Manuela Elena
Manuela Elena

Quandu Zbigniew Preisner compusu una delas bandas sonoras más conocías dela estoria del cini, encruyó unus versículus que dizían "eàn taîs glôssais tôn anthrôpon lalô kaì tôn angélon", que siempri me llamarun l'atención. Palos que no tuvun la suerti d'aprendel griegu, tan descaecíu comu lo tienin, senifica aquellu de: "si palrara las lenguas delos ombris i delos angis". 

Essi revolutu de lenguas que tenemus es el que hizu que un poeta burgalés entanguilara un proyetu de calavoración con palrantis vernáculus de tol país entitulau “Aire, fuego y deseo”. 

En él, ai vessus canteaus pala fala, pal gallegu, pal asturianu o pal aragonés, mesmu el ladinu, cona buena fortuna de contal tamién con entrepetación musical dellus. Esti poeta desinquietu, Juan Carlos García Hoyuelos, tuvu el acuerdu de contactal con nusotrus paque le traduxieramus unas poesías al estremeñu ai tiempu. 

Cuya suspresa mos estuvu quandu supimus que aquellas poesías tamién divan a sel cantás i gravás en vidiu. En quasi que unus mesis, el estremeñu á passau de sel una lengua que apenas se cantava en copras tradicionalis a tenel una canción moderna ondi án participau genti de Burgus i Estremaúra. 

El son del estremeñu ena vos de Manuela Elena (Amesmalua), clissa i engancha en baxu delos acordis de Rodrigo Vázquez en “En el destierru del mi silenciu”. Es la muestra de que'l estremeñu sirvi más que pa dal omenagis a poetas antiguus i pa palral de gurruminas: el estremeñu es lengua de coltura, siempri lo hue, i agora está saliendu d'essa cegajina delos colrichis p'acolocal-si a pocu a pocu en el sitiu que le preteneci. 

Refressionamus sobre essus grupus musicalis daquí que poían gastal del estremeñu, portugués o fala enas sus músicas i no lo hazin, sobre aquellus escrivientis que no pubrican en lenguas vernáculas, sobre los que siguin a ponel en vergüença las idiomas amenuías por no salir a bolsa. 

Ai una huerça en aquellus que procuran dal-si a entendel en tolas lenguas que abaxan la voluntá delos callaus que prefierin, por apuru, encorujal-si.Nota.- El escrivienti desti testu menta al Cd que s´ajunta al poemario "Aire, fuego y deseo" (en estremeñu "Airi, huegu i deseu"), obra del poeta castillano Juan Carlos García Hoyuelos. Esti poemariu incruyi el cantal en "estremeñu": "En el destierru del mi silenciu". Una entrepetación ena vos dela cantautora Manuela Elena i acordis de Rodrigo Vázquez. "Aire, fuego y deseo" á síu canteau a toas las lenguas ibéricas. El poemariu va arrejuntau conun Cd con recitacionis en castillano i cantaris enas lenguas que se mentan nel libru. (Nel retratu Manuela Elena. Youtube)

Sierra de Gata Digital pubricó, nel su inti, el atiju conesti temina: https://youtu.be/9Yk6QP859Ck

EN EL DESTIERRU DEL MI SILENCIU

Naidi vai a sabel, ni quien acati los mis labius siquiera,
óndi reposa aquel amol que prometí;
naidi vai a sabel, ni yo propiu siquiera,
óndi reposa aquel amol que prometí.

Drentu, mu adrentu, a salvu dun suspiru.
Drentu, mu adrentu, en una isla diminutiva
arretirá dela mangria, de qualquiel puxeu de lárima,
que me envierta en naufragu delos sus besus,
duna esperança que acampi nel mi coraçón
pa vel aluegu
qué cambulantis huerun las sus caricias.

Drentu, mu adrentu, a salvu dun suspiru.
Drentu, mu adrentu, a añus-lus dun alamentu,
junta los sentimientus perdíus,
essus que huerun consumiendu
una luna con pestañas de sándalu.

Mu padrentu, ondi el dolol
no se retuerça comu el ecu. 

------

Adaptación letra y voz: Manuela Elena
Composición musical y producción: Rodrigo Vázquez
Letra poema: Juan Carlos García Hoyuelos
Traductor al "estremeñu": Ismael Carmona García

Guión, dirección, rodaje y montaje: Rubén Cebrián
Producción, coguionista y arte: Manuela Elena
Actor: Santi Senso

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481