sistema de aprovechamiento del agua de los acuíferos y su uso en los edificios que van a ser levantados pero no logró aminorar las dudas planteadas por los presentes. En este punto, en la casa de la cultura se manifestó que es un oxímoron o contradicción en términos presentar un proyecto como sostenible cuando para su ejecución es necesaria la redacción de un amplio listado de medidas de corrección del impacto ambiental o la utilización de aguas en una tierra que no es abundante en ella durante el estío. 

Los responsables del proyecto repitieron por activa y por pasiva que no habría problemas ni en el reparto del agua ni en su salubridad. No obstante, estas palabras se las lleva el viento y los presentes no acabaron de creer ni las explicaciones dadas por Gadea ni sus razonamientos sobre el uso de los acuíferos. En este contexto el profesor Pulido considera conveniente que los posibles afectados "se agruparan y exigieran (a los responsables del proyecto) un documento que garantizara la no afección de las aguas", según ha manifestado en su muro de Facebook. 

Los asistentes plantearon medio centenar de preguntas que fueron respondida con mayor o menor acierto por Gadea. La contratación de personal y empresas de la Sierra de Gata, la denuncia de Fundación Phi como secta en Valencia, la financiación pública del proyecto, el tipo de turistas a quienes pretenden atraer o su capacidad hotelera fueron algunas de las cuestiones planteadas en la casa de la cultura soyana. 

Gadea también respondió a los comentarios publicados en distintos muros de  Facebook. Así por ejemplo,  en cuanto a la financiación pública de Las Siete Fuentes --más de 958.000 euros con cargo a los Fondos europeos Feader-- Gadea argumentó que la práctica totalidad de los proyectos turísticos de Sierra de Gata han contado con apoyo financiero público y que en el caso de Las Siete Fuentes esta cantidad, próxima al millón de euros, supone “el 36% de la inversión total”. 

En cuanto a su capacidad para crear empleo, según Gadea, Phi Gaia SL “creara en su apertura un mínimo de ocho puestos de trabajo  que de acuerdo con su evolución en el futuro podrán ser ampliados”. 

Por lo que se refiere a la dinamización de la comarca, Gadea declaró que “la incidencia en la economía de la zona es evidente hace más de cinco años que un grupo numeroso y variado de personas relacionadas con el proyecto estamos viniendo continuamente pernoctando en los hoteles o casas rurales comiendo en los diferentes establecimientos o repostando”. Así mismo declaró que “eso ira en aumento progresivamente hasta el momento que inauguraremos que cambiara de una manera positiva”. 

En cuanto a la utilización del agua y la generación de residuos, Gadea informó que “los residuos orgánicos son reciclados mediante compostaje, las aguas una vez depuradas se reutilizan; los residuos inorgánicos serán reducidos y se fomentará el uso de materiales reutilizables y ecológicos”. 

En cuanto si han abandonado voluntariamente la comunidad valenciana o “han sido expulsados”, el presidente de la Fundación Medioambiental declaró que “nunca nos han tirado de Puzol  más bien hay muchos que  lamentan que nos traslademos”. En este sentido Gadea declaró que “el Ayuntamiento es el principal colaborador no solo del mercadillo solidario sino también  participa y cofinancia proyectos de cooperación”.

Por último, en cuanto si Fundación Phi es o no es una secta, Gadea declaró que  “somos una organización sin ánimo de lucro reconocida   respetable y  muy respetada tanto en el ámbito nacional como en el internacional  (...) y  creo poder afirmar  que donde vamos  se nos aprecia y respeta”. 

Tras dos horas y media de exposición y debate, en las que no faltaron gruesas descalificaciones hacia los promotores, muchos de los allí presentes agradecieron a Gadea el detalle de exponer ante la sociedad serrana el contenido de un proyecto privado y otros tantos salieron con la misma incierta sensación con la que entraron. 

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481