Imprimir

El chopo negro (Populus nigra L.)

José Manuel Robledo Vinagre | 01 de julio de 2012

Populus nigra
Populus nigra
En caso de encontrarnos en el campo y no tener otra cosa disponible, podemos echar mano de su corteza para combatir leves dolores de cabeza, a modo de aspirina natural, para ello buscaremos ramas de chopo o sauce no muy jóvenes y les quitaremos la corteza para masticarla extrayendo su jugo sin tragarlas

Alamo negro, chopo negro, negrillo, populo, o choupo negro, son algunos de los apelativos que recibe este árbol de porte columnar que crece en las riberas de los ríos y arroyos de toda la península ibérica y que puede alcanzar los 30 metros de altura.

De la familia de las Salicáceas, es un árbol de hoja caduca, que al llegar el otoño aporta al paisaje un llamativo color dorado que le hace destacar entre los demás árboles, con una corteza grisácea que se oscurece y resquebraja en los ejemplares adultos.

Sus hojas brotan en primavera tras la floración y adquieren un color verde intenso, con forma aovado-romboidal y dentadas en los bordes.

Sus flores unisexuales, se agrupan en amentos colgantes y separadas por sexos, las masculinas en los ejemplares machos y las femeninas en los individuos hembras.

Su cultivo como ornamental se ha extendido mucho los últimos años, especialmente para alineaciones, aunque ya era cultivado por griegos y romanos, que lo denominaron "populus" o árbol del pueblo.

Su madera es ligera y blanda, sirve para fabricar tablones, cajas y artículos domésticos que no tengan que soportar grandes pesos.

Virtudes

Al igual que su primo el sauce, su corteza contiene salicina (ácido acetilsalicílico).

Sus yemas foliares contienen materias resinosas, manita, ácidos málico y gálico, grasa, y salicina.

Con estas yemas se preparaba un antiguo remedio contra las hemorroides, pues incorporándolas a la manteca de cerdo, lograban calmar los dolores.

También formaban parte junto con sus hojas maduras del "ungüento popúleo", que se preparaba con manteca de cerdo, mezclada con hojas frescas de varias especies:  amapola, beleño, siempreviva, mandrágora, lechuga, bardana, violeta, ombligo de Venus.

Toda la mezcla se dejaba macerar durante 6 días en lugar caliente, después se cuecen a fuego lento y se remueven hasta consumir toda humedad.  Colamos el resultado y guardamos en botes de cristal para usar contra las hemorroides y para aliviar dolores locales a modo de pomada.

En caso de encontrarnos en el campo y no tener otra cosa disponible, podemos echar mano de su corteza para combatir leves dolores de cabeza, a modo de aspirina natural, para ello buscaremos ramas de chopo o sauce no muy jóvenes y les quitaremos la corteza para masticarla extrayendo su jugo sin tragarlas.

 

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/la-botica-de-la-sierra/el-chopo-negro-populus-nigra-l-en-la-botica-serrana/20120701200241003285.html


© 2019 Sierra de Gata Digital