La Fatela con las llamas a sus espaldas. PEDRO FRANCISCO SANTOS
La Fatela con las llamas a sus espaldas. PEDRO FRANCISCO SANTOS

Lo que sigue es una crónica de lo que yo viví en primera persona aquella semana de agosto de 2015 y de mis primeras impresiones. He intentado ser fiel a los hechos y sólo he añadido detalles de terceros que me parecían de interés. Al final no me voy a ahorrar unos comentarios como entrada de los siguientes capítulos.

Empecemos.

Primer día ¿Una tragedia anunciada? 

En esa semana, la previa a las fiestas de San Lorenzo en Hoyos, y dentro de la tónica general del verano, se contaba con dos factores que la hacían la más peligrosa del año en lo que respecta a los incendios:

1º Mayor aumento de población de todo el año coincidiendo con las fiestas veraniegas de distintos pueblos: Gata, Villasbuenas, Perales, Hoyos y Acebo. Días de mayor afluencia también a las piscinas naturales. 

Ya hay estudios que relacionan el aumento de población estacional con el aumento de los incendios forestales, de los pequeños (conatos) y de los grandes. Un ejemplo son los de Rocío Blas Morato que los expuso en las Jornadas organizadas por ADENEX en Hoyos, en Noviembre de 2015. En la web se puede consultar también el Mapa de riesgos de Incendios Forestales en la Provincia de Cáceres (pdf)

2º Condiciones de peligrosidad climatológica extrema por baja humedad y temperatura. También por viento.

El día 6 de agosto nos encontramos con una situación de alta temperatura y muy baja humedad a la que se añadió en aquella noche un fenómeno muy habitual en estas fechas en la Sierra: Son los fuertes vientos de carácter topográfico (catabáticos) muy secos, que, debido a las diferencias de temperatura, soplan desde la Sierra al llano y que llevaron el fuego sobre Hoyos en la tarde-noche del 7 al 8. 

Una curiosidad: La peligrosidad ambiental de esos días ESTABA ANUNCIADA. En el Observatorio de Incendios de la Cadena Ser del día 3 de agosto se dijo. No sabemos si al final un supuesto incendiario o pirómano utilizó esa información de forma contraria a la pretendida pero desde aquí me gustaría darles un toque de atención a los responsables de esa cadena: No se debe lanzar cierta información a los cuatro vientos, no sea que tenga el efecto contrario.

Con todo, los dos factores agravantes expuestos a mi me llevan a pensar en que la causa ha sido accidental o debida a una negligencia. Precisamente la hora estimada de inicio coincide, dentro del día, con la más peligrosa: Mayor afluencia a la piscina de Acebo y peores índices de humedad y temperatura. Al atardecer vino el viento. No es tan fácil que una simple colilla provoque un fuego pero con tantas posibles colillas y en estas condiciones... El inicio, según ciertos vídeos tomados desde la piscina, fue como una explosión. Un efecto de las condiciones meteorológicas, especialmente de la falta de humedad de la vegetación.

Un fuego con estos factores si no se controla en sus inicios, cuanto todavía es un conato, es muy difícil de atajar. Realmente no hay operativo de incendios suficiente que pueda hacerse con un incendio de estas características. Y así sucedió.

Mucho se ha hablado de la falta de previsión del operativo del Plan INFOEX y ciertos problemas para atajar el fuego en su inicio. Independientemente de la posible existencia de un causante humano, bajo investigación de las autoridades pertinentes, las condiciones en que se produjo el siniestro son capaces de provocar y extender un conato, por muchos medios que se desplacen en un primer momento. 

Una vez extendido, las horas de luz son vitales ya que es en esas horas cuando pueden actuar los medios aéreos. Pero más importante que sofocar el fuego la principal función de estos medios es desplazar a los retenes a las zonas inaccesibles. Porque el fuego se apaga en tierra, no desde el aire. Es más, cuando hace mucho calor el agua puede evaporarse antes de llegar al suelo, especialmente si, por la falta de visibilidad, se lanza a mucha altura.

Desde el primer momento se comenzaron a producir otros conatos en zonas alejadas del fuego principal. Estos habitualmente se atribuyen a posibles incendiarios pero son perfectamente posibles por la dinámica del fuego. El viento transporta las pavesas a larga distancia. Este viento es muy seco y puede prender en cualquier sitio. Así se fueron produciendo conatos por toda la falda del pico de Jálama. En estos conatos es importante desplazar los retenes lo más rápido posible. 

También hay que decir que es poco improbable, aunque no imposible, que posteriormente a la aparición del primer conato alguien se aprovechara de la situación para provocar más conatos, pero por la información recogida es perfectamente posible que los otros conatos que aparecieran dispersos esa tarde fueran debidos al primer fuego. Nadie se pone a provocar fuegos con todo el operativo encima.

