El gran maestro “Helénides de Salamina”

Dejaría este personaje una estampa mítica en Casar de Cáceres, no solo por su vestimenta - lo hacía como un prócer de la vieja Roma –, sino por la huella...

Aquel correo que llegaba en "valijero"

Cuánto romanticismo, espera y esperanza, encierran aquellos viejos correos y, por ende, sus depositarios, los carteros, que hacían más cercanas las relaciones entre los...

Los vencejos de Sara

Ya llegaron, Sara, tus vencejos con la magia digital de las letras del “Serragatino”; y venían jubilosos y apretados como una pequeña nubecilla, sabedores de que la...

LAS LETRAS DEL VIENTO. Plaza del Olivo

PLAZA DEL OLIVO     Plaza del olivo /plaza tan tuya / tan mía /Yo no te olvido. Cómo he ido dejando mis pies, El Collado arriba, Collado abajo, la luna cercana y...

El alma de los árboles

Y cuanto os debemos, queridos, amados árboles, en este itinerario, gracias a la amabilidad de esa buena mujer, Sara Fontán, que quien sabe, si en un ritual mágico, no la...

LAS LETRAS DEL VIENTO. Otoño

Ya he dejado en el desván del recuerdo aquellos días de sol y trigo, de era y parva, de piel morena y una moneda inmensa  cayendo en la hucha de la noche, en los pagos...

LAS LETRAS DEL VIENTO. Yo, el olivo

Me plantaron, circunstancialmente, en estos pagos de Sierra de Gata , en el término de Villanueva de la Sierra , provincia de Cáceres, villa en la que nació la fiesta...

LAS LETRAS DEL VIENTO. Dulces días de vendimia

Me retornas, septiembre, a mis pupilas verdes, el cuadro del pintor más grande de la Naturaleza, aquellas vides escalando la viña donde dormía tío Lao – un ser de...

LAS LETRAS DEL VIENTO. Los ojos ciegos del mar

Nunca sabremos más de ti Aylan, tu, chiquitín, donde florecía la vida, la que te arrebataría el mar de los brazos de tu madre, las olas ciegas del mar, los ojos negros...

LAS LETRAS DEL VIENTO. Niños: A la escuela

Ya estaréis intranquilos, niños y niñas, esperando el día de ir a la escuela, cumplir con ese rito cada año, encontraros unos con otros, el maestro y la maestra,...

LAS LETRAS DEL VIENTO. Palabras para Sara

Quizás, Sara, ahora en el descanso del guerrero/ra, ante la quietud del silencio, en la meditación, en el plácido sonido de los grillos – si es que han vuelto tras el...