Los estudiantes de Formación Profesional del IES Jálama en pie de guerra

Se sienten “estudiantes de segunda” y "completamente abandonados" por los responsbles de Educación del Gobierno regional. Desde Navidad no tienen calefacción, el centro no dispone de material suficiente y el servicio de limpieza se ha reducido a una vez a la semana, lo que ha provocado que las papeleras, el patio o los pasillos “rebosen” basura

Sentada estudiantil en el pasillo de dirección del IES Jálama.
Sentada estudiantil en el pasillo de dirección del IES Jálama.

Esta semana ha comenzado la revolución en el edificio que alberga la Formación Profesional del IES Jálama, de Moraleja. Sus casi 175 alumnos se sienten “estudiantes de segunda”, olvidados de la mano del Gobierno regional.

Hartos de pasar frío, no disponer del material necesario para poder realizar sus estudios, o caminar entre papeleras que rebosan basura, este lunes, a la hora del recreo, los estudiantes marcharon en comandita hasta el edificio central del IES Jálama para reunirse con su director, José María Brull, y encontrar soluciones a su lamentable situación.

Así, según denuncian los estudiantes, el edificio Jálama 2 --donde cursan estudios los alumnos de Formación Profesional-- no tiene calefacción desde la vuelta de las vacaciones navideñas. En septiembre, Educación cambió la caldera y nunca llegó a funcionar bien. Tras las Navidades este “no funcionar bien” se ha traducido en no funcionar en absoluto y cuando no cae enfermo un alumno, cae otro y todos los demás asisten a clase ateridos de frío. A esta falta de calefacción se suman las olas de frío que se han vivido en los últimos días y la circunstancia de que el edificio de Jálama 2 se encuentra situado junto al río, lo que aumenta la sensación térmica de frío.

En cuanto al material, el centro dispone de 25 portátiles para todos los alumnos y, además, funcionan mal, según declaran a este digital varios alumnos. Además, el centro no dispone de red wifi como tampoco dispone de estanterías donde colocar el material escolar. Los estudiantes del ciclo de Educación Infantil, por ejemplo, no cuentan con material con el que hacer sus prácticas por lo que su asistencia a los talleres es huera.

Al frío y a la falta de recursos se une, además, la suciedad reinante en el centro. Los servicios de limpieza han sido reducidos a una vez a la semana y las papeleras, pasillos y patios rebosan suciedad.

Así las cosas y hartos de la situación actual, este lunes realizaron una sentada en los pasillos del edificio central del IES Jálama, mientras una delegación se reunía con su director. Si las cosas no cambian, no descartan cortar la avenida moralejana de Sierra de Gata para llamar la atención de toda la comarca, recoger firmas que avalen el apoyo de los vecinos a su causa u organizar una manifestación en Mérida para que escuchen sus reivindicaciones quienes hasta ahora hacen “oídos sordos”.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481