Realmente, reconozco que no he seguido con demasiada atención el devenir de la comisión creada al efecto para aclarar lo sucedido con respecto al incendio y menos desde que ciertas informaciones parecían indicar en qué iba a acabar todo esto (confirmadas en la reunión informativa que ofreció el grupo PODEMOS en Hoyos) pero, con los datos que conozco, me reafirmo en que el origen primero parece ser una causa accidental. Y no busquen otras como conseguir madera barata o las recalificaciones de terreno. Estas, si llegan a darse, vendrán después ya que a río revuelto... y un gran incendio es un río muy pero que muy, muy revuelto. 

Primeras impresiones y primeras evacuaciones

En un primer momento los vientos dominantes dirigen el humo en dirección Oeste-Este y hacia las seis de la tarde ya lo percibimos por encima de los pinares de Granadilla, situados a 70 kilómetros.

Esa noche los vientos soplan de Norte a Sur y llevan el fuego a Acebo y a Perales que son evacuados en la madrugada del día 7. Al día siguiente Cáceres capital está cubierta por una niebla espesa que llega hasta Mérida. Llamo para preguntar a algún testigo de la evacuación de Perales. A algunos les dio más miedo irse que quedarse, por el follón que se montó en la calle.

Esa tarde, día 7, me acerco personalmente a comprobar los efectos del fuego. En la Fatela el espectáculo de las instalaciones abrasadas es dantesco, aunque creo que en el fondo y como en el caso de los neumáticos de Seseña, más bien pareciera una catástrofe anunciaba para el quizá excesivo proyecto hostelero.

Pero en los alrededores las fincas que estaban limpias (olivares y otras) se han salvado porque el fuego no ha pasado del pasto a las copas. Aquí los pinares eran en su mayoría jóvenes y no han propagado el fuego a las fincas colindantes. Eso sí, no ha quedado ni uno. Parece que en un primer momento el fuego avanzó tan rápido que muchos pinares ardieron pero de forma poco intensa, lo que disminuyó los daños.

Los focos activos se aparecían muy dispersos por todo el término de Acebo y desde el mirador de Los Muros en la carretera de Valverde se apreciaba la lengua de cenizas que llega hasta Perales y que parecía que por milagro, no había avanzado hasta Hoyos. Realmente no hubo milagro como se pudo comprobar en unas horas...

Había ya muchos medios, incluida la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Estamos ya a viernes. Me acerco al centro de operaciones situado en Perales a informarme un poco más. Decidimos que esta noche es mejor quedarse en Coria a esperar acontecimientos. 

El incendio se reaviva: Hoyos clausurado

Esa noche volvieron con intensidad los vientos topográficos y al final se evacuó Hoyos en la madrugada del día 8. Para mi las de la madrugada de ese día son las imágenes más impresionantes de toda esa semana de imágenes impactantes. Se lo digo a algunos compañeros que tienden a contemporizar o a banalizar el asunto debido a todos los incendios que, por nuestra profesión, nos ha tocado vivir y que parece que nos tienen que endurecer el carácter ante otros colectivos y ante nuestros superiores. 

Cuando en Coria recibimos las primeras noticias de que se había evacuado Hoyos en la noche del 7 al 8 de agosto lo primero fue ir a Moraleja a buscar a algunos familiares, especialmente a los mayores. Al llegar el espectáculo es dantesco: Sobre un fondo rojo, el olor a quemado y lloviendo pavesas Cruz Roja, Guardia Civil, Protección Civil y muchos voluntarios han montado un operativo que yo sólo recuerdo haber visto por televisión en catástrofes parecidas. Pero la gente que ves en el Pabellón Municipal son gente conocida, gente que habitualmente te encontrarías en alguna verbena o en algún otro acto multitudinario. Hay personas mayores que hace tiempo que no ves porque en el pueblo ya no salen de casa. También hay mucha preocupación por el estado de los hogares, de las fincas, de los que se han quedado y muchas miradas perdidas...

Están repartiendo mascarillas y hablan de evacuar el lugar para acoger a los habitantes de Cilleros o incluso alguien habla de evacuar Moraleja...

Recojo a los familiares y nos vamos para Coria porque aquí no se puede hacer mucho más. Los accesos a Hoyos están cortados para quienes no formen parte del operativo de extinción.

El fuego parece que actuaba ahora con más violencia y ello se debe a que conforme pasan los días hay factores que agravan estos siniestros, entre otros: 

1º El calor no deja de acumularse: En determinado momento se llegan a formar enormes corrientes ascendentes alimentadas por la gran cantidad de combustible, el viento y el propio fuego que producen unas llamas de grandes proporciones (y un ruido ensordecedor muy característico). Esto también puede deberse a la aplicación de contrafuegos ya que en estas fases es la única técnica efectiva.

