Imprimir

15M serrano

Sara Fontán |

Sara Fontán | 15 de mayo de 2012

Como la indignación ha sacado a la calle en las ciudades a millares de jóvenes reivindicando un mundo más justo, una historia de indignación llevó a miles de serranos a echarse a la calle, a pegar carteles, a convocar asambleas, a unirse, a organizarse para reivindicar un instituto de bachillerato y formación profesional en Hoyos.

Como la indignación ha sacado a la calle en las ciudades a millares de jóvenes reivindicando un mundo más justo, una historia de indignación llevó a miles de serranos a echarse a la calle, a pegar carteles, a convocar asambleas, a unirse, a organizarse para reivindicar un instituto de bachillerato y formación profesional en Hoyos. Algunos se indignaron por lo que fue la ruptura de un acuerdo político, pero las razones para la indignación de los padres y madres estaban más en su interior: Hoyos, el centro de la sierra, lo mejor para sus hijos.

La negociación, la lucha ha durado cuatro años. Estuve en su origen, seguí muy de cerca de manera profesional la reivindicación y hoy me complace pensar que, a veces, pedir lo que uno cree justo tiene su recompensa. Y sobre todo encuentro sosiego al pensar que las negociaciones, los acuerdos y las conversaciones aún son posibles y luchar por ellas merece la pena. De estos cuatro años existen cientos de imágenes que no han sido publicadas y que ahora subimos a nuestra página de facebook. Consideramos que tal vez mañana esto pueda ser un documento gráfico para conservar y por ello no queremos ser sus únicos depositarios.

Esta historia reivindicativa en la Sierra significa el triunfo de la gente cuando lucha unida por aquello que incumbe a su vida diaria, esencia misma del movimiento social que ahora cumple su primer año.

El movimiento de indignación social 15M, como todos sabemos, lucha contra la injusticia de los desahucios, contra la representación delegada, contra la miseria de los bancos y contra los mercados. Y reivindica, en definitiva, un mundo más justo o por lo menos una vuelta a los conceptos primigenios de la democracia.

El 15--M tiene un ejemplo de esperanza en esta Sierra recoleta, esquina de España.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /opinion/sara-fontan/15m-serrano/20120515113749002399.html


© 2020 Sierra de Gata Digital