I ANIVERSARIO. Sierra de Gata Digital. Si no existiera habría que inventarlo

Los que vivimos “Crónica de Sierra de Gata” sentimos un profundo dolor con la desaparición de un medio escrito que había conseguido un gran prestigio dentro y fuera de nuestra Sierra.

Afortunadamente, la voluntad decidida de Sara Fontán ha permitido le edición digital de este otro medio, si se quiere también impreso, que ha dado continuidad a una idea. Para comprender su grandeza y ponerlo en valor, dado su éxito, sólo tenemos que comprobar con asombro su inexistencia y/o dificultades en otras comarcas.

Sara Fontán y el resto del equipo de Sierra de Gata Digital, han conseguido, y esto si que tiene mérito, hacer de lo difícil algo fácil, como lo saben hacer los grandes creadores de la danza, el teatro, la música o el cine, por eso son grandes.

Pero no contentos con el resultado obtenido, aletean permanentemente sobre sus cabezas un sinfín de mariposas de colores que trasmiten nuevas ideas. Pierden así el miedo a los cambios, que se traduce en una frescura de deliciosa actualidad y, paradójicamente, devuelven a nuestros oídos el dolondón de los cencerros del ganado pastando en los valles o rumiando las escoberas de las empinadas laderas de los montes y los tesos de la nuestra Sierra. 

Se rompe así el aislamiento, uniendo a los pueblos en un mismo tronco y llevando al exterior una información variada y necesaria que transmite arraigo y vuelve entrañable y conocida a esta nuestra gran desconocida de la que sólo, antes de Sara Fontán, la desgracia se prendía en  noticia.

Sierra de Gata ha sabido unir, agolpe de ratón, a los vecinos y vecinas que viven en la Sierra, con los que tuvieron que emigrar fuera y de todos estos con los que quieren conocerla, haciendo revivir historias de antes y de ahora. Como, salvando las distancias, el persistente tracatá de las matracas, llamó al religioso recogimiento de las almas, en la paz serena de las estrechas calles de cantos y de piedras.

Porque un periódico también guarda para sí ese privilegio de hemeroteca, convirtiéndose en historia viva de un Comarca, en la didáctica de las vivencias presentes y pasadas, en decir: aquí estamos porque Sierra de Gata vive