Reverdeceremus (Amus a envernecel)

1.- TOPO. Jevero (Acebo)
1.- TOPO. Jevero (Acebo)

Aires de optimismo e ilusión que soplan sin parar desde las cumbres de las montañas, allende los valles de los que Jálama presume cada primavera, seguros como estamos que amus a envernecel decá na

1.- TOPO. Jevero (Acebo)Velequi Coria, Piornal, Ceclavín, Zarza la Mayor, Moraleja, los músicos que las calles de Acebo acogieron en la solidaria jornada de “Reverdecemos” celebrada en octubre de 2015. Mucha, mucha gente poniendo remedios sobre las cicatrices negras. 


2.- TOPO. Puente Medieval de Carreciá. (Acebo) (1)Sentimientos sanos, anidados en los vecinos de la Tierra, recorrieron y recorren los nuestros valles en armónica identificación. Alma serragatina anidando en nuestros corazones, deshollinando nuestras aturdidas mentes de la pesadumbre, la pena y la angustia.

Se prestan las calles a vestirse de los colores variados de la tierra. Ya vuelve el olor de las migas, el farinato rompiendo la tripa sobre el aceite virgen de las centenarias oliveras, la miel reposando sobre los paneles acorchados de amarilla cera y el pueblo desperezándose sobre el olor a lumbre de castaño, roble y carrasca seca. 

Así, con todo esto  llegaron Aldaba, El Tálamo, Virgen de Sequeros, Jóvenes Extremeños, Savia Viva, el zancudo Chuchi y La Lumi, está última graciosamente escondida tras su enorme bombo y su micrófono de diadema. Saben mucho esta gente de los cantares que los antiguos dejaron escritos sobre las canchaleras. Por eso las gargantas se amarraron al “Cochinina, marrranina”, para levantar alguna traviesa lágrima. Tantas veces oído en Acebo y repetidas, sus alegres versiones de “Ya vienen los carnavales”, en el Piornal, Pescueza, Torrequemada o Badajoz.

Todos y todas volvimos a tener aquella moralejana sensación solidaria cuando la luz  pura alumbró las paredes de piedra y el agua clara susurró por las torrenteras. 

Luego fueron los artistas de la noche los que llegaron al Valle de la Pelota y otros músicos, de los que os 3.- TOPO. Río Cervigona. (Acebo)hablo hoy, que, con los sus bailes folklóricos y con los sus cantares populares, llenaron las calles y las plazas del aire limpio que recorre a diario la paz de las veredas. 

Fue entonces, tan sólo fue un momento, cuando la montaña quedó fundida con el valle y los pueblos juntaron de nuevo sus manos en solidaria muralla y ahora es cuando un nuevo video, del que adjunto enlace, sube a las redes con este título de “Festival Solidario Reverdeceremos”. Bienvenidas todas las iniciativas que ayuden en la consolidación de la recuperación de los pueblos serragatinos afectados y, sobre todo, de los tres pueblos de Alba: Acebo, Hoyos y Perales del Puerto.

Es lógico y justo que la Asociación de Desarrollo Integral de Sierra de Gata (Adisgata), haya solicitado la concesión de la Medalla de Extremadura para el Ayuntamiento de Moraleja, representando a todos los vecinos y vecinas, a todos los voluntarios y voluntarias, a la solidaridad generalizada por el sufrimiento esta Sierra. 

Ha surgido en la Sierra de Gata un hilo de esperanza, aupado por el admirable comportamiento y la buena organización en la acogida de los evacuados del incendio al pueblo de Moraleja, empujado por los gestos de solidaridad venidos de dentro y de fuera, por el verdegueu de la tierra. Aires de optimismo e ilusión que soplan sin parar desde las cumbres de las montañas, allende los valles de los que Jálama presume cada primavera, seguros como estamos que amus a envernecel decá na. 

Es imparable en la Sierra la perspectiva de un futuro posible, el sentimiento razonable de que unidos podemos despertar del  pasó de los siglos que nos arrinconó en la soledad completa y de aquel terrible trueno que reventó el tímpano de nuestros oídos haciéndonos vagar, durante días, como almas en pena, amormados por la velocidad de los acontecimientos. 

Amus a envernecer –abemus dichu- i vimus alus nuestrus campus a piqui de barrundirssi. Tan emborrajaus enantis, agora son escapazis de comelsi los cachus de colteças quemás. Vimus verdegueal la tierra baju los nuestrus pies, juricheandu hasta el jondonaju pa recuperar el lustri perdíu. Mentris tantu los hombris porfían al seranu dela praça, pasau el lobau, si ya se puen echal las caballerías a relba.

Reverdeceremos –hemos dicho- y vimos a los nuestros campos a punto de arruinarse. Tan revueltos de ceniza antes, ahora son capaces de comerse los trozos de cortezas quemadas. Vimos verdeguear la tierra bajo los nuestros pies, hurgando hasta el hondón para recuperar el esplendor perdido. Mientras tanto los hombres discuten en la tertulia de la plaza, pasado el disgusto, si ya se puede dejar el ganado en el campo.

Video.- Edición: Ángel Almazán/Dirección e imagen: Paco (Kiko) Rodríguez Estévez.

Fotos de Acebo.- Sergio Franco “Topo”. Jevero (1)/Puente de Carreciá (2)/Río Cervigona (3)/Torre. Veleta (4). Con mi agradecimiento.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481