Mutas gracias

Este fin de semana como parte de las actividades del XXVI Coloquio de Gramática Generativa, me he desplazado con otros veinte lingüistas de distintas procedencias a los Tres Lugares...

La participación ciudadana

Nunca he entendido bien qué significa participación ciudadana: ¿participación en qué? ¿Participación en participar? Me suena como lo de...

Señor Monago, ¿hace un porrito?

Estados Unidos, 2012. Los estados de Washington y Colorado en referendum (bienaventurados los ciudadanos que pueden proponer y votar un referendum porque ellos vivirán en democracia) han...

I ANIVERSARIO El castillo de Trevejo se desmorona

Algo así sería noticia para la prensa nacional. Como este año lo han sido los tres trabajadores muertos en Moraleja o los incendios forestales. Para que estos titulares no aparezcan nunca necesitamos que se publique, que se haga pública, otra clase de noticias. Por ejemplo, es bueno que se sepa que los retenes no disponen de gasolina y que, por tanto, no se están limpiando los montes.

El crepúsculo de A Fala

En Australia, a principios del siglo XX existían más de seiscientas lenguas aborígenes distintas. A día de hoy apenas queda un puñado. Las instituciones educativas se aplicaron concienzudamente para destruir ese inmenso legado cultural y lo hicieron de una manera consciente. De hecho, hasta presumían de ello. La herramienta principal de la que se sirvieron fue la aculturización.

Menos concejales, menos democracia, ¿menos gasto?

Como parte de los recortes del gasto público, el presidente del gobierno acaba de anunciar una disminución del 30% en el número de concejales (alrededor de 20.000 concejales menos). Esta medida, según El País, la aprueban un 90% de los ciudadanos. ¿Por qué? La mayoría de los españoles entienden que esta medida supone un adelgazamiento de nuestra hipertrofiada y privilegiada clase política.