Valverde despide a Cándido Pérez, el primer alcalde de la democracia

Dos expresidentes, numerosos exconsejeros, compañeros de trabajo y partido quisieron estar con la familia para decirle el último adiós al “vecino más carismático”

Un minuto de silencio en memoria de Cándido Pérez
Un minuto de silencio en memoria de Cándido Pérez

La tarde de ayer, día 4 de marzo, fue una jornada triste en Valverde del Fresno. A las cinco de la tarde la localidad despedía a Cándido Pérez, alcalde valverdeño durante 16 años “gran compañero, amigo de sus amigos y una bellísima persona”, en palabras de los allí presentes.

Juan Carlos Rodríguez Ibarra, amigo pesonal del fallecido, quiso acompañar a María José, viuda de Cándido Pérez y a sus cuatro hijos en una jornada tan dura. En opinión del expresidente del Gobierno regional, Cándido Pérez poseía “una de las voces que debían ser escuchadas”. Según su compañero de filas y amigo personal “Cándido Pérez era de una lealtad absoluta al partido Socialista, a la Sierra y a su pueblo”.

Guillermo Fernández Vara, expresidente del Gobierno regional, destaco de él que “Cándido pertenece a la generación de hombres y mujeres que comenzaron la andadura del partido Socialista en la región”. “Es --en su opinión-- el prototipo de personas que decidieron complicarse la vida para lograr un mundo mejor”.

Junto a ambos expresidentes regionales en Valverde del Fresno ayer por la tarde estuvieron varios consejeros del anterior Gobierno regional, numerosos cargos del Partido Socialista en la región y los alcaldes de Sierra de Gata. Aurelio García, presidente de Redex y de la Red Nacional de Desarrollo Rural, recordaba “los miles de kilómetros que hicimos juntos antes de que hubiera carreteras”. De su maestro y amigo destaca “su tenacidad para lograr el avance de su pueblo y la sierra”. Recordaba ayer bajo una lluvia tenaz una reunión en Mérida con el director general de carreteras de entonces, a principios de los 90. “Nos comunicó a Cándido y a mi que la carretera EX--205 que iba a unir Hervás con Valverde del Fresno tendría siete metros en lugar de los ocho que tienen todas las vías”. “Cándido me miró --continúa García-- y le comunicó al director que de allí no nos moveríamos hasta lograr que nuestra carretera fuese tan ancha como las demás”. “Después de horas de espera sin movernos del despacho conseguirmos que la carretera tuviera el ancho de ocho metros”. “Al finalizar la reunión, Cándido sacó un paquete de tabaco de contrabando y se lo regaló al director al tiempo que le decía “para que luego no digas que solo venimos a Mérida pedir”.

Innumerables son las anécdotas de un hombre entregado a la política y a su tierra, empeñado en lograr que se abriera la frontera con Portugal cerrada a cal y canto en aquellos primeros años de la democracia.

Hasta Valverde del Fresno se desplazaron numerosos compañeros de profesión del finado y todos ellos coincidieron en destacar la “enorme talla humana” de Pérez.

Cándido Pérez fue el primer alcalde de la democracia en Valverde del Fresno, diputado provincial en la primera legislatura y maestro y director del colegio de primaria, primero, y del instituto, a continuación, de los centros valverdeños "Nuestra Señora de la Asunción" y "Val de Xálima". Jubilado hace diez años, Cándido Pérez dedicó la última parte de su vida a su familia y sus amigos pasando grandes ratos en el huerto y con la carpintería, a la que era un gran aficionado.

Casado con María José, era padre de cuatro hijos. Sus hijas Ana Isabel y Eva María siguieron sus pasos en política. La primera de ellas es alcaldesa de Valverde del Fresno y la segunda fue consejera de Educación en el gobierno de Guillermo Fernández Vara. Las banderas ondeaban ayer a media asta en señal de luto y la comitiva fúnebre guardó un minuto de silencio en la plaza de la Constitución en memoria y respeto del político.