Imprimir

Culantrillo de pozo (Adiantum capillus-Veneris L.)

José Manuel Robledo Vinagre | 22 de junio de 2012

Culantrillo de pozo
Culantrillo de pozo
En medicina se ha usado para combatir la tos y los catarros de vías respiratorias, las antiguas farmacopeas recomendaban conservarlo, preparando una especie de mermelada con medio kilo de planta fresca machacada en un mortero, añadiéndole un poco de agua hasta formar una masa blanda y tenue, luego se mezclaba con un kilo de azúcar y se removía fuertemente

Culantrillo, capilera, arañuela, adianto o avenca dos poços son algunos de los nombres que recibe este pequeño helecho que en nuestra sierra de Gata podemos encontrar entre las piedras de alguna fuente, pozo o manantial.

De color verde clarito, casi transparente, tiene frondes de hasta 30 centímetros de altura, con el rabillo prolongado y fino, lampiño y negro.

Su forma recuerda a la del abanico, los esporangios nacen en el borde superior de estos segmentos, doblándose sobre sí para protegerlos.

Contiene materias tánicas, mucílago, principio amargo y una esencia que le otorga un agradable aroma.

No contiene sustancias peligrosas, por lo que su uso medicinal no conlleva ningún riesgo.

Virtudes

Su apelativo "capillus Veneris" se le dió al recordar la mata larga y lustrosa de la cabellera de Venus y su nombre Adiantum se lo puso Linneo para designar esta hierba verde todo el año, que a pesar de mojarse constantemente, permanecía siempre seca sin empaparse.

En medicina se ha usado para combatir la tos y los catarros de vías respiratorias, las antiguas farmacopeas recomendaban conservarlo, preparando una especie de mermelada con medio kilo de planta fresca machacada en un mortero, añadiéndole un poco de agua hasta formar una masa blanda y tenue, luego se mezclaba con un kilo de azúcar y se removía fuertemente. Después de mezclarlo todo bien, se guardaba en tarros de cristal para su uso.

En tisana podemos prepararlo con 30 gramos de planta entera y un litro de agua, cuando comience a hervir añadimos la planta, tapamos y dejamos enfriar. Se toma en tazas bien caliente para la tos y el catarro.

Este remedio bebido, deshace la piedra, limpia el pecho, clarifica la sangre, conforta el estómago y aplicado en la cabeza fortalece los cabellos volviéndolos más espesos, brillantes y oscuros.

Esta misma tisana se toma también para facilitar las menstruaciones dolorosas y regularizarlas si fueren excesivas.

Antiguamente se usaba como remedio contra las mordeduras de serpientes y para limpiar los cabellos de tiña y caspa.

El jarabe de culantrillo se prepara con un cocimiento concentrado de 100 gramos de planta en 1 litro de agua, colado el líquido resultante, se añade azúcar al gusto. Este jarabe más endulzado aún se daba a los niños pequeños y les calmaba la tos, procurándoles un sueño tranquilo y reparador, puesto que su uso no conlleva nigún peligro.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/la-botica-de-la-sierra/culantrillo-de-pozo-adiantum-capillus-veneris-l-en-la-botica-serrana/20120622091518003097.html


© 2019 Sierra de Gata Digital