Perales firma un convenio con el SEPAD para 15 plazas de su residencia

En virtud de este convenio, los mayores autónomos acogidos a la Ley deberán abonar mensualmente 558 euros, 1.264 es el precio de la plaza para un mayor con tercer grado de dependencia, 980 para un mayor de segundo grado y 758 euros la plaza para un mayor de grado uno nivel dos de dependencia

La familia de mayores va creciendo poco a poco en la Residencia de Perales del Puerto. El viernes eran once los miembros de esta familia tan especial, pero esta semana ya se espera el ingreso de otras tres personas más. Los residentes son de Perales del Puerto, Cilleros, Valverde y Villamiel. Antonio Pascual, director de la residencia, destaca que “tenemos unos residentes modelos”. El hecho “de que todos los trabajadores sean de Perales ayuda a la connivencia y estrecha las relaciones entre residentes y personal ya que entre ellos se conocen de toda la vida”. Y es que los que ahora reciben ayuda para caminar
ayudaron a los trabajadores a dar sus primeros pasos. El día 21 de abril, Doña Inés cumplió 99 años y su mañana transcurrió en un ir y venir al teléfono para atender las llamadas de todos sus seres queridos.

Mensajeros de la Paz es la empresa encargada de gestionar la residencia municipal. Como condición el ayuntamiento exigió que los trabajadores debían ser de la localidad preferentemente, el pago del mobiliario necesario para la residencia y que la cuota que debía pagar mensual o anualmente la empresa al consistorio fuera invertida en mejoras en la residencia, ”el bienestar de nuestros mayores y el regreso al pueblo de aquellos que se tuvieron que ir a otros centros, son nuestras prioridades”, señala José Luis Perales, alcalde peraliego. Así, en estos momentos, el ayuntamiento y la residencia están gestionando el traslado de varios vecinos mayores que ahora se encuentran en centros de Cáceres y Plasencia. De la residencia, Perales destaca, “su luminosidad y el hecho de que esté homologada por la Junta ya que cumple con todos los requisitos exigidos por la normativa”. Los responsables miraron hacia Andalucía para copiar su modelo “ya que ellos en esta materia van por delante de nosotros”, apunta el regidor. Empeño suyo fue separar las zonas comunes de las habitaciones de los residentes “para garantizar la tranquilidad de unos mientras otros pasan sus ratos de ocio y asueto”. Perales, al igual que Antonio Pascual, destaca la perfecta sintonía que existe entre el ayuntamiento y Mensajeros de la Paz que están permanentemente en contacto.

Entre otras actividades, Antonio Pascual nos habla del programa de Memoria Histórica por el que los ancianos van contando en grupo sus recuerdos. Sus cuidadores van tomando nota con la idea de editar un próximo libro. “Nos queda poco tiempo para que todos estos recuerdos, como el del sordomudo aquel que mató a tres personas, no se pierdan en la memoria”.

El día 1 de abril, el ayuntamiento de la localidad firmó el convenio de colaboración con el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y la Dependencia (SEPAD). Según este acuerdo firmado entre las partes, el gobierno regional aporta 124. 875 euros para sufragar 15 plazas para personas dependientes. La residencia cuenta con un total de 30 plazas que estarán cubiertas “antes de que finalice el mes”, pronostica José Luis Perales.

En virtud de este convenio, los mayores acogidos a la Ley de Dependencia y autónomos deberán abonar mensualmente 558 euros, 1.264 es el precio de la plaza para un mayor con tercer grado de dependencia, 980 para un mayor de segundo grado y 758 euros la plaza para un mayor de grado uno nivel dos de dependencia.

En cuanto al Centro de Día, donde los mayores pueden ir a comer y a utilizar el servicio de lavandería, los precios oscilan desde los 650 euros hasta los 350 que deben abonar los autónomos o válidos. El Centro cuenta con diez plazas.

La residencia de Perales del Puerto será bautizada próximamente como La Casa Blanca en honor al paraje donde se encuentra. En el siglo XIX llegó llegó a Perales del Puerto una famosa tonadillera que adquirió un terreno junto a donde hoy se encuentra la residencia. Allí mandó construir una casa que encaló y de donde sacó su nombre popular: la casa blanca.

La residencia de mayores La Casa Blanca ha contado con un presupuesto aproximado de 1.100.000 euros. El edificio cuenta con algo más de 1.100 metros en una sola planta ya que el sótano es de acceso exclusivo para los profesionales. En el sótano también se va a abrir próximamente un velatorio para el municipio. Sólo está pendiente de su mobiliario.