Lus´escrebioris ena palra estremeña (II)

También en la provincia de Cáceres tenemos suficientes escritores como para elegir algún bello poema en fechas señaladas. En sus escrito podemos observar distintos estilos, distintas formas en el uso de la gramática extremeña, pero siempre una enorme riqueza léxica para expresar con claridad los conceptos que el autor desea exponer. La normalización de nuestra lengua vernácula, emprendida por el OSCEC, pretende unificar gramática y vocabulario, siempre con el debido respeto a los localismos

El día 29 de la semana pasada tuve la oportunidad de asistir a un encuentro poético, organizado en torno al día del libro. Tal y como os comenté pude leer, no me atrevo a decir recitar,  dos poemas de José Gabriel y Galán. Uno fue la primera parte de “El Cristu benditu” y el otro, para asegurar la tarde, “El embargo”, pero cual sería mi agradable sorpresa cuando, otra asidua lectora, se encarama al escenario y nos recita “La jedihonda”, incluida en esta misma colección de “Extremeñas”.

Un hecho como este es más importante de lo que, en principio, puede parecer. Los lectores y rapsodas pueden optar por cualquiera de los muchísimos escritores en lengua castellana y, de pronto, lo hacen por uno en lengua extremeña, nuestro antiguo asturleonés, la lengua de nuestros antepasados, de nuestros antiguos, de nuestros abuelos y padres:

Asín jablaba la madri

y asín el iju jablaba,

el iju ajogau de aginus,

la madri ajogá de lágrimas,

él jechao y ella encogía

a la vera de la cama.

-Si siguis asín penando,

te mueris, iju del alma,

y si te casas con ella

te jundis y a tos mos matas. (1).

Cierto es que ninguno nos atrevimos con autores contemporáneos. Tampoco parecía el sitio oportuno, dado el carácter latinoamericano.

Me quedé con las ganas de saber que hubiese ocurrido si sé hubiese leído a un poeta cacereño, de paquí mesmu, velequí de las vecinas Tierras de Coria. A Cruz Díaz Marcos, (Casillas de Coria. 1955), por ejemplo. El público asistente se interesó por esta forma de palrar, preguntaron por este habla y la respuesta estaba ya en el viento, que diría Bob Dylan.  

Paeci mentira que angunus

jechin por tierra lo nuestru,

estu que mienta la genti

que es patrimonio estremeñu.

Dentru d´aquellas raícis

que mos hizierun un puebru,

devíamus de defendel

el abla de aquellus tiempus

que mos truxerun del norti

lus pastoris i cabrerus

astirianus i leonesis,

que jecharun a esti suelu

la hondura i la simiente

d´esti puebru duru i reziu. (2).

Un pueta comprometíu conas cosas nuestras. Escribiol n´estremeñu i castellanu. Las sus premeras puesías juerun emprentás en “Seis y Siete”, suprementu domenical del pedióricu “Hoy” i tamién escrebió en revistas literarias comu “Clarín” o la vasca “Gema de Aranguren”. Praticipó amás en dalgunas cenéficas literarias, destacandu el premiu “Ciá de Coria”, en 1991 i 1992, el Premio de Puesía “Ruta de la Plata”, en 1981, i el premiu de puesía de Calçailla, de 2002. Colaboró en “La nueva literatura n´estremeñu” Volumen 2, espubricá, porel OSCEC, en 2012.

Aunque abunda la poesía, el relato corto y los artículos, también podemos encontrar ya novelas escritas n´estremeñu como “Requilorios” (1984) y “El Revesinu”(2010) o, como ya dije en el artículo anterior, la traducción de “Le Petiti Prince” a l´estremeneñu, por Antonio Garrido Correas,  como “El Principinu”.

“Requilorios”, es la primel novela escribía enteramenti n´estremeñu. “De continu –di e l´autor, José María Alcón Olivera, de naçencia nel Guiju Galistéu- mos habemus sentíu acagazáus i comu con vergüenza de no hablal correstamenti el castellanu, el palral del "señoritu", el de la capital... i ara que no tenemus d'esus prejuicius, siguimus jadiendu juerza pa no dicil alguna palabra que se mos haga notal el "que no sabemus hablal".

Esta novela cuenta la estória Tiu Aleju, enmotáu “El Estiráu”, quien repassa episódius dela su destendia vía. La obra es una retajila bien añuá de sucessus i pressonagis dela Estremaura el sigru passau.

Amás de “Requilorios”, José María Alcón vidu espubricaus várius relatinus. Ena obra “Iberia Polyglotta “s´alla l´estória “El escondíu” i ena revista “Universo Extremeño”, el cuentinu: “Los galápagus de Tio Samuel”. Dalgunas delas páginas de internet están traucías al´estremeñu porél. En 2003 un cuentu largu suyu jorma parti del libru "La torre de papel" con relatus enas distintas lengas i palras hispanas, espubricáu en Galicia cona traducion al castellanu de ca relatu. Tamién en 2007 emprentó una obra de teatru en castellanu conel títulu "El secuestro de las palabras. Dece 2009 una nueva eición de "Requilorius", corregía i cone dizonariu ampliáu se pue mercal por Internet. Enos acabijus del añu 2010 imprenta una nueva novela n´estremeñu: "El revesinu", ena que el lenguaji ara ponisi al serviciu dela literatura, no a la contra comu lo jidu en "Requilorios", pa demostral dalgún möu la esistencia duna palra que en´otru tiempu  usósi de continu en toa Estremaúra. En “La nueva literatura en estremeño”, (OSCEC. 2011), espubricó “Esperando por una juyía” i “Los pelonis de plata”.

Asín emprincipia “Los pelonis de plata”: Me contarun que hazi añus, sesenta o setenta, había en los Santus, dos hermanas solteronas que se llamaban, me paece, Castora y Juliana, que nunca les fue menester trebajar porque sus pairis tenían los posiblis prejisus comu pa no hacelu mentras ellus vivierun y al morirse tampocu, que las dejarun tierras y solaris comu pa no pocuparsi por ná, anque por el caraiti de ca una nunca hubu valienti que se les acercara con ideas caseras… (3)

Otro autor n´estremeñu es el cacereño Cesar García González ha publicado "Cosas del Tío Zenón", colección de romances n´estremeñu; “La leyenda de la Conquista de Cáceres”, drama en cuatro actos; “La guerra del Golfo” y “Adiós al 92”.

No paro e preguntalmi

con mieo y con impacencia

ondi va la joventú

y qué d'esti mundu espera.

Me da mieo por los hijus

qu'están creciendo a mi vera;

peru prontu querrán dilsi

pa vivil sus experencias,

qu'asín le icin los mozus

a jacel lo qu'uno quiera

sin respetu pa los padris

y perdía la decencia. (4)   

--------------------------------------------------------------

1.- Fragmento del poema “La jedihonda”, de Gabriel y Galán.

2.- “Palrandu de reziu en´estremeñu”, de Cruz Díaz Marcos.

3.- “Los pelonis de plata”, de José María Alcón Olivera. En “La nueva literatura en estremeño”, (OSCEC. 2011).

4.- De “ Ondi va la Joventú”, de la colección “Cosas del tío Zenón” de Cesar García González.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481