Imprimir

La cebolla (Allium cepa L.)

José Manuel Robledo Vinagre | 18 de mayo de 2012

Posee múltiples virtudes por las que siempre ha sido muy valorada en medicina popular, durante siglos se utilizó para sanar el asma, la diabetes, la hipertensión, jaquecas, reumatismos, tuberculosis, fiebres tifoides y un largo etcétera

Cebola o ceba son algunos de los nombres con los que se conoce a esta planta vivaz, bulbosa y jugosa, que crece hasta medio metro. Su gran bulbo es ovoide o redondeado y según variedades puede estar cubierto de binzas blancas o rosadas, membranosas, con varias capas superpuestas de una piel más dura que la protege. Su sabor acre, a veces es muy intenso y otras dulce. Sus flores aparecen en verano y forman un ramillete globuloso, tienen seis pétalos blancos y seis estambres salientes. Originan un fruto en forma de cápsula con numerosas semillas negras en su interior. Durante el primer año forma el bulbo y durante el segundo, entallece, florece y fructifica.

Planta muy apreciada en la huerta, originaria de Asia desde tiempos remotos y su principal uso es el culinario.

Su comporsición es muy compleja: Esta compuesta de disulfuro de alilpropilo, con compuestos sulfurados, que le confieren sus virtudes. la esencia de cebolla que se esparce por el aire cuando la cortamos tiene la propiedad de hacernos llorar. contiene además diversos azúcares que se caramelizan al freirla, así como vitaminas C, B1, B2 y D.

Virtudes

Posee múltiples virtudes por las que siempre ha sido muy valorada en medicina popular, durante siglos se utilizó para sanar el asma, la diabetes, la hipertensión, jaquecas, reumatismos, tuberculosis, fiebres tifoides y un largo etcétera.

El jugo de cebolla es radiactivo y un poderoso antiséptico como demostró Pasteur.

En sus virtudes coincide con el ajo, y al igual que éste, la cebolla repite con insistencia, provoca sed y permanece su olor en el aliento.

Cruda y aliñada con buen aceite de oliva de la sierra, abre nuestro apetito y favorece la digestión. Deben cuidarse de ella los estómagos muy delicados.

Al igual que el ajo, posee cualidades hipotensoras, pues desciende la presión sanguínea de quienes la tienen muy alta, sin complicaciones secundarias.

Cocida pierde por completo su acritud, comida en abundancia es ligeramente laxante y diurética, pero su virtud diurética es más activa en la cebolla cruda.

Para quien no guste de su sabor, recomendamos preparar "vino de cebolla" para todos estos remedios mencionados, con medio litro de vino bueno blanco, 300 gramos de cebolla cruda rallada y unos 100 gramos de miel para endulzar la mezcla. Reducimos la cebolla a pulpa y la mezclamos con la miel formando una pasta homogénea y poco a poco se incorpora al vino. Podemos tomarlo al día siguiente, pero es recomendable dejarlo macerar al menos 48 horas.

Antes de utilizarlo lo agitaremos, tomando de 2 a 4 cucharadas al día.

Puede ver este artículo en la siguitente dirección /articulo/la-botica-de-la-sierra/la-cebolla-allium-cepa-l-en-la-botica-serrana/20120518075618002468.html


© 2019 Sierra de Gata Digital