Como dice Sara en su artículo “La Sierra de Gata, un año después”, en la Sierra late el miedo. Ante el menor indicio de un posible olor a humo, el sistema nervioso central hace saltar todas las alarmas. El posible sonido del motor de un helicóptero nos sobresalta, y nos hace buscar la correspondiente columna de humo…

Sí, un año después del catastrófico incendio del pasado verano, los vecinos de la Sierra tenemos miedo a que la Sierra vuelva a arder en cualquier momento de este seco y caluroso verano. Y el estado de las cunetas de la mayoría de los caminos de la Sierra repletos de maleza reseca, no ayuda a combatir el temor…

Los medios de comunicación se hacen eco de los planes y proyectos diseñados por la Universidad de Extremadura y apoyados por las administraciones regionales, encaminados a cambiar la nefasta política de gestión forestal que venimos padeciendo y que ya fue denunciada en el manifiesto de la Plataforma Sierra de Gata. Y los ciudadanos queremos creer que dichos planes y proyectos se van a llevar a la práctica, y que esto se va a hacer a no muy largo plazo…

Los medios de comunicación también se hacen eco de las conclusiones a probadas por el Pleno de la Asamblea de Extremadura, asumiendo que el incendio del pasado verano se descontroló a pesar de los recursos disponibles, por cuestiones como la falta de gestión, la descoordinación, el mal avituallamiento de los trabajadores, etc. Y los ciudadanos queremos creer que las administraciones regionales ya se han puesto a trabajar, en realizar los cambios necesarios en los protocolos de actuación en la lucha contra los incendios, para corregir los errores detectados.

Sí, los vecinos de la Sierra tenemos miedo. Y esperamos que las administraciones regionales, sean diligentes en la puesta en marcha de los planes y proyectos de gestión forestal diseñados, y en la realización de los cambios necesarios en los protocolos de actuación en la lucha contra los incendios.

Pero el silencio de las administraciones ante las preguntas de los ciudadanos no ayuda a combatir el temor…

A finales de junio la Plataforma Sierra de Gata hizo llegar a las administraciones regionales y comarcales una serie de PREGUNTAS, con el fin de aclarar dudas referidas a la situación actual de nuestra Comarca y para ayudar a afrontar el futuro con confianza. La respuesta de las administraciones ha sido el SILENCIO. Un silencio que no sólo no ayuda a combatir el miedo, sino que incrementa las dudas y la falta de confianza en el futuro…

Como vecino de la Sierra necesito respuestas a preguntas como: 

¿Se está trabajando en destinar parte de los fondos del PER, a la creación de cuadrillas en todos los pueblos, coordinadas por los agentes forestales y dedicadas a la limpieza de los montes?

¿Se está trabajando en alguna estrategia de actuación que permita la intervención sobre las plantaciones de pinos en fincas privadas, en caso de estar abandonadas por sus propietarios, con el fin de adehesarlas  para hacerlas menos peligrosas en caso de incendio?

¿Se está trabajando en realizar cambios en la regulación legal de la gestión de los incendios, para facilitar la participación voluntaria en labores de extinción de los incendios, contando con la experiencia y el conocimiento del terreno que atesoran las vecinas de los pueblos, a la hora de organizar los movimientos de los cuerpos de extinción? 

 ¿Se está trabajando en la creación de un protocolo de actuación, que asegure que los responsables de la gestión del incendio, se encarguen de contactar con las personas que viven en casas alejadas de los cascos urbanos de los pueblos, con el fin de avisarles de que el incendio avanza hacia sus viviendas y comprobar si necesitan ayuda?

   ¿…?

   Sí, los vecinos de la Sierra tenemos miedo y necesitamos respuestas.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481