Hernán-Pérez acoge el II encuentro juvenil Rural-Urbano

Del 28 de septiembre al 2 de octubre, una cita diferente para los jóvenes de la familia. Por tan solo 35 euros podrán disfrutar de cinco días de intercambio cultural y ocio participativo y participar en experiencias vitales únicas como es la colaboración con la acción de voluntariado internacional Octubre de Reforest-Acción o contemplar las lunas de Júpiter y los anillos de Saturno

De ruta con Ecoopera en el I Encuentro Juvenil Rural Ubano celebrado en Hernán Pérez en 2015
De ruta con Ecoopera en el I Encuentro Juvenil Rural Ubano celebrado en Hernán Pérez en 2015

Tres años atrás, Jorge Casas oyó hablar por vez primera de Hernán-Pérez en el lejano Quito, Ecuador. "Debes visitar mi pueblo", le dijo un joven hernanpereño durante un receso en los trabajos para la reducción de la frontera ecológica y la capacitación de jóvenes en el manejo de sus fincas situadas en el área de la Amazonía ecuatoriana. Seis meses después, Jorge Casas, fundador de Ecoopera, atendió los consejos de aquel joven y visitó Sierra de Gata. Venía de Valladolid, acompañado de otros miembros de la asociación de ocio participativo castellano-leonesa. En aquel momento, Casas dió un golpe de timón a sus estudios y cambió  el objeto de su Trabajo de Fin de Master (TFM) para centrarlo en el desarrollo rural y la gestión del territorio en Sierra de Gata. Y es que, siempre lo decimos, esta tierra atrapa.  

El año pasado, Ecoopera puso en marcha en Hernán Pérez el primer encuentro cultural rural-urbano en el que participaron medio centenar de jóvenes de Mérida, Cáceres, Madrid, Valladolid y Salamanca. Este año, la Escuela del Bosque, a la ribera del río Árrago, ya tiene ocupada casi la mitad de su capacidad. Este año ya han confirmado su asistencia jóvenes de Mérida, Cáceres, Salamanca, Barcelona y Santander. Los talleres y las actividades están abiertas a toda la población; solo tienen que comunicar su intención de asistir en el teléfono 625 369 056. 

Tras el éxito de la primera edición, las asociaciones Ecoopera y Nutria han puesto manos a la obra para la organización del segundo Encuentro Juvenil Rural-Urbano en Hernán-Pérez. Como novedad, los jóvenes participantes colaborarán con al acción de voluntariado medioambiental internacional Octubre Reforest--Acción, que pretende plantar, al menos, 200.000 semillas a lo largo del mes de octubre. ““Hay que tener muchos bemoles para hacer lo que ha hecho Bongui --Rodrigo Ibarrondo-- y arrancarse él solo a crear esta acción de reforestación”. 

Además de haber contactado y haberse puesto a disposición de la organización de Octubre Reforest-Acción, Jorge y los chicos de Ecoopera también han entrado en contacto con Reverdeceremus para “para conocer su proyecto de reforestación paciente y tranquila”. “Hemos querido implicarnos en la reforestación de la Sierra y en su recuperación”.  Las experiencias que se están sucediendo en la comarca en el último año, tras el incendio del pasado verano, “nos parecen fantásticas”, comenta Casas. “Que haya un gran grupo de gente, muchos de ellos de la zona, que tenga ese pulmón y esa energía para recuperar la Sierra, nos parece fantástico”.  En Ecoopera “creemos en la participación de la ciudadanía en la recuperación de su territorio”.

En esta segunda edición, la asociación vallisoletana se ha centrado en el ocio participativo y ha reservado para futuros encuentros el análisis de materias más técnicas o de contenido empresarial y económico. Sin embargo, Jorge Casas no ha podido resistir la tentación de llevar a los jóvenes a conocer la innovadora empresa serrana Koru Espirulina, un ejemplo de economía sostenible en nuestra comarca. 

Participantes en el I Encuentro Rural Urbano de la Escuela del Bosque en Hernán Pérez, organizado por Ecoopera

I Encuentro Rural Urbano en la Escuela del Bosque de Hernán Pérez, organizado por Ecoopera

La gestión del monte, el papel de la ganadería y la transformación en el territorio de los productos locales son los ejes de actividades de este segundo encuentro. Durante cinco días se van a suceder acciones de voluntariado ambiental, talleres de quesos artesanales, catas de aceite, rutas senderistas, noches de música, abrazos y lágrimas en la fiesta de despedida. Otra novedad es la realización taller de astronomía dirigido por especialistas vallisoletanos que llegarán a estas tierras pertrechados con grandes telescopios para poder contemplar las lunas de Júpiter o los anillos de Saturno. En su opinión, “la astronomía es un recursos que las zonas rurales deberían aprovechar como turismo activo”. 

