No está nada mal que, de cuando en cuando, nos despierte en la Sierra un autor serragatino con la publicación de un nuevo libro. Ahora que las ediciones en papel parecen retroceder ante el empuje de los libros electrónicos, suponen un gran consuelo las noticias sobre las publicaciones y el ascenso de la venta de libros impresos

RECREOS INTELIGENTES
RECREOS INTELIGENTES

En este caso cobra una mayor importancia al tratarse de un libro pedagógico que aporta ideas nuevas, basadas en experiencias didácticas y un práctico tratamiento educativo de los recreos escolares, aprovechando la interculturalidad que espontáneamente ofrece el mosaico de alumnos y alumnas que componen las aulas.

Quien no se acuerda de los deseados recreos, cuando el alma inquieta de los encarcelados niños y niñas llenaban de ensordecedores gritos los pasillos camino del patio. Al llegar allí la busqueda de espacio para el partido de fútbol o los juegos con otros niños. Las niñas quedaban prohibidas, separados unos de otras y otras de unos. Al principio éramos todos del mismo pueblo, de la misma ciudad del mismo barrio. Luego esto cambió, llegaron niños y niñas de los pueblos a la ciudad, de un barrio a otro, de fuera de nuestras fronteras. La escuela se hizo más libre, pero los recreos … En los recreos los pequeños seguían buscando sitio. Los mayores lo ocupaban todo …, se echaba en falta un poco de organización que diera rienda suelta al ocio, que facilitara un deporte para todos y los juegos: juegos nuevos, juegos populares, juegos de aquí y de allá, de todos los lugares …

Nos referimos al libro de Julián González Lázaro: “Recreos inteligentes”, donde el maestro y los padres, una vez más, se convierten en protagonistas de un proceso educativo motivado por el cambio de domicilio de los alumnos, la incorporación de otros provenientes de distintas nacionalidades y la escolarización de alumnos y alumnas con necesidades educativas especiales. En todos los casos los niños y niñas aportan características definitorias de su situación de origen a la realidad diferente que ahora se les impone.

Se trata, por lo tanto en primer lugar, de una solución positiva, complementaria con otras, para abordar el conflicto permanente de la integración y la convivencia desde los retos ideológicos que supone el asentamiento de las diferentes culturas que llegan al aula, ya sea por cambios de domicilios o por una inmigración, endógena o exógena, proveniente de las distintas comunidades que componen el espacio nacional o de diferentes países de la geografía internacional. Retos que predisponen al entendimiento mutuo de la multiculturalidad de las distintas etnias, por el intercambio de la idiosincrasia propia de cada cultura que comparte el espacio escolar y que obliga al maestro a explicar quien es cada cual en este tablero multirracial, en la comprensión de la igualdad y la diferencia de cada alumno y alumna y el conocimiento de sus lugares de origen, con las particularidades de su cultura y sociocultura.  

La situación de crisis en España, que ha generado un gran paro, ha acrecentado la preocupación de las familias por los problemas cotidianos del día a día y les  impide una mayor atención a los hijos e hijas que quedan, más que nunca, a cargo de los maestros y maestras y al albur de los aconteceres de la calle, lo que genera un absentismo escolar que aboca al alumnado al fracaso escolar. 

Una ayuda para la consecución de esta interculturalidad puede lograrse, a juicio del autor, a través unos juegos escolares que promuevan objetivos y fines de convivencia, en un espíritu de igualdad y libertad, para la consecución de una formación integral e intercultural y eviten  la violencia, el acoso escolar, el absentismo, … “En definitiva, aclara el autor, lo que se entiende por recreos inteligentes es la programación, planificación y sistematización de los recreos escolares para que, a partir de la innata afición del escolar al juego y al deporte, se logre reconvertir ese espacio horario, (que son los recreos), en un acto educativo gratificante, integrador e intercultural”.

A partir de esta idea pedagógica, eje de la aportación didáctica, Julián González dedica la segunda parte de su libro a la importancia  de la dedicación de los padres  y del entorno familiar, a las escuelas de padres, a la necesaria existencia de puntos de encuentro entre el educador y los padres y a las tutorías.

Y, por supuesto, finaliza el texto con la exaltación del deporte escolar y el juego para combinarlos en una práctica unidad didáctica sobre los recreos inteligentes, objetivo último de este interesante trabajo pedagógico.

Nota.-  Julián González Lázaro, nació en Acebo. Cáceres. Estudió en los Claretianos de San Martín de Trevejo y Seminario de Coria para terminar magisterio en Salamanca y la licenciatura en Filosofía y Letras en Granada. Ha sido maestro en Calahonda, Armilla (Granada) y Madrid, donde fue director de colegio público, inspector de educación primaria y presidente de escolarización.  Es autor de numerosos artículos publicados en revistas pedagógicas. 

“Recreos inteligentes”, vive-Libro. Madrid 2015.