Imprimir

El cilantro (Coriandrum sativum L.)

José Manuel Robledo Viinagre | 10 de junio de 2012

Cilantro
Cilantro
Sus frutos se emplean principalmente para cobatir la atonía gastrointestinal, como tónico estomacal y carminativo. Es recomendable en infusión durante los estados fébriles o gripales, cuando para recuperarnos necesitamos ese suplemento de vitamina C, y también durante los estados de fatiga o apatía en general.

Culandro, coriandro, colentro, ciliandro, coentro, o xendro son algunos de los nombres que recibe esta planta aromática que no debe faltar entre las hierbas culinarias de nuestra cocina.

Hierba anual de unos 20 ó 30 centímetros de altura, con tallo estriado y con dos tipos de hojas, las inferiores divididas en pocos y anchos segmentos, como las del perejil, y las superiores más finamente divididas, tanto unas como otras lampiñas.

Sus flores en umbela de cuatro a ocho radios, son blancas, de cinco pétalos desiguales, con cáliz de otros tantos sépalos, aparecen entre mayo y junio.

El fruto es decisivo para reconocer al cilantro, porque ninguna otra umbelífera lo tiene tan perfectamente redondo, es de 3 a 5 milímetros de diámetro con costillas y madura entre junio y julio.

Se cría entre cultivos y de hecho se introdujo entre los granos de algún cereal traído del lejano oriente, sin conocerse el lugar exacto de su procedencia.

Su cultivo es muy sencillo, ya que sus semillas conservan su poder germinativo durante casi diez años, siendo recomendable su siembra con la tierra húmeda por las lluvias otoñales, procurando que la planta nazca antes de las primeras heladas, así la planta se hace más y florece antes. Es muy importante evitar los encharcamientos que tanto daño le hacen al cilantro.

Fresca, la planta despide un olor desagradable, semejante al de los chinches verdes que tanto huelen al atraparlos, pero al secarla dicho olor prácticamente desaparece.

Virtudes

Las umbelas con el fruto, se cortan cuando comienzan a secarse, se secan al sol y se guardan en lugar seco y ventilado.

Es mejor recolectarlo una mañana de buen tiempo.

Contiene esencia de coriandro, azúcares, aceite y vitamina C... Sus frutos se emplean principalmente para cobatir la atonía gastrointestinal, como tónico estomacal y carminativo.

Es recomendable en infusión durante los estados fébriles o gripales, cuando para recuperarnos necesitamos ese suplemento de vitamina C, y también durante los estados de fatiga o apatía en general.

Reducidos a polvo en un mortero, realizamos una tisana con 3 gramos de frutos mezclados con miel a la que añadimos una taza de agua hirviendo, que se toma bien caliente después de cada comida. Si lo necesitamos podemos aumentar la dosis, puesto que para efectos tóxicos se necesitan cantidades de cilantro de casi 100 gramos, aunque no conviene abusar, pues ya lo dice el refranero castellano: "Bueno es el culantro... pero no tanto."

Tomado en exceso, produce una especie de borrachera que puede durar hasta 12 horas, pero sin graves consecuencias.

Sus propiedades culinarias son de sobra conocidas y podemos utilizarlo para aromatizar mantequilla, queso, pan o dulces.

También se usa para fabricar varios tipos de licores.

Antiguamente se daba de beber un vaso de vino con cilantro disuelto para matar las lombrices intestinales.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/la-botica-de-la-sierra/el-cilantro-coriandrum-sativum-l-en-la-botica-serrana/20120610155839002865.html


© 2019 Sierra de Gata Digital