Para Jorge Casas patrimonio son las iglesias y castillos de Sierra de Gata pero también los son los nombres propios de los lugares o las plantas silvestres de sus campos. Por eso este año van a realizar junto con los estudiantes del colegio hernanpereño Alfonso Arroyo un taller de toponima “Los mapas toponímicos --declara Casas-- ayudan a que los críos se impliquen y conozcan el origen  de los nombres de los páramos y los cerros, los montes y hasta los motes familiares”, declara. “Todo ello también es patrimonio cultural”, afirma. 

En cuanto a la flora, en este segundo encuentro van a realizar un catálogo con las plantas silvestres que rodean y nacen en la Escuela del Bosque y van a continuar reparando bancales, “este año vamos a hacerlo con el fin de darle uso, de manejarlos”.

El compromiso con la Sierra de Jorge Casas, de Ecoopera, es a largo plazo. El año que viene, el tercer encuentro cambiará sus fechas y se trasladará a finales de primavera o principios de verano. También se van a crear mesas técnicas en las que debatir sobre innovación, emprendimiento y empresas u otros contenidos específicos siempre relacionados con la gestión del territorio y las oportunidades o problemas que éste presenta a sus habitantes.  “En 2017 --cuenta Casas-- queremos realizar tres encuentros con diferentes contenidos y dirigidos a un público especializado. En estos momentos Ecoopera está trabajando en tres áreas: Cultura --patrimonial y vernácula--, ocio participativo, y economía e innovación. 

Ecoopera --que reúne a un centenar de socios-- nació en Valladolid en 2012 dentro del ámbito universitario, con estudiantes también de Palencia y Salamanca. “Todos teníamos muy claro que además de desarrollar nuestra labor en entornos urbanos queríamos bascular hacia el propio territorio serrano” en el mundo rural. Ecoopera ha realizado trabajos en la cornisa cantábrica, en los Montes de León, en la sierra de Madrid y en las de Salamanca y Extremadura. 

Ecoopera, I encuentro Rural-Urbano en Hernán Pérez

Ecoopera, I encuentro Rural-Urbano en Hernán Pérez

Hablando de Hernán Pérez y nuestra comarca, Casas considera que “a pesar de estar súper bien comunicada, hay mucha gente que no a conoce Sierra de Gata”. “Al estar pegada a Portugal, la gente visita Hervás y de ahí se va a Cádiz, sin pasar por aquí”, comenta con sorna. 

Algo similar ocurre con Hernán Pérez. Existen pueblos que son destino y otros que son de paso pero, en su opinión, existen “pueblos que aunque parezcan lugares de paso hay que pararse y poner en valor los recursos que todos ellos tienen”. En este sentido, Ecoopera, en colaboración con el ayuntamiento, están trabajando para lograr hacer de la localidad un centro de recepción de jóvenes interesados en el turismo activo. DE hecho, el año pasado, Ecoopera  trajo hasta Hernán Pérez medio centenar de universitarios interesados en poner en marcha proyectos de investigación, propuestas o actividades en la comarca. 

El trabajo de Ecoopera se realiza tanto en el campo, donde convocan al público urbanita, como en la ciudad, hasta donde llevan los recursos del campo. Entre otras acciones, han replantado medianas abandonas en las autovías o creado huertos urbanos en Valladolid. 

También apoyan ideas y proyectos de jóvenes creativos que se encuentran solos a la hora de materializar sus ideas. Por ejemplo, ahora están apoyando a una pareja interesada en la construcción biosostenible para ejecutar su proyecto en el campo o a un grupo de jóvenes madrileños que quieren crear vías de comunicación entre productores y consumidores ecológicos. “Si bien es verdad que parte esencial de la agricultura ecológica es la reducción del transporte de los productos, también es cierto que si queremos crecer y que sea una opción de economía sostenible es necesario acceder a mercados un poco más alejados”, como pueden ser Madrid o Valladolid. 

II Encuentro Juvenil Rural-Urbano

Organizan: Asociación Ecoopera y Asociación Nutria

Lugar: Escuela del Bosque de Hernán Pérez

Días: Del 28 de septiembre al 2 de octubre

Precio: 35 euros, todo incluido (cinco noches, pensión completa y actividades)

Más info e inscripciones: Teléfono 625 36 90 56

Plazo de inscripción. Abierto hasta su celebración

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481