Un joven de 19 años sufre un accidente en la piscina fluvial de Acebo

Existen, al menos un par de versiones a la hora de redactar esta información (20.00h del 21 de julio). La primera de ellas sostiene que el joven resbaló desde el puente que circula sobre las compuertas de la piscina y, la segunda sostiene que saltó desde el puente de Carreciá al vaso. Ha sido trasladado en helicóptero hasta el Hospital cacereño San Pedro de Alcántara

Un joven portugués, de unos 19 años aproximadamente, ha sufrido un accidente esta tarde en la piscina natural de Carreciá, en Acebo, al resbalarse accidentalmente desde el puente de las compuertas que limita la zona de baño.  Otras fuentes apuntan que el bañista realizó un salto desde el puente de Carreciá a la piscina natural.

Alrededor de las cuatro de la tarde, tras la llamada recibida en el 112, el equipo de Atención Continuada de Hoyos se desplazó hasta el lugar de los hechos y procedió a aplicar los primeros auxilios. El joven, una vez inmovilizado, fue trasladado en una camilla de pala hasta la ambulancia. 

Según las primeras impresiones, el pronóstico parece grave  “aunque el chico, salió de su inconsciencia durante el traslado y presentaba buen aspecto”, han declarado a este digital testigos presenciales. En el lugar del accidente, se presentó la Unidad Médica de Emergencias (U.M.E.) de Coria para trasladar al herido hasta el helicóptero, que esperaba en un descampado próximo al lugar del accidente, para llevarle hasta el centro hospitalario cacereño San Pedro de Alcántara. Aunque aún no existe confirmación es posible que el joven haya sufrido algún tipo de lesión neurológica.  

Los accidentes en las piscinas naturales serranas durante el verano son francamente escasos y faltos de gravedad. Sin embargo, cuando suceden hechos como los de esta tarde, se hace necesaria una reflexión acerca de los accesos y vías de evacuación en caso de emergencia en las zonas de baño fluviales. “Se echa en falta en este tipo de instalaciones, un plan de contingencia o evacuación, ya que son piscinas de difícil acceso", declara a este digital un profesional sanitario que prefiere mantener el anonimato. "En este caso, se contaba con la ayuda de numerosos bañistas, pero deberían estar preparadas para acceder fácilmente”, añade. "Tan sólo con pequeñas modificaciones, creando rampas de acceso y salidas de emergencia, ayudarían a realizar traslados más rápidos y seguros”, concluye.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481