Juan Antonio Pérez Mateos
Escritor y periodista
Juan Antonio Pérez Mateos

Nacido y vinculado a la Alta Extremadura, la vida de Juan Antonio Pérez Mateos transcurre en Palomero, donde nació y, en la que sus padres, ejercieron la Medicina y la Pedagogía, nacidos en Villanueva de la Sierra. Su padre sería discípulo del eminente doctor Misael Bañuelos, catedrático de Patología en la Universidad de Valladolid y, posteriormente, acabaría sus estudios en Salamanca. Su madre, Cele Mateos y su tía Juanita ejercerían la docencia en su pueblo natal, Villanueva de la Sierra y, su tía en Ahigal. El padre ejercería la carrera de Medicina, entre otros pueblos, en Palomero, Ahigal y Valdemoro, donde se jubiló. Los estudios de Pérez Mateos transcurrieron en el viejo Instituto cacereño “El Brocense” y Preuniversitario en la salmantina Casa de las Conchas y primero de Medicina en el Palacio de Anaya. Una enfermedad, le alejaría de las aulas universitarias, con el deseo de finalizar Medicina. Sin embargo, cursaría inmediatamente Magisterio y, tras aprobar las oposiciones, ejercería, brevemente, entre otros pueblos, en Garbayuela, que marcaría mucho su vida. En Madrid estudiaría Periodismo y algunos cursos de Filosofía y Latras, haría Periodismo y se incorporaría al diario Abc, donde ingresó por oposición. Perteneció, brevemente, en el “Ya” y colaboraría en “El Mundo”, “El Independiente”, “El Sol” y en Televisión Española. Escribiría varios libros: “La Hurdes: clamor de piedras” y otros sobre la contienda incivil como “Entre el azar y la muerte” – Planeta, “colección Espejo de España”-, “Los Confinados” y “La España del Miedo” - editorial Plaza y Janés. Interesado por la vida de Juan Carlos I, escribiría su infancia, que editó Planeta en la colección “Espejo de España”, “El rey que vino del exilio” en la misma colección, “Un Rey bajo el sol” y “La Infancia real”, editados por Plaza y Janés. Libros de cierta trascendencia, reseñas aparecidas en publicaciones como “The Economist”. Vinculado al mundo del arte – ha tenido una galería -, y ha escrito varios libros de conocidos pintores, un ensayo sobre toros: ”El toreo: una visión inédita” – Alianza editorial – . Es premio teatral “Tirso de Molina”, por “Proceso a Besteiro” y otras obras, “Cáceres, piedra y fuego” y la guía de Cáceres, editada por “El País /Aguilar”. Hombre humanista, viajero, reparte su tiempo entre libros y holganzas y estancias en el molino de aceite de su abuelo – restaurado – en Villanueva de la Sierra. Liberal y humanista, en su segunda navegación platoniana, sigue recreándose en la escritura, redondas y negritas, digitales, donde el camino se hace más ligero y machadiano.

Opinión

El paraíso del olivo

Cómo no iba a cantarte, aceituna, escribirte algo, con permiso del olivo, pendiente que cuelgas del árbol evangélico, pasaje y paisaje bíblico, Monte de los Olivos, donde ha nacido nuestra cultura, tan unido a Jesús, sueño del amor,...
Opinión

Dulce veranillo de San Miguel

Lentamente, te abres calendario, que cuelgas de la pared de mi memoria, fijamente en él la mirada sepia de la viña, la vieja bodega, olor a mosto, mirada sepia que aún cuelga en mis alejadas retinas, como una postal de calendario humilde o, por qué...
Opinión

Aquellas coplas de posguerra

Aquellas coplas de posguerra, que las estás oyendo, cuasi en la esquina, la casa del Cura, un silencio monacal y el quejido de la copla, lejos, naturalmente, de las tonadilleras, cuando ellas se  asomaban al balcón de la radio – “Aquí...
Opinión

El humo ciega tus ojos

Como si Hegel me dijera “que cuando volvemos la vista al pasado lo primero que vemos es ruina”. Naturalmente, que en la reciente andadura veraniega, he visto, no sin cierta añoranza, la decadencia de lo que fue y no es, la ruina, que, en cierto sentido,...
Opinión

El eco del tambor de los quintos

¿Qué caracola nos ha convocado a lo que Proust llamaba “en busca del tiempo perdido”? Quien fuere y, a su voz, hemos retornado por unas horas al eco de Palumba – a Palomero – donde yo vería la luz del mundo, en la posguerra, en la...
Opinión

Dos "Platanito"

Nada sé de Blas Romero, “Platanito” en la hiedra cuadrangular de los carteles, que será de él, si sigue vendiendo lotería por esos restaurantes… Nada sé de él, desde que lo viera, con relativa frecuencia, en un...
Opinión

Rumores del Árrago en Cadalso

Cómo me gusta oír / sentir la canción de tus aguas, Arrago / de mis días y mis noches, cuando la luna pasea contigo, que casi se deja caer como una moneda inmensa en la hucha de la noche, río Arrago, río Arrago, nadie a cantarte baja...