2º Los miembros del operativo cada vez están más cansados y ello afecta al rendimiento. Si ya es de noche se suspenden las operaciones aéreas y el operativo terrestre tiene que trabajar con más precaución. Hay que esperar a la hora del amanecer que es la más propicia... pero aquí no lo fue.

3º Se tiene que recurrir a relevos que normalmente desconocen la zona. Esto es muy importante ya que los primeros que actúan son los retenes de la comarca y los primeros que se “queman”. Las sucesivas oleadas son gentes cada vez más desconocedoras del territorio y esto en las zonas rurales y de montaña es vital. Si encima no hay personas de la zona que les indiquen... Por ello permítanme dudar de la efectividad de un cuerpo como la UME o de otros medios como los Bombeiros Voluntarios de Portugal (que los pobres ya traían lo suyo), lo que no quiere desmerecer en nada su actuación. 

La larga espera: Los Medios ¿informativos? 

Durante el día 8, con todo el pueblo evacuado, con noticias confusas de los que se habían quedado escapando a las advertencias o a los controles, muchos lo pasamos pendientes de la TV... que no decía nada.
Y es que, aunque la primera necesidad de las 15 personas que nos juntamos en un piso que no es pequeño pero que no deja de ser un piso, era la de descansar (pocos habían dormido esa noche) la otra necesidad era la de informarnos. Dado que los únicos que se quedaron en el pueblo eran los que se habían saltado la orden de evacuación y algunos retornados y estos no estaban para mandar mensajes, la única información que iba apareciendo lo hacia en internet en algunos (pocos) diarios digitales y a través de medios como facebook (al que nunca me acostumbraré sabiendo sus conexiones...). Digo única porque ni la radio ni la televisión informaban de nada en esos momentos. Es más, incluso la televisión autonómica  tuvo programación de relleno y ni siquiera fue capaz de desplazar algún corresponsal desde primera hora, aunque hubiera sido hasta Moraleja.

Luego los informativos mezclaban las primeras imágenes de impacto con las no menos impactantes del Presidente de la Nación en pantalones cortos... (es que estaba de vacaciones). 

Imaginen cuando se difundió la imagen tremenda de la casa de la familia Campa ardiendo.

Después nada. Algo de carnaza, algún vecino indignado y las imágenes de los políticos de todo signo según iban a hacerse la foto en un fondo de cenizas. Todavía se siguen emitiendo por televisión algunos programas que yo llamaría de información de “bajo perfil” sobre el incendio. Y es que en muchos de esos programas echo en falta la opinión de la Administración. ¿Para cuando un capítulo especial de “Alerta Incendio” (serie emitida en 2014) en Canal Extremadura?

Ese mismo día, por la tarde, hago otra visita para buscar a algunos familiares despistados. En Perales hay... ¡vaquilla! Hay controles de la Guardia Civil en el cruce de la Fatela y en el cruce de Acebo para acceder a Hoyos. Parece que tendremos que pasar la noche fuera del pueblo.

Eso sí, los medios de extinción son numerosísimos, quizá demasiados.... Ya han llegado los Bombeiros Voluntarios de Portugal a los que algunos todavía les conceden todo el mérito de controlar el incendio... La verdad que su paso por Moraleja fue impresionante pero traían ya una carga de trabajo los pobres (busquen sus protestas en la página web http://www.bombeiros.pt/

Como no hay mucho que se pueda hacer me acerco al Embalse de Borbollón a ver cargar a los hidroaviones (cuento 5 o 6).

Se levanta el cerco

El día 9 nos dicen que ya se puede acceder a Hoyos. Hoy comienzan las fiestas de San Lorenzo, pero el Santo se quedará en la Iglesia porque las fiestas se suspenden. No sé como explicarle a mi hija que hoy no tendrá lugar la verbena que ella tanto esperaba...

Me acerco a visitar las fincas que escaparon por milagro el día 7. Pero esta vez no ha habido milagros. El fuego ha afectado de tal manera a algunos olivos que más parece el resultado de un bombardeo. Los olivos se habían labrado una semana antes. Y es que no todas las fincas agrícolas estaban sucias, pero esto no fue suficiente para detener el fuego y más uno de estas características. 

A falta de fiestas ya sólo quedaba echar una mano a los más damnificados, limpiar las cenizas, actuar de voluntario o contemplar como los medios aéreos se empleaban en sofocar los últimos focos.

Todavía queda mucho personal del INFOEX en labores de remate y control del perímetro que es enorme y afecta a siete términos municipales.

