Perales del Puerto celebra un nuevo Círculo de Silencio para lograr un mundo más igualiario y justo

Cerca de medio centenar de prsonas se reúnen a las puertas del ayuntamiento para pedir un mundo más igualitario y justo porque “sin justicia no hay igualdad”

54 círculo de Silencio en Perales
54 círculo de Silencio en Perales

El último jueves de cada mes, vecinas y vecinos de Perales del Puerto se reúnen en un círculo de silencio para proclamar el derecho al trabajo, a la sanidad, a la educación o denunciar la violencia de género, entre otras cuestiones y derechos. Ya son muchas las ocasiones en las que los peraliegos se han reunido con motivos solidarios promovidos por Cáritas Diocesana. El 28 de noviembre, el motivo fue la reclamación de un mundo más igualitario donde pueda darse la justicia porque sin la segunda es imposible el primero.

Según cuenta a este digital José Manuel Hernández Barroso, párroco de Perales --y Villasbuenas de Gata, Santibáñez el Alto, Robledillo y Descargamaría-- “los círculos de silencio reclaman la puesta en práctica de los derechos humanos, independientemente de ideologías”. Según él, este tipo de manifestaciones pacíficas y silenciosas “nacieron en Francia, en Lyon, con motivo de los problemas  surgidos por las situaciones de crisis social”.

El último jueves de cada mes, en Perales del Puerto los asistentes leen un manifiesto que al mismo tiempo es leído en multitud de puntos de toda España. En la Sierra, al mismo tiempo, a la misma hora --a las seis en invierno y a las ocho de la tarde en verano-- se reúnen también y con el mismo motivo los vecinos de Villasbuenas. Igual que en Perales, también es Cáritas Diocesana la promotora de estos encuentros solidarios.

“En Manos Unidas --recoge el 54 manifiesto leído por los asistentes en el último jueves-- llevamos más de 50 años luchando contra el hambre y la pobreza, y contra las injusticias que las producen, trabajando por el progreso de los pueblos empobrecidos y el desarrollo integral de las personas, iniciamos ahora la campaña 54 con el lema “No hay justicia sin igualdad”, centrada en la necesidad de promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer”. “Con este campaña reclamamos el reconocimiento de la igual dignidad de todos, hombres y mujeres. Queremos crear condiciones de igualdad, de derechos y de acceso a los recurso, en los países más sufrientes de la tierra”.

Círculos de silencio

Se trata de una acción no violenta, que no busca señalar a los culpables, que tiene conciencia de que los problemas son muchos y complejos, que no pretende tener la solución, pero que apela a la conciencia de todos para buscar que se hagan efectivos los derechos de todas las personas.

Estos actos de sensibilización están fundamentados en el silencio como un tiempo de detenerse, de quedarse inmóvil, de escucha profunda. El silencio como un modo de acción que une a las personas, que fácilmente serían divididas por las palabras las ideologías o las creencias.

El silencio en razón de la gravedad de la situación, como un clamor sin rencor, que surge del grito profundo de la humanidad herida, y de la esperanza en la fuente de riqueza que existe en lo más profundo de los seres humanos.

El silencio más allá de la acción, como experiencia personal vivida en grupo. Que convoca y está al alcance de todas las personas de buena voluntad.