En los siguientes días se da por controlado el incendio pero pasaría un mes hasta que se diera por extinguido. Las cifras finales hablan de unas 8.000 Ha y 100 Km de perímetro exterior. 

Después del incendio: El Post-Incendio

Desde luego yo no había vivido una movilización tan grande después de un incendio. Enseguida comenzaron a aparecer plataformas de afectados y empezaron las reuniones. Asistí a una en la Casa de Cultura de Hoyos en la que se comenzó haciendo una especie de "tormenta de ideas" de la que lo último que recuerdo es cuando se decidió formar la Comisión "anti-pino".

La verdad es que allí había mucha gente verdaderamente preocupada.

Después vino una especie de "San Lorenzo para los niños", El Festival de Flamenco, El de música Reverdeceremos (todos recordaremos la actuación de Los Ramoninos). El Mercado de Artesanía. Luego el Comité de Jumelage de Sainte-Verge en Francia, pueblo hermanado con Hoyos, hizo una importante donación. En fin, las actividades parece que no han cesado y se prevé que el próximo San Lorenzo sea por dos.

Pero también llegaron los políticos y tras ellos las ayudas y un montón de dinero en inversiones de diverso tipo. Se adelantaron fondos europeos y las empresas empezaron a llegar (algunas ya se habían dejado ver durante las labores de extinción). Se repartieron los trabajos de corta de toda la madera quemada de forma un tanto precipitada y poco clara para ojos profanos. Comenzaron a aparecer las inevitables pistas y vías de saca, algunas tremendamente impactantes pero ¿necesarias? (volveremos sobre esto más adelante). Otras obras ya se habían demandado tras el incendio de 2003 como la pista que separa la Cuesta de las primeras viviendas del casco urbano.

Probablemente este paisaje se recuperaría en unos años si no fuera por la pista que recientemente se ha abierto.

A esto se le llama política “reactiva” (de reacción). Recuerda a la política seguida tras la catástrofe del Prestige. Los pescadores sólo dejaron de protestar cuando llegaron las ayudas.

Otros años (tras los sucesos de 2003 por ejemplo) se convocaron subvenciones para atender a los damnificados. No es que fuera un programa “modelo” precisamente pero creo que fue más ecuánime que el de ahora. 

No sé si todavía alguien estará esperando la declaración de zona catastrófica o por lo menos que le corten los olivos... yo desde luego no. Ya son leña los que aguantaron el fuego de 2003.

Mientras tanto ¿sólo se están cortando pinos y haciendo astillas o ya se han dado por finalizadas las labores de protección de laderas y cauces? La verdad es que el portal institucional http://www.incendiogata-institucional.es/ no es que diga mucho (muchos enlaces, los de mayor interés como la localización de actuaciones, ni siquiera funcionan).

Por último, tampoco sabemos si la Administración ha valorado el efecto que tendrá todo esto en el resto de Ayuntamientos no afectados y en las empresas que no fueron elegidas. Porque algunos Ayuntamientos que, por suerte o porque las condiciones sociales y ambientales han sido otras, no sufren tan habitualmente estos siniestros, pueden ver estas inversiones como un agravio. Y en cuanto a las empresas ahora parece que van a empezar a gestionar algunos o todos los montes públicos (se dijo en IBERFORESTA en Plasencia el pasado Abril), como si eso fuera la solución (para las empresas parece que sí, para los montes... y las gentes de su entorno).

Y es que todo gran incendio supone, aparte de una gran catástrofe, el aumento de unas inversiones, las forestales que, en origen, son un tanto “escuálidas” (especialmente en el caso de los montes privados) comparadas con otras como las dedicadas a carreteras y otras vías de comunicación.

Si hubiera que buscar alguna motivación económica en los incendios forestales aquí no estaría en las recalificaciones o en hacerse con la madera. La única motivación económica que yo veo aquí, si la hay, la constituye el propio incendio, las inversiones en prevención, en su extinción y control y en las labores posteriores. Y es que, desde el punto de vista de un economista, los incendios forestales serían "una oportunidad de negocio" ni más, ni menos. Para otros serían además "una oportunidad para la propaganda". 

Como no escapemos de esta imagen, real o no, mal vamos.  

NOTA. Este mismo artículo puede leerse acompañado de gran profusión de imágenes en el blog de Hermanamiento Hoyos Sainte Verge. 

El Gran Incendio Parte 1 - La Sierra de Gata.

El gran incendio (parte 2): Causas y factores que intervienen en la propagación de los incendios forestales.

Este diario lo hacemos todos. Contribuye a su mantenimiento

ING Direct - Sierra de Gata Digital
Nº CC ES 80 1465 010099 1900183481